Mercedes GLC F-Cell, el primer Mercedes con pila de combustible que llegará a finales de octubre

Mercedes GLC F-Cell, el primer Mercedes con pila de combustible que llegará a finales de octubre

Escrito por: Victor Alós Yus    16 octubre 2018     Sin comentarios     2 minutos

La marca alemana ha presentado las características del nuevo modelo de pila de combustible, que se ofrece en modalidad de alquiler con un paquete muy completo

Mercedes sigue anunciando los coches bajos en emisiones que está preparando para hacerse con un importante hueco en este mercado tan exigente y que va a ser muy popular dentro de muy poco. Y si hace nada vimos el Mercedes C300d, que funcionará con un tren híbrido con un motor diésel y uno eléctrico, ahora toca pegar un vistazo al primer coche eléctrico alimentado por una pila de hidrógeno. El Mercedes GLC F-Cell comenzará a entregarse a finales de este mes, pero eso sí, solo en modalidad de alquiler.

Por ahora, solo estará disponible en las ciudades de Hamburgo, Stuttgart, Frankfurt, Düsseldorf, Múnichy, Colonia y Berlín, que son las que disponen de un servicio de carga de hidrógeno. El servicio de alquiler incluye el mantenimiento, reparaciones y una garantía bastante extensa.

Mercedes GLC F-Cell, el primer modelo de hidrógeno de la marca alemana

Aunque estéticamente no tiene muchas diferencias con los modelos de motor de combustión, sus capacidades son bastante diferentes.La parrilla delantera es el principal cambio, ya que cuenta con unos toques de color azul que representa el toque eléctrico del modelo. También se le han añadido unas estriberas laterales, un listón trasero y llantas de aleación para marcar la diferencia.

En el interior es similar también al resto de versiones, aunque los dos depósitos de 4,4 litros de hidrógeno están ubicados bajo los asientos traseros, así que no quitan espacio al maletero, aunque ponen a los ocupantes traseros en una posición ligeramente mas elevada. En cuanto a la tracción, el Mercedes GLC F-Cell cuenta con cuatro modos de conducción, según utilice el motor eléctrico con la batería o con la pila de combustible.

El Mercedes GLC F-Cell puede funcionar con ambos combustibles recorriendo 247 kilómetros; utilizando solo el motor eléctrico, lo que le da una autonomía de 52 kilómetros; utilizando la pila de hidrógeno, que es la opción recomendada para viajes largos y en modo carga, que favorece la carga de la batería. Esta batería de iones de litio es de 13,5 kWh y alimenta a un motor con una potencia de 155 kW, que equivale a 208 CV.

Mercedes GLC F-Cell, el primer modelo de hidrógeno de la marca alemana

La carga de la batería se realiza a través de un cargador de 7,4 kW que puede conectarse en una toma doméstica, un cargador de pared o en un cargador público. En cuanto al hidrógeno, el depósito se podrá llenar en unos tres minutos, algo muy cercano a lo que hace un coche tradicional. Mercedes quiere hacer que el hidrógeno sea una alternativa de verdad, así que ha preparado un plan con sus socios en H2 Mobility, el proyecto de movilidad con hidrógeno duplicar las estaciones de recarga, de 51 a 100.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.