Presentación y prueba Opel Combo Life 2018: un monovolumen que puede con todo

Presentación y prueba Opel Combo Life 2018: un monovolumen que puede con todo

Escrito por: Diego G. Moreira    8 octubre 2018     Sin comentarios     6 minutos

El primer vehículo de Opel fabricado en Vigo es el nuevo Opel Combo 2018, una furgoneta con más cualidades de monovolumen que de industrial y que hemos probado.

Pese a lo que pueda parecer, no me equivoque en el título, se que el nuevo Opel Combo es realmente una furgoneta pero me parecía injusto catalogarlo en esa categoría, al menos en el concepto que teníamos hasta ahora de furgoneta, puesto que el Opel Combo 2018 se parece mucho más a un monovolumen que a un industrial, tanto por espacio, conducción o equipamiento.

Esta quinta generación del Opel Combo (lleva en el mercado dede 1986) estrena plataforma de turismo (la conocida como CMP) y además viene cargado de tecnología con 19 sistemas de asistencia y no renuncia al confort disponiendo incluso de caja de cambios automática de ocho relaicones. Estará disponible en dos versiones: Opel Combo Life y Opel Combo Cargo.

Diseño del nuevo Opel Combo 2018

Fabricado por primera vez en la factoría de PSA Vigo, el Opel Combo comparte muchos elementos con sus hermanos de Citroën y Peugeot, pese a ello, destaca el frontal con elementos propios de la marca alemana, siguiendo la línea de los últimos lanzamientos de la marca. Hay dos versiones diferenciadas: Opel Combo Life -de vocación monovolumen- y Opel Combo Cargo -más industrial-, además de una versión alargada XL de 4,75 metros.

El elemento más puramente Opel es la parrilla delantera con las dos bandas sosteniendo el escudo de la marca, además de disponer de un capó de grandes dimensiones y muy marcado. También destacan dentro del diseño los pasos de rueda marcados o en la zaga la posibilidad de abrir el cristal sin necesidad de abrir el portón.

El diseño interior es sencillo pero práctico, de echo la practicidad y el espacio son dos de sus mejores cualidades. El salpicadero recurre a plásticos duros pero al menos con unos buenos ajustes (a la altura de lo normal en este segmento), mientras que destaca poderosamente la enorme pantalla táctil (que muy pocos modelos similares ofrecen).

La postura de conducción es elevada pero muy cómoda, con todo a mano y con una excelente visibilidad. Además las plazas traseras disponen de doble puerta lateral, lo que aporta un plus de versatilidad e incluso de regulador de caudal de climatizador y salidas de aire (esto es inédito en este segmento, incluso algunos compactos tampoco lo equipan), además de disponer de tres anclajes isofix. Para los que buscan el máximo de plazas, está disponible una versión con 7 plazas.

Otro detalle llamativo es el techo panorámico de grandes dimensiones que se combina con una enorme guantera superior que se prolonga de atrás a delante. Otro detalle muy práctico es el espacio encima del maletero, un lugar que normalmente no se usa pero que gracias a esta solución disponemos de un hueco extra de 36 litros. Teniendo una capacidad total de carga del maletero de 597 litros.

Arsenal tecnológico propio de un turismo

Otra de las novedades del Opel Combo es el enorme elenco de sistemas de seguridad que puede equipar, muchos de ellos son más propios de un turismo o una berlina premium que de un modelo industrial. El nuevo Opel Combo Life dispone de los siguientes sistemas:

  • Head-up display con información de velocidad, navegación y señales de tráfico
  • Alerta de Colisión Frontal con Detección de Peatones y Frenada Autónoma de Emergencia
  • Reconocimiento de Señales de Tráfico
  • Alerta de Cambio Involuntario de Carril
  • Adaptación Inteligente de la Velocidad, combinado con el control de velocidad
  • Alerta en caso de fatiga del conductor
  • Alerta de Ángulo Muerto
  • Asistencia Lateral
  • Cámara de Visión Trasera Panorámica
  • Asistente de Aparcamiento

A todo esto anterior hay que sumarle el sistema de tracción IntelliGrip que mejora la adherencia en zonas complicadas o en nieve, reduciendo el par de las ruedas y enviándolo a aquellas que tienen un mejor agarre. Toda esta lista de sistemas es raro encontrarlos disponibles en un vehículo comercial, siendo más común que lo equipen berlinas o compactos.

Gama de motores y toma de contacto con el Opel Combo Life 1.5 Diesel 130 CV

La gama de motores del Opel Combo es completamente nueva, estando disponible en tres motorizaciones diesel y una gasolina. Los diesel se trata de un bloque 1.5 con tres variantes de potencia: 75 CV, 100 CV y 130 CV, la versión más potente puede equipar la nueva caja de cambios automática de ocho relaciones. Las variantes de 75 CV y 100 CV van asociadas a una caja de cambios manual de cinco relaciones, seis en caso de la versión 130 CV.

El gasolina es un motor 1.2 Turbo (de tres cilindros) con una potencia de 110 CV, asociado a una caja de cambios manual de seis relaciones. Todas las motorizaciones cumplen con la recién estrenada normativa europea de emisiones, tanto los diesel como gasolina (destacando como novedad el filtro de partículas GPF en el bloque gasolina).

Nosotros hemos podido hacer un breve recorrido con el Opel Combo Life 1.5 Diesel de 130 CV, destacando el puesto de conducción y el confort de marcha. En todo momento las sensaciones eran más propias de un compacto (un turismo) más que de llevar una furgoneta, destacando la buena insonorización interior o la respuesta más que suficiente del propulsor.

Sin lugar a dudas si combinamos la suave respuesta con un interior extremadamente práctico, lleno de soluciones pensadas para el día a día, este Opel Combo se convierte en un duro rival de los monovolúmenes, siendo un vehículo realmente muy versátil y práctico que nada tiene que envidiar a los SUV ni a un monovolumen.

Opel Combo Cargo: algo más que un furgón

Aunque no es nuestra especialidad analizar la parte industrial de los modelos, pero en este caso el Opel Combo dispone de una versión destinada a la parte más industrial. Destacando la enorme capacidad de carga de hasta 4,4 m3 y 1000 kg, con espacio para cargar dos palets.

La versión Cargo ofrece además detalles prácticos como un indicador de exceso de carga, que nos indica mediante un LED que hemos sobrepasado el peso máximo o el Pack de Obra que ofrece una mayor protección de bajos, aumento en la altura libre al suelo, barras estabilizadoras rígidas delanteras y traseras, mayor diámetro de neumático y amortiguadores traseros de carga variable.

Sumando a lo todo lo anterior, la tecnología que ya hemos analizando en el Combo Life. El precio del Opel Combo Life arranca en los 17.061 euros para la versión diesel de 75 CV. Mientras que el Opel Combo Cargo arranca en los 14.700 euros para el 1.6 TD de 75 CV.

Fotos | Diego G. Moreira y Opel España

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.