Prueba: Porsche Cayenne Coupé Turbo, la perfección de la especie

Prueba: Porsche Cayenne Coupé Turbo, la perfección de la especie

Escrito por: Ramiro Mansanet    20 enero 2020     9 minutos

El Cayenne lleva un montón de años entre nosotros. Ha habido diferentes versiones y motorizaciones, pero estamos seguros de que este Cayenne Coupé Turbo es el mejor Cayenne de la historia… hasta el momento.

Los SUV son legión, siguen naciendo y ocupando cuota de mercado. Es de tontos no estar en ese segmento que se lleva buena parte del pastel de las ventas y… puestos a estar, ¿por qué no hacerlo con el mejor del mercado? Las versiones Coupé de los SUV más grandes (a saber, Audi Q8, BMW X6, Mercedes GLC… ), no son las más apreciadas ni las más vendidas. Sencillamente porque limitan su espacio y sus peculiares diseños comprometen en ocasiones la habitabilidad y el confort de marcha de los ocupantes de las plazas traseras.

Esto no ocurre en Porsche con el Cayenne Coupé, que estrena una carrocería completamente nueva que evoluciona del Cayenne convencional mimando a sus ocupantes. El diseño es genuinamente Cayenne, con un zaga peculiar por la forma de su doble alerón posterior, el del final del techo y el que se despliega mecánicamente por debajo de la luna a partir de 100 km/h. Aporta sustentación aerodinámica y un marcado carácter deportivo.

Porsche Cayenne Coupe 3

La zaga es lo que más cambia, lo más genuino de este Cayenne Coupé, el elemento diferenciador en cuanto al estilo y aunque les ha salido redondo se nos antoja que poco o muy poco recuerda a la zaga del espectacular 911 del que aseguran que evoluciona. Eso sí, por delante, a no ser que seas cliente Porsche o un experto, puede ser que no los diferencies fácilmente.

El Coupe es más largo, ancho y bajo que el Cayenne

Las versiones coupé siempre tienen el hándicap de que son variantes más pequeñas en su habitáculo, a veces incluso con una habitabilidad comprometida por el diseño, pero en el caso del Cayenne Coupé creo que tiene el tamaño perfecto incluso frente al Cayenne convencional, que me parece demasiado grande.

Va en gustos, como los colores, también en necesidades de espacio, aunque hay algunos detalles en sus dimensiones que es importante destacar, como por ejemplo que el Cayenne Coupé es un poco más largo, bajo y ancho que el Cayenne convencional… solo este apunte es suficiente para entender porque tiene un aspecto tan porte imponente, muy deportivo, musculoso y superior a cualquier otro Cayenne y a la gran mayoría de los SUV de sus características.

Porsche Cayenne Coupe 10

Nos gusta la estética pero aún más la mecánica y el funcionamiento del bastidor lo que nos ha vuelto completamente locos y nos ha convertido en fieles admiradores de los SUV deportivos. O mejor dicho, de los Cayenne Coupé Turbo.

El Cayenne Coupé Turbo es uno de los SUV deportivos más convincentes del mundo, no solo por su diseño, ni por su motor, ni por su bastidor… lo es por todo.

Arrancar el motor dentro de un garaje no muy grande en una fría mañana con el sonido del escape potenciado en su modo deportivo Sport+ es un ejercicio emocionante. El sonido es de esos que te erizan el vello y te transmiten una sensación especial a través de la columna vertebral hasta llegar al cuello. Así se disfruta de la melodía que emana de las cuatro salidas de escape cuando el descomunal V8 de cuatro litros sobrealimentado con dos turbos se pone a rugir.

Motor hay de sobra, pero lo mejor es que al volante hay tantos Cayenne Coupé a nuestra disposición como programas de uso. Con el modo normal es un coche silencioso y cómodo, perfecto para dar un relejado paseo disfrutando de la calidad de rodadura y el confort interior, en modo Sport ya hay cambios importantes, el sonido se percibe con mayor claridad y el tacto del acelerador se hace más sensible así como la dirección se endurece ligeramente.

Porsche Cayenne Coupe 6

Luego, con el modo Sport Plus pasamos a disfrutar de un SUV de alto rendimiento con una capacidad de aceleración brutal y una velocidad en el paso por curva que asusta. Su destreza para completar zonas viradas con la ejemplaridad de una berlina de semejante potencia es increíble, no llega al nivel de un 911 pero sí que supera con creces el rendimiento de muchos que son considerados deportivos y frente a este SUV no lo son tanto.

Como el extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde

Al volante, seleccionado el modo de uso “confort o normal” todo es suavidad y baja rumorosidad. Tampoco el consumo es elevado, en parte gracias al sistema de desconexión selectiva de los cilindros, porque este Cayenne Turbo puede circular con solo cuatro cilindros activos si no se le exige un alto rendimiento: tecnología puesta al servicio de la economía, eficiencia y ecología.

Porsche Cayenne Coupe 16

Aunque aquí, lo bueno llega cuando el selector del volante lo llevamos a las posiciones Sport y Sport Plus. La electrónica lo domina todo, el reparto de par entre ambos ejes, los tres niveles de dureza de la amortiguación y hasta los cinco niveles de altura de la carrocería.

