Polestar 2: conducimos el crossover eléctrico anti Tesla, basado en el Volvo XC40

Polestar 2: conducimos el crossover eléctrico anti Tesla, basado en el Volvo XC40

Escrito por: Rafa Guitart    15 octubre 2020     9 minutos

A medio camino entre berlina y crossover, el Polestar 2 se presenta como una solución 100% eléctrica de altas prestaciones y gran confort para uso diario.

Aún no está decidida su comercialización en España, pero sí lo ha hecho ya en algunos países de nuestro entorno y su éxito desde el inicio de su comercialización, el pasado verano, ha sido notable, superando en ventas al Tesla Model 3 en países como Noruega y Suecia, mientras que en Francia, Suiza y Reino Unido las matriculaciones crecen de manera exponencial. El objetivo para un año completo de comercialización del modelo se estima en unas 15.000 unidades a nivel global.

El futuro de Polestar pasa por la electificación pura, ya que no habrá más modelos híbridos en la gama. Tanto el futuro Precept, como el Polestar 3 serán 100% eléctricos, si bien no todas las versiones contarán con tracción a las cuatro ruedas.

Según los responsables de la marca, el éxito del modelo se debe a sus prestaciones, a la excelente puesta a punto de motor y bastidor, a la calidad de acabados y a su facilidad de uso. Precisamente este último ha sido uno de los aspectos que la marca ha tenido en cuenta en su desarrollo, ya que, además de contar con la potente base de Volvo y Geely, la gestación de la electrónica y el sistema de entretenimiento se ha efectuado con Google, con la intención de que el manejo de muchas funciones se realice de forma vocal y sencilla, siendo el primer modelo con Android Infotainment sin límites en el sistema.

Polestar 2: discreto y sencillo

Polestar 2 Prueba Highmotor 15

En este caso, la colaboración entre los ingenieros suecos y la manufactura china ha dado sus frutos. El Polestar 2 se produce en Luqiao, China, junto al Lynk & Co 01 bajo los parámetros dictados por Volvo. De momento no hay precios para el mercado español, aunque de llegar a buen término las negociaciones, el Polestar 2 podría estar en el entorno de los 60.000 euros en España en 2021, si bien está prevista para el próximo año una variante con un solo motor y menos equipamiento, con la intención de partir de un precio base cercano a los 40.000 euros.

Hay diferentes aspectos que llaman la atención de este peculiar modelo, si bien uno de los más llamativos es el diseño de su carrocería, elegante, discreto y funcional, con una altura libre al suelo más elevada de lo normal (14,6 cm), lo que facilita en gran medida la entrada y salida del habitáculo. Con 4,6 metros de longitud, 1,95 m de anchura, 1,48 m de altura y una batalla de 2,73 metros podría rivalizar con modelos de la talla del Audi A4, BMW Serie 3 o Mercedes Clase C, de no ser porque ninguno de ellos se ofrece con sistema de propulsión exclusivamente eléctrica. De hecho, por el momento, solo puede competir con el Tesla Model 3.

Ni siquiera el sencillo emblema de la marca llama la atención, pues tanto en el frontal como en la trasera se encuentra pintado en el mismo color de la carrocería, de forma que se mimetiza con la misma y apenas destaca su relieve. Ninguna mención al modelo en la trasera y sólo una pequeña etiqueta despegable situada en el umbral de la puerta identifica el nombre del modelo y sus características más relevantes.

Polestar 2 Prueba Highmotor 13

Otro aspecto llamativo en su diseño son los espejos retrovisores exteriores sin ningún tipo de marco, que facilitan la visión lateral. No ocurre lo mismo en el interior, donde la visibilidad trasera se queda algo reducida por la posición de la luna trasera y la situación de los reposacabezas.

También destaca la sencillez del habitáculo: espacio diáfano, pocos mandos y una enorme pantalla central de 11,1 pulgadas, similar a la que emplea Tesla, desde la que se pueden manejar el sistema de navegación, el equipo de sonido, la gestión de la retención del motor, la configuración de luces, los límites de la carga de la energía eléctrica, las ayudas a la conducción, climatización, puntos de recarga, etc.

Polestar 2 Prueba Highmotor 6

La pantalla gestiona Google de forma táctil y por control de voz, y se puede configurar a voluntad, crear un perfil individual, gestionar las aplicaciones Maps, Spotify, radio, el teléfono móvil, etc. Un avance importante en el entorno del vehículo es la inclusión del Asistente de Google con capacidad de reconocimiento de voz y, si el usuario también utiliza otros elementos de reconocimiento de voz habilitados para Google, como Google Home, el sistema de cuentas de Google comprende y se adapta a los patrones de habla, permitiendo que el coche se entienda con el usuario desde el primer momento de utilización.

Manejo de mandos muy fácil

Otra característica mencionable es que no necesita accionar la llave o pulsar un botón de contacto para iniciar la marcha. Con solo sentarse en el asiento del conductor y mover la palanca del selector de marcha mientras se pisa el pedal de freno, el Polestar 2 reconoce al conductor y se encuentra listo para iniciar el movimiento de forma silenciosa y progresiva.

