Circular por Madrid: nuevo protocolo anticontaminación

Circular por Madrid: nuevo protocolo anticontaminación

Escrito por: Guillermo Lopez    12 octubre 2018     Sin comentarios     12 minutos

Obras inacabables, protocolos confusos, nuevas normativas, restricciones de acceso, limitaciones de velocidad ¿qué hacer y qué no para circular en Madrid?

Para tratar de solucionar el problema de las emisiones, el Ayuntamiento ha reformado su protocolo anticontaminación. Así, desde el lunes el protocolo anticontaminación se ha endurecido para mitigar, si es posible, los malos humos de los atascos que la propia corporación va a crear. Pero ¿es esta la solución a los atascos y la contaminación que el propio Ayuntamiento va a crear con sus políticas de movilidad?

Desde febrero de 2016, en Madrid se vienen aplicando una serie de medidas de control sobre el tráfico rodado de vehículos con el fin de reducir los episódicos de contaminación del aire por las emisiones de dióxidos de nitrógeno en la ciudad en los momentos en los que los índices de polución se elevan y superan los límites marcados. Límites que, en Madrid, son aún más estrictos a los marcados por la legislación europea, en un intento de la corporación municipal de reducir la contaminación atmosférica de la ciudad. Y ahora, desde este pasado lunes, las restricciones que el protocolo impone se han ampliado.

En lo sucesivo, en Madrid las medidas se van a aplicar en función de las pegatinas ECO de la DGT —abandonando el anterior sistema de matrículas pares o impares—, dentro de los cinco supuestos establecidos (uno más de los existentes hasta la fecha) y las restricciones se amplían también a las motos y ciclomotores, vehículos que hasta la fecha podían circular libremente.

Circular por Madrid: nuevos límites de velocidad para vehículos y maniobras permitidas para bicicletas y patinetes

Circular por Madrid: nuevos límites de velocidad para vehículos y maniobras permitidas para bicicletas y patinetes

Circular por Madrid ya no será sencillo: vehículos tendrán restricciones de acceso y nuevos límites de velocidad y bicicletas y patinetes maniobras prohibidas

LEER MÁS

Los protocolos se activarán en cuanto se superan los límites de preaviso por contaminación. El protocolo establece tres niveles: preaviso, aviso y alerta. El primero se produce cuando en dos estaciones de control de contaminación de una misma zona se superen los 180 microgramos/m3 durante dos horas consecutivas de forma simultánea o cuando en 3 estaciones de la red se supere esa cifra durante tres horas consecutivas de forma simultánea. Bajo esas mismas condiciones se activará el nivel de aviso cuando se superen los 200 microgramos/m3 y el nivel de alerta cuando se superen los 400 microgramos/m3. Valores más restrictivos de los que propone la Unión Europea, en un intento de la corporación por reducir la contaminación de la ciudad a los límites fijados por la UE.

En función de los distintos niveles de alerta, se aplicarán hasta cinco posibles escenarios de actuación, cuyas restricciones puedes ver en el gráfico adjunto. Si circulas por Madrid es conveniente que las conozcas para evitar ser sancionado.

  Escenario 1 Escenario 2 Escenario 3 Escenario 4 Escenario 5
ACTIVACIÓN
Superación nivel preaviso 1 día 2 días 3 días    
Superación nivel aviso   1 día 2 días 4 días  
Superación nivel alerta         1 día
MEDIDAS
Labores informativas Antes de las 12 del mediodía
Labores reconocimiento          
Promoción uso transporte público          
RESTRICCIONES
Reducción velocidad en M-30 70 km/h (a partir de las 6:00 h del día siguiente al aviso)
Reducción velocidad en accesos 70 km/h (a partir de las 6:00 h del día siguiente al aviso)
Prohibido circular en M30 (De 06:30 a 22:00 horas)   Vehículos sin etiqueta Vehículos sin etiqueta Vehículos sin etiqueta y con B Vehículos sin etiqueta y con B y C
Prohibido circular en interior M30   Vehículos sin etiqueta Vehículos sin etiqueta Vehículos sin etiqueta y con B Vehículos sin etiqueta y con B y C
Prohibido circular en toda la ciudad     Vehículos sin etiqueta Vehículos sin etiqueta y con B Vehículos sin etiqueta, B y C, Taxis y VTC libres
Prohibido estacionar en zona y horario SER (De 09:00 a 21:00 horas)   Vehículos sin etiqueta Vehículos sin etiqueta Vehículos sin etiqueta y con B Vehículos sin etiqueta y los ECO, B y C
Vehículos exentos Transportes públicos, servicios de emergencias, vehículos de profesionales (previa autorización) cuya hora de inicio o fin de jornada laboral esté fuera del horario de cobertura del transporte público, vehículos de mantenimiento urbano. Adicionalmente se permitirá la circulación de vehículos comerciales e industriales con mercancías y de vehículos especiales (grúas, servicios funerarios,…)

