GANVAM pide combinar fiscalidad y achatarramiento para lograr la movilidad sostenible

GANVAM pide combinar fiscalidad y achatarramiento para lograr la movilidad sostenible

Escrito por: Guillermo Lopez    8 abril 2018     3 minutos

Gravar el uso y no la compra y retirar coches viejos con incentivos para su achatarramiento son medidas que propone GANVAM para lograr la movilidad sostenible

Basar los impuestos en las emisiones de CO2 gravando el uso del automóvil más que su compra, y retirar los vehículos más antiguos y contaminantes mediante planes de achatarramiento que incentiven la renovación de los vehículos más veteranos por modelos más modernos y eficientes, son las medidas que propone GANVAM, la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios para alcanzar cuanto antes una movilidad sostenible en nuestro país.

La propuesta de GANVAM se produce como reacción al reciente informe presentado por el Ministro de Energía, Alvaro Nadal, en el cual se califican de “innecesarios” los planes de renovación del parque si finalmente se llevara a cabo una nueva política fiscal bajo la cual los precios fijados para los distintos tipos de combustibles modularan las decisiones de los consumidores a la hora de elegir la motorización de su nuevo vehículo.

GANVAM coincide con el comité de sabios en que la reforma fiscal debe traspasar la presión impositiva de la compra de los vehículos a su uso, siguiendo así las actuales directrices que viene marcando la unión europea en la materia. Pero la asociación de vendedores y reparadores no comparte la idea expresada por el ministro de subir los impuestos que actualmente gravan a los combustibles sino que apuesta firmemente por variar el actual Impuesto de Circulación para que este se base en las emisiones en lugar de en la cilindrada y la potencia como hace actualmente.

Según comenta la citada asociación, la adopción de esta medida permitiría desincentivar el uso de los vehículos más contaminantes y beneficiaría la renovación del parque y la introducción de los vehículos dotados de tecnologías más eficientes, justo al contrario de lo que sucede ahora con la actual situación, en la que se penaliza injustamente a vehículos como los Diesel Euro6, que emiten menos CO2 que los gasolina y que están dentro de los límites establecidos en cuanto a la emisión de partículas. Desde que comenzó el escándalo de los diesel y después de 10 años continuados de descenso, las emisiones de CO2 se han vuelto a incrementar en los distintos mercados al reducirse las matriculaciones de vehículos diesel en favor de los gasolina.

GANVAM propone impulsar la paulatina electrificación del parque facilitando la penetración de vehículos no contaminantes mediante actuaciones o planes “que no supongan medidas de gasto público que puedan conducir a generar costes no recuperables”. El escenario más conservador que plantea el Informe del Comité de Expertos prevé que las matriculaciones de vehículos eléctricos supongan el 18 por ciento del mercado español en 2030. Según GANVAM, para alcanzar ese objetivo, además de solventar los actuales problemas relativos a la autonomía de los coches y a las infraestructuras de recarga disponibles para los vehículos eléctricos es necesario educar gradualmente a los consumidores para orientarles en sus compras hacia este tipo de tecnologías.

Sólo quitando de circulación los vehículos más antiguos que todavía circulan por nuestras carreteras es como se conseguirá un parque más sostenible, de ahí que GANVAM abogue porque los planes de incentivo que se planteen vayan dirigidos a la retirada definitiva de estos vehículos para destinarlos al achatarramiento de los mismos.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.