Polestar 2 Prueba Highmotor 10

Todos los mandos son fáciles de identificar, muy sencillos de manejar y con un diseño prácticamente idéntico al empleado en los modelos de Volvo. Materiales cálidos y elegantes, asientos muy anatómicos y con buena sujeción lateral, revestimientos de calidad en tela, piel y aluminio… Únicamente nos ha parecido algo intrusiva la consola central que separa los asientos delanteros, con la que es fácil golpear el codo en algunos momentos. También bastantes huecos para dejar objetos y mucha sensación de espacio en las plazas delanteras. En las traseras, la habitabilidad se encuentra algo más limitada por la posición del voluminoso túnel de transmisión central, ya que la plataforma que emplea es la CMA, la misma que utiliza el SUV Volvo XC40.

Respecto a la capacidad de maletero, dispone de 440 litros entre el hueco disponible bajo el capó delantero (35 litros) y el espacio disponible de maletero (405 litros), muy aprovechable por sus formas cúbicas y con gran boca de apertura, ya que dispone de un portón grande con accionamiento automático que bascula desde el techo.

Sistema de propulsión: 2 motores eléctricos de 150 kW

Polestar 2 Prueba Highmotor 8

Dispone de dos motores individuales situados en cada uno de los ejes. Los dos motores eléctricos síncronos de imanes permanentes funcionan simultáneamente, ofreciendo un rendimiento de 300 kW (408 CV) y 660 Nm de par, con una distribución de par entre ejes de 50:50, aunque en función de las necesidades de conducción y adherencia del firme es capaz de variar el reparto de par entre ejes de forma inmediata.

Cuenta con una batería de iones de litio de 78 kWh y 27 módulos, capaz de suministrar una autonomía de 470 km en medición WLTP, con un consumo medio de 19,3 kW/100 km y permite la recarga rápida en corriente continua a una potencia máxima de hasta 150 kW con lo que una carga completa requiere unos 45 minutos. Para la recarga estándar de hasta un 80 por ciento, invertirá unos 30 minutos, mientras que con el cargador de 11 kW instalado en el coche necesitará estar conectado entre siete y ocho horas.  Promete una velocidad máxima de 200 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos.

Polestar 2 Prueba Highmotor 5

Según los responsables de la marca, se ha dado prioridad al comportamiento por encima de la autonomía, ya que una mayor batería restaría cualidades dinámicas al conjunto. Durante la prueba que pudimos efectuar, a ritmos vivos, con zonas de curvas y puertos de montaña, el consumo medio se situó en el entorno de los 24 kW/100 km, limitando la autonomía a unos 300 km reales.

Polestar 2 Performance Pack: comportamiento intachable

La arquitectura de suspensiones está formada por ruedas independientes en ambos ejes (McPherson delante y multibrazo detrás) y, la variante que hemos tenido oportunidad de probar, equipada con el Pack Performance, incluye un kit de amortiguación Öhlins con 22 posiciones de reglaje mecánico en compresión y extensión –no electrónico-, frenos Brembo con pinzas de cuatro pistones de grandes dimensiones y discos perforados, neumáticos Conti SportContact 6 sobre llantas de 20 pulgadas y cinturones de seguridad amarillos.

La dirección, que cuenta con tres opciones de asistencia, ofrece un comportamiento intachable en todo tipo de recorrido. Es bastante directa, rápida y especialmente precisa, lo que transmite enorme confianza al conductor. Por su parte, la suspensión, con un tarado más bien firme, permite un paso por curva de vértigo sin que se muestren fuertes oscilaciones de la carrocería. Incluso en zonas de curvas enlazadas, el Polestar 2 Performance Pack gira muy plano, permitiendo dibujar trazadas milimétricas.

Polestar 2 Prueba Highmotor 23

Mención especial requiere el equipo especial de frenado Brembo. Inagotable y de fácil dosificación, más cuando se trata de un modelo bastante pesado (2.123 kg) y especialmente prestacional. Solo se nota una sensación extraña en el momento de transición entre la frenada eléctrica y la mecánica –a partir de 0,3 G o superior- si bien esta última es excepcionalmente potente, con buena mordiente y sin ningún síntoma de desfallecimiento por mucho abuso que se haga de ellos.

No obstante, es posible conducir de forma muy eficiente si se juega con la capacidad de retención y recarga a través del pedal del acelerador, ya que dispone de tres modos de ajuste “one pedal” con mayor o menor capacidad de retención al levantar el pie del pedal, de hasta 2,2 m/s2.

El Polestar 2, que ya está a la venta en muchos países europeos, se ofrece a través de Internet mediante una reserva de compra y diferentes fórmulas de financiación. Ofrece conexión a Internet para toda la vida del coche y servicio de conectividad para las funciones de Google, incluido el Asistente de Google, Google Maps y Google Play Store durante tres años. Cuenta con una garantía de la batería de 8 años o 160.000 km y se apoyará para la postventa en la red de Volvo.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.