Peugeot 308 CC 2.0 HDi 140 CV, prueba (Parte II)

Peugeot 308 CC 2.0 HDi 140 CV, prueba (Parte II)

Escrito por: Diego G. Moreira    14 agosto 2009     6 minutos

Seguimos con la prueba del Peugeot 308 CC, equipado con el motor turbodiesel 2.0 HDi de 140 CV y acabado Sport Pack. Después de hablar del comportamiento del motor, de las prestaciones y los consumos, ahora nos toca hablar del modelo, del diseño exterior, interior y de la habitabilidad del león.

En cuanto al diseño en este caso, más vale una imágen que mil palabras, y es que con echarle un vistazo todas sus cualidades salen a la luz, pero en lo referente a la amplitud, es un coche que si se quiere viajar largas distancias es mejor ir dos adultos más su equipaje, puesto que el maletero y las algo justas plazas traseras dificultan el viajar con cuatro adultos más equipaje. Pero vallamos por partes…

Diseño Exterior

Peugeot_308CC

Como dije antes basta con mirarlo y darse cuenta de que no es un coche con un diseño que pase desapercibido, ya el Peugeot 307 CC contaba con un atractivo diseño, y con este 308 CC los diseñadores de Peugeot han sabido mantener la esencia de la marca y la herencia del 307 CC, creando un coupé & cabrio, con unas líneas muy deportivas (cuenta hasta con una especie de difusores en la defensa trasera) y con un diseño fluído en el lateral.

Paseando con el Puegeot 308 CC te das cuenta que atrae muchas miradas (hasta al burro le gusto el 308 CC que no le quitaba ojo), si eso lo complementas con las llantas de 18 » que equipa o el frontal con esa gran parrilla, el resultado final es un coche con aspecto deportivo y líneas fluidas y elegantes. Las luces traseras son muy llamativas, porque son tipo LED y verticales, sólo hay una pega, la luz de marcha atrás que se sitúa muy baja (ver detalle).

Otro acierto es el techo duro, que hace más versátil al cabrio. Pero este tipo de techos es habitual que tengan algún que otro ruidito, si bien es cierto, que en el caso del 308 CC las cosas de momento estaban bien sujetas y los chasquidos del techo eléctrico eran casi nulos (no como otros vehículos de similares característias, que sientes en cada bache al techo). La gran luneta trasera, aporta mucha luminosidad al interior, pero tiene un contrapunto negativo, con el sol encima en las plazas traseras te abrasas.

Diseño interior

Peugeot_308CC

Lo primero que me llamó la atención fue el puesto de conducción y sobretodo la postura de conducción. Justo cuando cogi el Peugeot 308 CC venía conduciendo el Saab 9-3 Cabrio de la prueba anterior, y tenía un puesto más clásico. De repente, subo al 308 CC y veo que voy mas hacía atras y más recostado porque si me echo más hacia adelante no veo el velocímetro que me lo tapa el volante. Pero esto no quiere decir que no sea una postura cómoda, todo lo contrario, vas más estirado y cómodo que en otros modelos. La única parte mala, es el morro del coche que no lo ves bien, pero ultimamente es común esto, y el 308 CC montaba unos buenos sensores de parking delanteros y traseros muy útiles (os hablaré de ellos en la parte final del equipamiento).

El puesto de conducción y el salpicadero es moderno, con todo a mano y me han gustado especialmente los mandos de la radio y del cruise control, puesto que situados detrás del volante son muy cómodos de accionar mientras conduces. La consola central estaba forrada de cuero, un extra que cuesta sobre 950 euros y que es muy prescindible.

Peugeot_308CC

En cuanto a huecos está muy completo, con los huecos de las puertas y en la consola central contaba con dos prácticos huecos debajo del sistema multimedia y del climatizador. Además, la guantera es bastante grande, refrigerada y entra una botella de 1,5 litros (un buen detalle, en la mayoría solo entran botellas de medio litro).