El Ayuntamiento de Madrid desconoce el efecto de los protocolos

El consistorio que dirige Manuela Carmena es el primero en reconocer que desconoce los efectos que están teniendo sus medidas en los índices de contaminación desde su puesta en marcha. El pasado 21 de septiembre, la Dirección General de Sostenibilidad y Control Ambiental emitía un informe en el que afirmaba que “es muy difícil cuantificar con exactitud la reducción en la concentración de los diferentes contaminantes que supone la aplicación de cada una de las medidas establecidas en el protocolo”… “pero sí se ha podido constatar que las medidas de limitación de velocidad y de restricción de aparcamiento y de circulación de vehículos aplicadas reducen la intensidad de tráfico de vehículos motorizados, principales responsables de los niveles de dióxidos de nitrógeno”. Según informa la propia Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento, aplicar el escenario 2 del protocolo únicamente redujo la circulación entre un 3 y un 5 por ciento.

Y ahora, según informa “El Confidencial”, un estudio independiente elaborado por la Universidad Politécnica de Madrid ha calculado los efectos que realmente ha producido sobre la contaminación en Madrid la aplicación de los protocolos durante un episodio de alta contaminación en la capital.

A partir de los propios datos facilitados por la corporación municipal, el estudio trató de reconstruir los niveles de dióxidos de nitrógeno existentes durante los días 28 y 29 de diciembre de 2016, fecha en la que se aplicó por primera vez el protocolo. La reconstrucción se realizó teniendo también en cuenta otras variables, como la influencia del viento, la dispersión de las emisiones contaminantes, las condiciones del tráfico en la ciudad durante aquellos días,… Datos tomados de los más de tres mil detectores situados por las calles de la ciudad. Todos los datos fueron procesados en el Centro de Supercomputación y Visualización de Madrid.

El resultado de este proceso arroja que durante el primer día de aplicación de las restricciones marcadas en el protocolo, donde sólo se prohibió aparcar en el centro de la ciudad, el tráfico se redujo un 10 por ciento, cifra que se elevó al 19 por ciento durante el segundo día. En cuanto a las emisiones detectadas por los sensores de la ciudad, estas rozaron una reducción del 4 por ciento de media, con puntas de hasta el 9 por ciento durante el día.

En total, el resultado obtenido fue de una rebaja de apenas el 3 por ciento en las emisiones, lo que viene a confirmar que las medidas adoptadas suponen mayores perjuicios para los ciudadanos que beneficios, pues apenas resulta insignificantes para alcanzar los beneficios perseguidos.

Y ahora, con la misma base de funcionamiento, el Ayuntamiento, con las principales arterias de la ciudad sumidas en unas interminables obras que colapsan día sí y día también toda la zona centro de la misma (c/ Atocha, c/ Alcalá, c/ Gran Vía,…. algunas de las cuales duran ya cuatro años para cambiar unas aceras, el mismo tiempo que se tardó en construir los túneles de la M-30), crea la zona Madrid Central, un nuevo experimento con el que persigue eliminar en lo posible la circulación rodada por el centro de la ciudad.

Madrid Central es una gran área de prioridad residencial y cero emisiones que conforman todos los viales incluidos dentro del perímetro que establecen las calles Alberto Aguilera, Glorieta de Ruiz Jimenez, Carranza, Glorieta de Bilbao, Sagasta, Plaza de Alonso Martinez, Génova, Plaza de Colón, Paseo de Recoletos, Plaza de Cibeles, Paseo del Prado, Plaza de Cánovas del Castillo, Paseo del Prado, Plaza del Emperador Carlos V, Ronda de Atocha, Ronda de Valencia, Glorieta de Embajadores, Ronda de Toledo, Glorieta de la Puerta de Toledo, Ronda de Segovia, Cuesta de la Vega, Calle Mayor, Calle Bailén, Plaza de España (lateral continuación Cuesta de San Vicente, Calle Princesa y Calle Serrano Jover.

En todas ellas, el Ayuntamiento ha delimita la zona interior a las mismas pintando sobre el asfalto una doble línea roja —sobre la cual no se puede estacionar—e instalado un complejo sistema de control fotográfico de acceso y salida de los vehículos para identificar y sancionar a aquellos no autorizados a circular por las calles de Madrid Central. Aunque por las calles antes mencionadas no se aplican las restricciones (salvo la ya citada de estacionamiento) por las situadas en el interior de ese perímetro sólo podrán circular los residentes en la zona, los vehículos poco contaminantes (etiquetas 0 y ECO de la DGT), taxis, VTC´s, vehículos de transporte público y motocicletas. Los no residentes únicamente están autorizados a circular cuando dispongan de una plaza de aparcamiento privado donde poder estacionar su vehículo.

