El Plan Movalt fomenta el uso y la venta de vehículos con combustibles limpios

El Plan Movalt fomenta el uso y la venta de vehículos con combustibles limpios

Escrito por: Victor Alós Yus    9 noviembre 2017     Sin comentarios     2 minutos

El nuevo plan del Ministerio de de Energía, Turismo y Agenda Digital ofrecerá hasta 35 millones de euros para fomentar el uso de combustibles alternativos

A lo largo de los últimos años hemos ido viendo como el gobierno ha ido dedicando una serie de ayudas a la compra de vehículos nuevos. Y no solo para comprar coches con combustible convencional, sino que también se ha incentivado la adquisición de vehículos propulsados por combustibles alternativos. En esta categoría entran los vehículos que utilizan Gas Natural Comprimido, GLP, electricidad e hidrógeno, como es el caso de los que utilizan pila de combustible. Y no solo para los vehículos propiamente dichos, sino que también dejan una aportación para las infraestructuras necesarias para la recarga de estos.

El nuevo plan ofrecido por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, a través del IDAE, recibe el nombre de Plan Movalt y cuenta con una aportación de 35 millones de euros. Esta cantidad quiere ayudar a fomentar una movilidad alternativa y eficiente. Esta dotación se divide en dos partidas. La primera de ellas es de 20 millones de euros y está dedicada a ayudas para la compra de estos vehículos con combustibles alternativos. La segunda es de 15 millones de euros y está destinada a la ayuda de instalación de infraestructuras para repostar.

426205639_Margot_Robbie_takes_the_wheel_for_new_Nissan_sustainability_projects_at

Este tipo de ayudas es fundamental para que los compradores no perciban que se trata de coches caros e inalcanzables, para acercar sus precios a los que se pueden encontrar en modelos tradicionales. Estas ayudas han servido en otras ocasiones y desde el gobierno esperan que con este plan se incentive la venta de los vehículos de este tipo, sobre todo ahora que los grandes ayuntamientos han puesto en el punto de mira los motores diésel, que son uno de los problemas más grandes para la salud en las ciudades.

Uno de los puntos a favor de este plan es que se van a ofrecer ayudas, hasta el límite de esos 15 millones de euros, para la instalación de puntos de repostaje y recarga de baterías tanto en zonas públicas, como polígonos industriales, hoteles, centros comerciales y otros puntos de acceso público como en zonas privadas, como son los hogares particulares o las propias industrias que tengan flotas de estos vehículos.

¿Servirá este tipo ayudas para hacer que el mercado de estos vehículos más limpios y eficientes crezca? Por ahora no se ve más que un ligero incremento en las cifras de ventas, pero todo apunta a que en los próximos años el porcentaje crecerá. Veremos si este plan y los que pueden llegar detrás son realmente útiles.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.