La amplitud de las plazas delanteras es muy buena, se viaja con espacio y muy cómdos. En las plazas traseras cambia un poco la cosa, sólo pueden viajar dos personas, pero el espacio está limitado para la cabeza y para las piernas. Lo peor quizás es la altura en las plazas traseras, porque una persona de más de 1,75 m pega con facilidad en el techo (el diseño que pasa factura), a cambio en cuanto a anchura son cómodas y cuentan con salidas de aire para las plazas traseras (algo que deberían de equipar todos los modelos).

En lo referente a la calidad de los materiales, está a la altura de un coche de 30.000 euros. Hay mucho plástico en la consola central, pero al menos es un plástico de buena calidad y agradable al tacto, al igual que el volante (forrado en piel) u otros mandos. Recordar que el salpicadero forrado en cuero es un extra superfluo. Y en cuanto al maletero, obviamente no cuenta con un gran espacio (ningún coupé & cabrio del mercado tiene un buen maletero) y en el caso del 308 CC capotado cuenta con 534 litros y descapotado 248 litros (ver detalle).

Disfrutando de la conducción al aire libre

Peugeot_308CC

Y nos falta hablar de la capota, que se puede quitar en 20 segundos y en marcha se abre hasta los 12 km/h. Obviamente si descapotamos el coche los pasajeros traseros contará con más espacio para la cabeza (quizás el mayor problema capotado) y no se cuela excesivo viento en el interior del habitáculo. Hay un detalle que no entiendo, y son los cinturones traseros que si van las plazas traseras vacías el viento al ir decapotado los mueve y van haciendo ruido contra el asiento.

Si ponemos el paravientos, se soluciona el problema del aleteo de los cinturones traseros. Por otro lado es un cabrio en el que no vas a pasar frio, ya que contamos con el sistema Airwave (del que hablaremos en la tercera parte junto con el resto del equipamiento) o los asientos calefactables, junto con el potente climatizador, podemos descapotar el coche con temperaturas exteriores frias, puesto que dentro iremos cómodos.

Techo eléctrico del Peugeot 308 CC from Highmotor on Vimeo.

Pero esto tiene un contrapunto, y es que el cuero de las unidades de prensa no era microperforado, sin embargo en la mayoría de los que se venden con cuero si lo es, y claro, cuero negro sin microperforar y dejando el coche al sol, costaba mucho enfriarlo sobretodo porque Peugeot no cuenta con la tecnología de ventilar los asientos (que sería muy de agradecer en los cabrios) pero es más un detalle curioso de nuestra unidad que un problema.

En la siguiente parte hablaremos del equipamiento, la seguridad y los precios del Peugeot 308 CC…

Fotos | Diego G. Moreira

7 comentarios

  1. jose dice:

    muchas gracias por la prueba.
    lo de los cinturones traseros tienen una pinza para cliparlos y que no se muevan. un saludo

  2. poly dice:

    Muy lindo diseño pero la verdad que desde el primer dia que lo vi no me convencio la parte trasera, saludos

  3. Fran dice:

    Habran solucionado el problema electrico heredado del 307, por que sino mal vamos

  4. pequeno terremoto dice:

    buen aporte diego, lo de los cinturones traseros que aletean es muy cierto, y yo no veo que trajera la pinza que dices Jose en otros descapotables si peo en este no

  5. jose dice:

    si que trae las pinzas para sujetar los cinturones. te lo digo seguro por que yo tengo 1.

  6. Club308cc dice:

    Os puedo asegurar que si trae pinzas para sujetar los cinturones, yo mismo lo vi y hasta creo que puedo decir que en el coche de jose no «josemegan»?? jeje. Bueno soy el webmaster del Club 308 cc y os agradecemos mucho este analisis tan en profundidad, que hasta el momento es el único que hemos visto tan bien hecho. Un saludo!

  7. jose dice:

    si subzero.ja,ja.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.