Opel mejora la eficiencia del Crossland X con la nueva versión GLP

Opel mejora la eficiencia del Crossland X con la nueva versión GLP

Escrito por: Guillermo Lopez    25 febrero 2018     Sin comentarios     4 minutos

Opel mantiene en su gama la apuesta por el GLP como energía alternativa incorporando a su gama de modelos impulsados por esta energía el SUV Crossland X GLP

La gama del SUV de menor tamaño de la gama Opel, el Crossland X, crece y se hace más eficiente con la incorporación a la misma de la variante impulsada por la mecánica GLP, con la cual el fabricante del grupo PSA promete ahorros de combustible del 40 por ciento respecto de la variante gasolina equivalente.

Tras su lanzamiento hace varios meses en otros mercados europeos, como por ejemplo el alemán, ahora por fin el Crossland X GLP se pone a la venta en el mercado español, donde se comercializa con el acabado Selective desde 19.272 euros (IVA y transporte incluidos), que con los descuentos y promociones vigentes se quedan en 14.900 euros si se financia la compra antes del próximo 31 de marzo.

Producido en la factoría aragonesa de Figueruelas, el Crossland X se suma a la gama de modelos Opel que utiizan el gas GLP como fuente de energía para impulsarse. Las gamas de los Adam, Corsa, Astra Sedán, Mokka X y Zaafira también disponen de una variante bifuel, es decir, de una versión dotada de dos depósitos de combustible, el de gasolina convencional y otro para el GLP, para alimentar una mecánica de uso dual que puede utilizar cualquiera de los dos indistintamente para funcionar y mover el coche.

En el caso del Crossland X GLP, esta mecánica es el propulsor tres cilindros de 1.2 litros que entrega 81 CV de potencia (60 kW), que ha sido especialmente adaptada para el uso dual de ambos combustibles y en que se han reforzado especialmente las válvulas y los asientos de estas para ofrecer una mayor fiabilidad

El motor tres cilindros 1.2 litros de 81 CV (60 kW) que incorpora el Crossland X GLP permite un uso dual tanto con gasolina como con GLP gracias a lo cual la eficiencia se incrementa notablemente. Cuando la mecánica funciona con GLP ofrece un consumo de 6,9 litros en el ciclo combinado, y de 5,4 l/100 km cuando lo hace con gasolina convencional. Gracias a los refuerzos introducidos en las válvulas y sus asientos.

Nuevo sistema de depósito electrónico multiválvulas, para mejorar la conducción

Además, el Crossland X GLP es el primer modelo de la gama SUV de Opel que dispone de un nuevo sistema de depósito electrónico multiválvulas que mejora la conducción con un bajo nivel de gas en comparación con los modelos GLP convencionales conocidos hasta la fecha. Gracias a un nuevo sensor óptico situado en el depósito del GLP, el sistema electrónico multiválvulas mide de forma mucho más precisa la cantidad restante de combustible, lo que contribuye a mejorar la conducción con bajos niveles de gas evitando así los fallos de combustión que se suelen producir en los modelos GLP convencionales previamente al paso de un combustible al otro cuando se acaba el GLP en el depósito.

En el Crossland X, el depósito del GLP —de 36 litros de capacidad— va situado en el hueco habitualmente utilizado para transportar la rueda de repuesto, gracias a lo cual el espacio interior del habitáculo no se ha visto alterado. El conductor puede ver en el cuadro de instrumentos del vehículo en todo momento cuando el coche está funcionando con GLP. Al hacerlo, un testigo de tecnología LED se ilumina y cuando el coche funciona con combustible convencional —gasolina—, el testigo se apaga.

Cuando el coche circula con GLP, el Crossland ofrece, según mediciones NEDC, unos consumos de 8,4/6,0/6,9 l/100 km, y de 6,8/4,5/5,4 l/100km en los ciclos urbano / extraurbano / combinado de GLP y gasolina, respectivamente. El conductor no precisa realizar ningún tipo de acción para que el motor pase de usar uno u otro combustible, pues es la propia mecánica la que activa el consumo de uno u otro depósito. El coche siempre inicia su movimiento utilizando GLP, combustible más económico y eficiente, hasta que este se termina en el depósito, pasando entonces de forma automática a utilizar la gasolina del depósito convencional. Gracias a este uso dual de combustible, la nueva versión Crossland X GLP ofrece una autonomía superior a 1400 km, de los cuales algo más de 500 los recorre utilizando exclusivamente GLP o Autogas, combustible que se puede adquirir ya en más de 560 estaciones de servicio de toda España.

Entre las ventajas que el consumo de Autogas o GLP produce en el Crossland X, Opel señala un funcionamiento más silencioso y suave del motor, y una combustión mucho más limpia en cuanto a emisiones, dado que el GLP apenas deja residuos al quemarse. Además, gracias a sus reducidas emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) los modelos GLP están reconocidos por la DGT con la etiqueta ECO, lo que les habilita para circular sin limitaciones por el centro de las ciudades durante los escenarios de alta contaminación y a beneficiarse de una reducción del 75 por ciento en el impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) durante los primeros 6 años y de un 20 por ciento de reducción en las tasas de aparcamiento del SER. Y eso sin contar con el bajo precio del litro de GLP, que es de aproximadamente la mitad del precio de la gasolina.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.