¿Por qué el Porsche Taycan se apellida Turbo o Turbo S si es un vehículo eléctrico?

¿Por qué el Porsche Taycan se apellida Turbo o Turbo S si es un vehículo eléctrico?

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    9 octubre 2019     Sin comentarios     3 minutos

El Porsche Taycan Turbo, un apellido que ha desconcertado a muchos pero que hoy aclaramos el motivo de que esté presente en un coche eléctrico.

Todos nos hemos hecho esta pregunta al ser testigos del lanzamiento del Porsche Taycan, todo un portento de deportividad, tecnología y exclusividad arropado por una mecánica eléctrica. Pero esta condición de la berlina germana no provocó que se pusiera el grito en el cielo, ya que creo que hablo en nombre de todos al decir que no dudábamos de la deportividad que sería capaz de emanar un vehículo de Porsche por muy eléctrico que fuese. El problema radica en su apellido, ya que la denominación Turbo -o Turbo S- ha sido incentivo suficiente para que muchos amantes del mundo del motor lo catalogasen de ultraje.

Es cierto, es desconcertante que un vehículo 100% eléctrico en el que no existe un motor de combustión que requiera de la turboalimentación se denomine Turbo. Pero antes de entrar en materia vamos a hacer una pequeña retrospección en el tiempo y descubrir los orígenes de esta aclamada designación que tantos éxitos ha cosechado.

1974, el año del Turbo

Debemos remontarnos al año 1974, fecha en la que generación 930 del aclamado 911 reinaba a sus anchas en el segmento de los deportivos. Sin embargo, los de Stuttgart tenían un as bajo la manga capaz de pulverizar a todo aquel que osase plantarle cara a su nueveonce, cuya condición de atmosférico estaba a punto de ser acompañada por un turbocompresor.

Porsche Taycan Turbo Por Que 1

Dicho sistema fue heredado del mismísimo Porsche 917, un emblemático vehículo de carreras que recurrió a la turboalimentación para las series CanAm. Una vez adaptado a la estructura del 911 y a su motor de seis cilindros, Porsche presentó en primicia al primer 911 Turbo. Gracias a la sobrealimentación, el 930 goza de una potencia de 260 CV hasta el año 1977, momento en el que los ingenieros realizan un ajuste de tuercas, elevan la cilindrada de los 2.7 litros hasta los 3.0 y la potencia hasta los 300 CV.

Desde entonces, la variante Turbo ha estado presente en todas y cada una de las generaciones del 911 hasta convertirse en sello de identidad. Incluso en la actualidad, que todas las versiones del deportivo alemán recurren a la turboalimentación, sigue habiendo espacio para los Turbo y Turbo S.

Taycan Turbo y Turbo S

Este último dato ya nos sirve para entender mejor el por qué del apellido del Porsche Taycan, un modelo que recurre a una mecánica 100% eléctrica. Con el paso de los años, la firma ha conseguido hacer que la denominación Turbo sirva para mucho más que para representar a una variante. Se ha convertido en un símbolo incondicional de deportividad, prestaciones y exclusividad, tres rasgos que están presentes en el Taycan.

High Taycan Turbo S 2019 Porsche Ag (5)

Los señores de Porsche no estaban fuera de sus cabales cuando decidieron bautizar de dicha forma al Taycan, simplemente utilizaron esa denominación para reflejar el conjunto que es capaz de ofrecer la berlina 100% eléctrica. Con esta premisa, no sería descabellado esperar la llegada de un Taycan Carrera o Carrera S, dos distintivos que se encargaran de cumplir con el mismo cometido: hacer referencia a un nivel de prestaciones concreto y actuar como sello de identidad.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.