El Mercedes-AMG GT R Black Series se pone en forma en su gimnasio particular

El Mercedes-AMG GT R Black Series se pone en forma en su gimnasio particular

Escrito por: Miguel Lorente    25 octubre 2019     3 minutos

La firma alemana apura los últimos días de apertura del Circuito de Nürburgring para dar los toques definitivos al Mercedes-AMG GT R Black Series

La despedida progresiva de los portentosos motores V8 desarrollados por Mercedes-AMG puede que tenga reservada un último homenaje bajo la denominación Black Series.

Al estilo del recién presentado Subaru WRX STI EJ20 Final Edition, la versión que pone el punto y final a la producción del motor que, durante 30 años, ha dado vida a, entre otros, la berlina deportiva nipona, Mercedes-Benz y, más en concreto, su departamento de preparaciones deportivas, AMG, podrían estar desarrollando el V8 más brutal conocido recientemente.

Mercedes Benz Amg Gt R Black Series (3)Con la etiqueta de Black Series, se introdujo las variantes más extremas de un puñado de flamantes deportivos, llevados hasta donde los límites de la técnica permitían porque, los de la cordura ya fueron traspasados.

Así, el Mercedes-Benz SLK 55 AMG Black Series de 2007, el espectacular Mercedes-Benz CLK63 AMG Black Series de 2008, el monstruoso Mercedes-Benz SL65 AMG Black Series de 2009, aunque este equipaba un descomunal motor V12 biturbo, el atlético Mercedes-Benz C63 AMG Coupe Black Series de 2012 y, finalmente, el último de los Black Series hasta la fecha, el elegante Mercedes-Benz SLS AMG Black Series de 2014, han sido las variantes más extremas jamás producidas por AMG, hasta la fecha.

El Mercedes-AMG GT R Black Series cambia de traje

Debido a que, tomando como base el Mercedes-AMG GT, sabemos desde hace meses que AMG ultima la puesta a punto de la versión más radical como Mercedes-AMG GT R Black Series.

Para quienes el Mercedes-AMG GT R PRO, el coche derivado del modelo de carreras participante en la categoría GT3 y GT4, adaptado y homologado para circular por carretera ordinaria, no les resulte lo suficientemente radical, el nuevo miembro de la familia Black Series promete dar miedo.

Tanto es así que, gracias a nuestro spotter favorito, hemos podido ver cómo una unidad de preproducción del Mercedes-AMG GT R Black Series se enfrenta a su fase final de desarrollo en su habitat natural, en circuito y, si hay algún circuito donde Mercedes-AMG tuviera y pudiera que entrenar esta bestia es en el Circuito de Nürburgring.

Tanto en pista como en las inmediaciones de las instalaciones también conocidas como el Infierno Verde, se ha podido ver un Mercedes-AMG GT R Black Series con, no solo, un intenso camuflaje, sino diferentes elementos en su carrocería no vistos anteriormente y un singular aparataje colgando de su carrocería.

Esto podría significar que el final de la preparación ha llegado, que el coche está listo para entrar en fase de ensamblaje y que estaríamos próximos a ver, por fin, su aspecto y especificaciones definitivas.

Una vuelta de tuerca, o dos

Así, y aunque no haya confirmación, todo hace indicar que el motor que animará a esta bestia será el ya habitual bloque de 8 cilindros en disposición de V, de 4 litros, biturbo. Teniendo en cuenta que el citado Mercedes-AMG GT R PRO ofrece 585 CV, la versión más radical del coupé no debería ofrecer menos de una potencia de entre 600 y hasta 700 CV.

Pero lo más importante no sería su potencia sino su capacidad dinámica y, por ello, el tiempo realizado por el piloto Maro Engel a bordo del GT R PRO que no pudo bajar de la barrera psicológica de los 7 minutos (7 minutos, 04 segundos y 632 milésimas) debería ser pulverizado por el Black Series.

La espera se hace eterna y, aunque apostábamos a que su presentación sería durante este mismo 2019, todo parece indicar que, finalmente, este coche será expuesto de manera oficial ya en 2020.


Comentarios cerrados