Cazado un Mercedes-AMG GT R a 180 km/h por la autopista

Cazado un Mercedes-AMG GT R a 180 km/h por la autopista

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    21 marzo 2021     3 minutos

En esta ocasión se ha detenido a una conductora de 20 años que circulaba a 180 km/h por la SE-30, Sevilla, a los mandos de un Mercedes-AMG GT R.

Fue hace escasos días cuando se detuvo al conductor de un BMW M2 CS a más de 200 km/h por la autopista, y hoy se repite la historia en menor grado pero igualmente denunciable. Y es que la conductora de un Mercedes-AMG GT R ha sido cazada circulando por la SE-30, Sevilla, a 180 km/h. Su detención ha sido posible después de que la infractora publicase en sus redes sociales el susodicho vídeo en el que se aprecia, sin ningún tipo de tapujos, la velocidad a la que se desplazaban en ese mismo instante.

Los hechos ocurrieron el pasado 6 de enero, cuando las cámaras de la DGT detectaron a un vehículo circulando a toda velocidad. Gracias a que la joven conductora de 20 años compartió el vídeo excediendo el límite de velocidad en su Instagram, fue posible su identificación y la investigación que se está llevando a cabo ahora mismo.

El acontecimiento ha sido denunciado por Emergencias Sevilla por medio de sus redes sociales, haciendo alusión a que Policía Local de Sevilla y el Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico de la Guardia Civil (GIAT) habían abierto este caso en busca de detener a la joven por su conducción temeraria. Y es que no es para menos cuando tenemos en cuenta que la velocidad máxima de la SE-30 son 80 km/h.

Exceder de esta manera el límite no solo puede generar la correspondiente retirada del carnet de conducir, sino también sanciones económicas de más de 600 euros. Además, la pena en prisión también es una posibilidad para esta joven conductora que, de ahora en adelante, se pensará dos veces exceder el límite de velocidad.

El coche con que el se que se llevó a cabo la infracción era un Mercedes-AMG GT R, una de las variantes más potentes y radicales del superdeportivo alemán. Y es que en sus entrañas nos encontramos con un V8 de 4.0 litros sobrealimentado por dos turbos que para la ocasión genera 585 CV y 700 Nm de par, cifras que permiten que el 0 a 100 ocurra en 3,6 segundos y que la velocidad máxima sea de 314 km/h.

Sea como fuere, estamos ante otra actitud temeraria a los manos de un superdeportivo, un tipo de coche que insistimos, sus prestaciones son para darle rienda suelta en un circuito o en una situación de emergencia, no en una vía pública donde podemos causar importantes estragos. Con esta premisa, es mejor dejar el móvil de lado y centrarnos en grabar nuestras hazañas dentro de la pista.


Deja un comentario