Peugeot 607 2.7 V6 HDi 204 CV, prueba (Parte II)

Peugeot 607 2.7 V6 HDi 204 CV, prueba (Parte II)

Escrito por: Diego G. Moreira    23 junio 2010     5 minutos

Seguimos con la prueba del Peugeot 607, una gran berlina de 4,9 metros de largo que ya lleva en el mercado varios años pero que sigue sigue siendo interesante tanto por el tamaño, como el espacio interior, precio o sobretodo por el motor 2.7 V6 HDi de 204 CV que sigue dando guerra pese a los años y con un comportamiento muy bueno, si queréis saber más sobre como se comporta el 607 o sobre su motor, podéis verlo en la primera parte de la prueba.

Lo más destacable del 607 es su tamaño, que se traduce en un gran espacio para los ocupantes de las plazas traseras que viajarán como auténticos ministros, pocos vehículos de este precio tenemos con tanto espacio para las piernas, exceptuando al Skoda Superb. Además de contar con unos buenos acabados interiores, denotando calidad con los ajustes bien rematados. Por tanto pasemos a hablar del diseño y del espacio interior.

Diseño exterior

peugeot_607

Comenzando por el diseño exterior, en sus 4,9 metros el 607 tiene una línea que no acusa demasiado el paso del tiempo, de echo personalmente me parece una línea bastante atemporal, con detalles que denotan su veteranía. El ejemplo claro son los faros, que sólo pueden equipar xenon, no bi-xenon ni tampoco las ópticas con función de iluminación en curva, que modelos como el 407 si pueden equipar.

Pero el diseño elegante, con presencia y empque, sin elementos arriesgados. Es uno de los pocos Peugeot que no tienen la característica parrilla central amplia que adoptó toda la gama. Con el restyling de la gama en 2004 y al tener que alargar el capó para albergar el potente bloque V6, se introdujeron cambios en las luces antinieblas y también detalles en las entradas de aire y cromados.

En la zaga volvemos a ver formas redondeadas y lineas elegantes con un buen maletero y su portón, de accionamiento eléctrico tanto para abrirlo como cerrarlo, y que se puede realizar desde el mando para mayor comodidad. Para calzar a esta berlina, han recurrido a unas llantas de 17″ que cuentan con un buen agarre, puesto que sus neumáticos 225/50 R17 cumplen muy bien su función. De echo, no es necesario recurrir a las tan socorridas llantas de 18″ que se multiplican en todas las berlinas, puesto que tal y como vemos en este caso una medida mejor cumple muy bien su función.

Diseño interior y habitabilidad

Peugeot_607

Lo mejor del Peugeot 607 se encuentra en su interior, donde encontramos un diseño sobrio y elegante. No tiene un salpicadero con formas de diseño ni líneas modernas, pero al menos es funcional de buena calidad y elegante. Al ponernos al volante nos damos cuenta del ambiente de calidad interior, puesto que nos reciben unos cómodos asientos de cuero (sin microperforar una pena) que son muy cómodos, pero deberían de mejorar la sujeción lateral.

Otro detalle del que te das inmediatamente cuenta es de su visibilidad, aquí es donde se nota sus formas de corte clásico, puesto que tanto la visibilidad lateral como la trasera es muy buena (algo raro en los nuevos vehículos, sobretodo la trasera donde el diseño pasa siempre factura).

Peugeot_607

El salpicadero es de buena calidad, aunque cuenta con plásticos, todos ellos son agradables al tacto, la instrumentación es clara y cuenta con un diseño elegante. Es una lástima que para ver el consumo instantáneo tengamos que perder de vista el navegador, contando con una pantalla en la instrumentación, donde nos muestra la marcha en la que circulamos.

Además del espacio en las plazas delanteras, también tiene bastantes huecos en la consola central y en el cofre central para dejar nuestras cosas, como un móvil. Como detalle curioso, comentar que los asientos son eléctricos, pero incluso los reposacabezas delanteros se ajustan eléctricamente si los queremos elevar o bajar.

Plazas traseras

peugeot_607

La sensación de espacio se acrecenta considerablemente si pasamos a las plazas traseras, que cuenta con verdaderas butacas donde poder viajar dos adultos cómodamente (incluso si van tres, seguiría siendo más cómodo que la mayoría de las berlinas). Los asientos traseros, además de contar con un generoso espacio para las piernas cuentan incluso con calefacción, lástima que no tengan una salida de aire para las plazas traseras.

Viajar en el interior del 607 es una gozada, puesto que las suspensiones se encargan de que no nos alteremos ni por el estado de la carretera, y la insonorización interior y comodidad de los asientos hacen el resto. Si a eso unimos un buen equipo de sonido y las cortinas eléctricas traseras para que no nos moleste ni el sol, viajaremos como auténticos ministros.

Maletero

607

Por último nos queda el maletero, que como comentaba tiene el portón de apertura y cierre eléctrico, contando con un tamaño de 530 litros, una muy buena cifra para el segmento además de contar con prácticos huecos a ambos lados del maletero. La mayor pega quizás sea la boca de carga, algo justa para objetos voluminosos.

Ahora que ya sabéis como se viaja en el interior del Peugeot 607, nos queda para la tercera parte meternos con el equipamiento, incluido el de seguridad, y con los precios (otro apartado interesante del 607), así como nuestra valoración general del modelo.

607

Agradecimientos al Parador de Tui (Galicia) por las fotos realizadas en sus instalaciones.

Fotos | David Taboada

Deja un comentario