El motor transmite mucho y la sensación es que es interminable y contundente a cualquier régimen. Y todo ello asociado a una excepcional caja de cambios automática con mando secuencial de ocho velocidades, nos referimos al cambio Tiptronic de ocho velocidades que tiene un funcionamiento impecable, ya sea para realizar una conducción relajada o la más deportiva posible. Por debajo de las 2.000 vueltas se percibe con claridad la llegada del arrollador par motor de 770 Nm y su funcionamiento, en especial en la franja entre las 3.000 y las 6.000 rpm es sencillamente espectacular.

Dispone del bastidor posiblemente más sofisticado del mercado. La suspensión inteligente, la tracción total, los sistemas de control de tracción, las estabilizadoras activas o el eje trasero direccional son solo algunos de los detalles que marcan la diferencia.

Se escuchan los turbocompresores y la potencia llega con una progresividad lineal ascendente casi salvaje, tanto que aplasta a los ocupantes contra sus asientos para completar sin problema una aceleración de 0 a 100 km/h en solo 3,9 segundos. Con un puñado más de segundos sobrevuela el asfalto por encima de los 250 km/h hasta llegar incluso a los 285 km/h. Grandes cifras pero no impresiona en un SUV de Porsche con más de quinientos caballos, digamos que era lo esperado.

Lo que es realmente sorprendente es de lo que es capaz el bastidor y lo que consigue gracias a elementos como el Porsche Torque Vectoring Plus o especialmente el PDCC que incluye las barras estabilizadoras activas y el eje trasero direccional. Gracias a esto el comportamiento se aparta de toda lógica, porque el Cayenne Coupé es capaz de seguir incluso a un 911 en una zona muy virada. Solo seguir. Las estabilizadoras activas y el eje direccional trasero hacen que las más de dos toneladas que pesa no salgan a relucir y parezca mucho más ligero.

Porsche Cayenne Coupe 7

Las reacciones son tan buenas y tiene una capacidad de enlazar curvas y fuertes apoyos con tal agilidad que casi parece un pequeño y ligero GTi. Además, la dirección es muy precisa y tiene la dureza exacta para no perder el tacto y que el conductor perciba en todo momento lo que ocurre entre las ruedas y el asfalto.

En lo relativo a la seguridad percibida por el usuario, incluso cuando se exprime el potencial del motor, tiene mucho que ver también el dispositivo de frenos. Que un Porsche frene una barbaridad es una obligación y también algo tradicional, pero que llegue a frenar casi de forma excesiva es por culpa del sistema de frenos PSBC, discos de acero de 415 mm en el tren anterior y de 365 en el tren posterior cubiertos por carburo de wolframio. La sensibilidad de la frenada al pisar el pedal se multiplica por diez como mínimo y hay que reaprender a dosificar la frenada para no clavar demasiado los frenos y que la conducción se haga incómoda.

Este nuevo sistema de frenos funciona a las mil maravillas, aguanta el peor trato y ayudan mucho al conductor, aunque según los técnicos de Porsche la frenada es igual o ligeramente superior con los discos carbonocerámicos que incluyen el sistema PCCB que además son más ligeros. Es rizar el rizo.

Por último y no por ello menos importante nos queda apuntar a las ruedas, porque sin unas buenas ruedas nada podemos hacer con tanta potencia y semejantes frenos. De sería recurre a unas espectaculares llantas de 21 pulgadas, pero no contentos con ello nuestra unidad recurría a llantas de 22 pulgadas con una monta de neumáticos de 285 mm de banda de rodadura y 35 de perfil… no está nada mal.

Porsche Cayenne Coupe 9

Todo en este Porsche parece haber sido pensado especialmente para conseguir una dinámica fuera de lo normal. Quizás para convencer a los indecisos que buscan un SUV de alto rendimiento. Dentro de este análisis de deportividad extrema hay que incluir el techo de fibra de carbono como un elemento un tanto exótico pero sin duda convincente y que montaba nuestra unidad de pruebas.

De serie emplea un techo panorámico de cristal que es realmente atractivo y agradable para los ocupantes por la sensación de amplitud y luminosidad que aporta, pero con la opción del techo de fibra de carbono se reducen veintiún kilos de ahí arriba, un peso que estaría en una zona muy alta y que gracias a esta solución baja el centro de gravedad del coche de forma considerable.

No hay nada malo: un SUV de circuito

A modo de conclusión se puede decir que es un coche que vale para todo. No lo he conducido en circuito pero seguro que incluso en ese entorno responde bien. Para el uso diario es sencillamente perfecto y para disfrutar de la carretera con las curvas más difíciles también lo es.

Mimando el acelerador el consumo es entre razonable y bajo y a todo trapo nos vamos por encima de los veinte litros, ¡pero disfrutando de 550 CV y haciendo bailar un coche de dos toneladas! No me parece algo negativo. Me gustaría decir que algo no me gusta, pero lo del precio de compra o el costo de las opciones es de paletos. Es caro pero lo vale por calidad, tecnología y diseño. No se me ocurre nada malo. Es un Porsche.

Galería de imágenes Porsche Cayenne Turbo

Fotos: Pedro Morera

 

Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.