Madrid Central entrará en vigor este próximo mes de noviembre. Durante los dos primeros meses lo hara a título informativo, es decir, no se sancionará a los vehículos que no cumplan la normativa al respecto y accedan al interior del perímetro sin estar autorizados para ello. Se les notificará la denuncia pero no se les sancionará. Será a partir del próximo mes de febrero cuando las denuncias si conlleven la pertinente sanción, cuya cuantía será de 90 euros, 45 si se accede a la modalidad del pronto pago.

Desde el pasado mes de agosto, los técnicos del Ayuntamiento de Madrid han procedido a la pintura y señalización de la citada zona Madrid Central y a la instalación del sistema de captación de imágenes y control de los vehículos infractores. Durante ese proceso la deficiente señalización de las obras ha provocado numerosos incidentes y diversos accidentes en los accesos a la misma. Los badenes instalados en las principales calles de acceso fueron deficitariamente señalizados durante un tiempo y provocaron que más de un vehículo saliera literalmente volando al circular sobre ellos cuando aún no habían sido pintados. Y eso sin contar el dinero tirado a la basura cuando en algunas calles el baden reductor de velocidad se ha situado exactamente encima de la gran señal pintada sobre el asfalto para indicar el inicio de Madrid Central.

Si así han sido los comienzos tememos lo peor para cuando se ponga en marcha, porque nos tememos lo peor cuando eso suceda, dado que parece que el Ayuntamiento está empezando la casa por el tejado y sin tener en cuenta las políticas contraproducentes que se vienen aplicando en otras áreas. Por que ¿cómo se explica que el Ayuntamiento quiera desarrollar el transporte colectivo y la inmediata sea la promulgación de un Real Decreto que impide la actividad de los VTC`s , un servicio que ha tenido una gran y muy favorable acogida por la población en el centro de las ciudades? Resulta cuando menos extraño que dos gobiernos de igual signo político legislen en contrario.

Y si tenemos en cuenta que en las horas punta de cada mañana del mes de septiembre hay numerosas estaciones de la red del metropolitano en las que los pasajeros se empujan hasta el límite para acceder a los vagones del tren y que lo mismo sucede en numerosas líneas de autobuses de la EMT y de las líneas metropolitanas del Consorcio de Transportes (algunas de las cuales viajan con una ocupación que excede a la autorizada para sus vehículos), ¿tendrá Madrid una red de transporte público suficiente como para alcanzar los resultados que se persiguen?

Madrid, capital con la mejor red de carsharing

Madrid cuenta con la mejor red de carsharing sostenible del mundo (car2go, emov, Zity, Wible, Respiro, Bluemove,…) y las modalidades de transporte en la ciudad crecen con la incorporación de las compañías de motosharing, así como con el Bici Mad y la reciente incorporación de nuevas empresas de alquiler de bicicletas y patinetes en el panorama de la movilidad capitalina. Pero ¿es todo esto suficiente para mejorar la movilidad del madrileño y la calidad del aire que se respira?

La solución habrá que verla dentro de un tiempo, cuando podamos analizar los datos que proporcionan las medidas adoptadas. Medidas que pese a basarse en la nueva normativa de la DGT que clasifica a los vehículos en función de su etiqueta medioambiental, no creemos que resulten muy adecuadas dado que lo más efectivo sería actuar sobre el tipo de vehículos que tenemos en la ciudad sin necesidad de restringir la libre circulación de los mismos hasta límites que, como ya hemos dicho, no son nada beneficiosos.

Así, en vez de demonizar a todos los vehículos diesel —los más modernos de los cuales no sólo cumplen con todas las normativas de emisiones sino que además contaminan claramente menos que los gasolina equivalentes— lo que habría que hacer es favorecer la sustitución de los modelos más antiguos por vehículos modernos. Promocionar la venta de vehículos 0 emisiones y ECO a partir de la entrega de vehículos diesel y gasolina antiguos puede ser un buen comienzo. Reducir el IVA y eliminar el impuesto de matriculación para los vehículos de energías alternativas también puede ayudar, favorecer el uso de estos modelos con medidas como aparcamiento gratis en superficie o recargas gratis en instalaciones municipales o crear una amplia red de puntos de carga estratégicamente situados en distintas zonas de la ciudad, tanto en el centro como en el resto de barrios pueden ser buenas soluciones. Como también lo sería fomentar el uso del transporte público con la creación de amplios aparcamientos controlados y gratuitos en los accesos de la ciudad que disuadan a quienes entran a la misma de hacerlo en su propio coche o reducir el precio de los servicios públicos de transporte en lugar de aumentarlos cada año si es que realmente queremos convencer a nuestros ciudadanos de que Madrid aspira a disfrutar de una movilidad limpia, eficiente y saludable.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.