Químicos descubren una partícula contaminante en las baterías de los coches eléctricos: los motores de combustión podrían volver a tomar las riendas

Químicos descubren una partícula contaminante en las baterías de los coches eléctricos: los motores de combustión podrían volver a tomar las riendas

Escrito por: Javier López    28 diciembre 2018     Sin comentarios     3 minutos

Varios centros de investigación han descubierto una nueva partícula abrasiva en las baterías de los vehículos eléctricos, y podría ser nociva para el ser vivo.

El mundo automovilístico estaba comenzando a sufrir un drástico cambio, pero este podría detenerse debido a diversas causas que van en contra de los principios de las alternativas a los motores de combustión. De esta forma, podríamos estar ante el desencadenante de la erradicación de los propulsores eléctricos, los cuales estaban comenzando a dar sus primeros pasos en el mercado. Después de miles de millones de euros invertidos en dicho sustento de vida, todo podría detenerse por completo por una abrasiva partícula producida por las baterías y aún más nociva para el medioambiente que las emisiones de CO2.

Según un trabajo de investigación realizado por los químicos del Laboratorio Nacional de Los Álamos sobre el comportamiento de las baterías de los vehículos eléctricos con el paso del tiempo y la exposición a los cambios climáticos, se ha descubierto que estas podían resultar fatales en unos años para la naturaleza. Esto se debe a la presencia de una nueva partícula presente en las baterías de iones de litio provocada durante la catálisis.

Aún no se ha definido con exactitud la composición de dicha partícula, pero los químicos aseguran que dejarla actuar podría causar efectos irreversibles en el medioambiente. Durante la catálisis, los ingenieros químicos han sido participes de una reacción en cadena que provoca la aparición de la partícula, en la que se han distinguido ciertos componentes que se encuentran presentes en el NO2 y CO2.

“Llevábamos años analizando el comportamiento de estas nuevas baterías con el objetivo de detectar una reacción inestable ante los diversos estímulos que ofrece no solo el propio medio natural, sino también el contexto en el que vivimos” afirmaba Stephen L. Buchwald, Jefe de logística y Protección civil del Laboratorio Nacional de los Álamos, “sin embargo, esta nueva partícula debe ser aislada cuanto antes, lo que provocará un drástico cambio en los vehículos actuales y del mañana.”

La combinación de dichos componentes también se ve provocada por el calor al que se expone la batería de los vehículos eléctricos, un claro indicio de que los sistemas de refrigeración actuales no son suficientes. Esta noticia ha provocado que tanto Tesla como Audi detengan de inmediato las líneas de producción de sus respectivos vehículos eléctricos. Los ingenieros de Mercedes han declarado que comenzarán una investigación más profunda sobre el corazón del EQC.

De esta forma podríamos estar ante la paralización de un tipo de propulsor que tenía muchas posibilidades de convertirse en un nuevo rey de reyes, dejando a un lado a las tradicionales mecánicas de combustión. Sin embargo, el hecho de que esta abrasiva partícula pueda desencadenarse con el paso del tiempo y con la exposición a diferentes estímulos, podría provocar que los coches tanto diésel como gasolina volviesen a encontrarse en pleno auge.

Ya son varios los centros de investigación europeos los que han comenzado a trabajar y desarrollar una solución a dicho problema. Pese a la inesperada situación, desde Highmotor queremos aprovechar para desearos un feliz año a todos y… ¡un feliz Día de los inocentes!

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.