Mejores tecnologías para mejorar los motores de combustión: más seguridad y mejor eficiencia

Mejores tecnologías para mejorar los motores de combustión: más seguridad y mejor eficiencia

Escrito por: Victor Alós Yus   @sepelaci    23 abril 2018     3 minutos

Aunque los coches eléctricos parece que se están imponiendo, pero los motores de combustión están mejorando sus características para ofrecer más eficiencia

Los motores de gasolina están experimentando una evolución constante desde su creación hace unos 100 años. Hoy, esa evolución continúa y cada vez los bloques son mejores, más eficientes y con una tecnología que no solo ofrece más potencia, menor consumo y un funcionamiento más eficiente, sino que sirve todavía como referente de movilidad. Y es que después de ir creciendo en tamaño y potencia, actualmente la tendencia en este tipo de motores pasa por hacerlos más reducidos, con menos cilindros y sin embargo, manteniendo una potencia suficiente como para ser eficientes.

El motor de combustión ha ido cambiando y la tecnología permite que se evite la pérdida de energía, lo que repercute en un mejor funcionamiento y en una menor necesidad de combustible. Las exigentes leyes sobre consumo y emisiones han propiciado esta mejora en los motores, aunque todavía hay mucho camino por resolver. Los coches eléctricos se muestran como el futuro más probable para eliminar a los motores de combustión, pero esto todavía está por ver. Y es que los motores de gasolina pueden seguir mejorando e incluso reducir la huella medioambiental que produce, igualándola a los coches eléctricos.

Esto no es tan descabellado como se cree. La fabricación de las baterías y la producción de energía eléctrica que las alimenta provoca la emisión de gases contaminantes, por lo que aunque los coches no produzcan gases, sí que forman parte de un proceso que genera contaminación. Para evitar que los coches con motor de gasolina contaminen tanto como hasta ahora, la tecnología acude en su ayuda. Estas son algunas de las soluciones tecnológicas que pueden ayudar a conseguirlo.

Hibridación

La hibridación es una buena manera de reducir consumos y emisiones. Unir el motor de combustión a uno eléctrico permite que el motor de combustión trabaje menos y se consiga un ahorro considerable en ambos aspectos. Incluso una hibridación de 48 voltios, un tipo de vehículos que se está popularizando, consigue reducir esa cifra.

Gestión del calor y la fricción

El calor generado provoca que el motor de combustión no funcione correctamente, así que mejorando los sistemas de refrigeración, el motor acaba teniendo un comportamiento más eficiente. La ausencia de fricción también resulta atractiva, ya que el desgaste es menor y el funcionamiento mejora y perdura en el tiempo.

El embrague electrónico en transmisiones manuales

Los embragues automáticos son cada vez más populares y permiten un buen comportamiento del motor. Pero los cambios manuales siguen dominando el mercado y también han de mejorarse. La inclusión de un embrague electrónico permitirá a los coches equipados con cambio manual utilizar características que solo eran posibles con el cambio automático. Y con ello, viene el ahorro en gasolina y reducción de emisiones.

Combustibles alternativos

Y, por supuesto, un motor de combustión no solo utiliza gasolina o diésel para moverse. Pese a que los eléctricos parece ser que se convertirán en la alternativa más popular, lo cierto es que hay otros combustibles que son compatibles con los motores de gasolina, o al menos, se pueden adaptar a ellos con facilidad. Todas estas mejoras son las que permitirán que el motor de combustión continúe funcionando y que poco a poco vaya adaptándose a las normativas cada vez más exigentes en materia de emisiones. Y por supuesto, ese ahorro de gasolina que a todos nos gusta disfrutar.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.