Prueba Volkswagen Transporter Rockton 4Motion, la furgoneta 4×4 más capaz

Prueba Volkswagen Transporter Rockton 4Motion, la furgoneta 4×4 más capaz

Escrito por: Diego G. Moreira    9 abril 2019     Sin comentarios     9 minutos

Analizamos en esta prueba a la furgoneta 4x4 más capaz del mercado, se trata de la Volkswagen Transporter Rockton 4Motion.

Mañana fría, ha nevado esta noche y con las primeras horas del día se puede ver el manto blanco por todo el pequeño pueblo de montaña. No queda más remedio que ir a trabajar y eso implica, salir al frio y arrancar nuestro vehículo de trabajo, con la intensa nevada no será fácil moverlo… Salvo que nuestro vehículo sea una Volkswagen Transporter Rockton 4Motion, porque entonces la nieve no es un problema.

Hemos puesto a prueba en las condiciones más exigentes a la Volkswagen Transporter en su versión más off-road, es decir, la Rockton 2.0 TDI 150 CV con la tracción 4Motion y equipada con neumáticos 4Season.

Diseño exterior: una enorme y alta furgoneta naranja

Transporter Rockton 4motion 00193

Lo primero que llama la atención de la Volkswagen Transporter Rockton es su color exterior, la firma alemana dispone de varios colores para este acabado siendo el naranja el más llamativo (y por otra parte el más usado en Alemania en todos los vehículos de obras o servicios públicos).

Lo segundo que sorprende es su enorme altura libre del suelo, si la comparamos con un SUV el todocamino nos parecerá un utilitario. A esto hay que sumar (como opcional) una defensa de bajos metálica que protege -de verdad, no como las defensas plásticas- la mecánica de cualquier imprevisto. Los neumáticos de serie son unos 4Season con medidas 205/65 R16.

Transporter Rockton 4motion 00201

Exteriormente es espartana, con la defensa delantera en color negro (toda pintada es un extra) y unos faros delanteros LED para todas las funciones de iluminación que son otro opcional. Lateralmente, dispone de doble puerta lateral que no tiene accionamiento eléctrico pero si cierre eléctrico. En la zaga dispone de doble puerta aunque con el borde de carga bastante elevado.

Diseño interior: hasta nueve plazas de verdad con distribución a nuestro gusto

Transporter Rockton 4motion 00104

Por dentro el diseño es sobrio, algo normal en el segmento y con los acabados típicos de este tipo de vehículos. No hay grandes alardes de diseño ni materiales innovadores, pero todo está en su justo lugar y tiene un puesto de conducción elevado pero cómodo.

Lo único que sí es necesario y que se puede equipar como opcional es el reposabrazos de los asientos delanteros, sobretodo el del conductor, puesto que no es especialmente incómodo hacer kilómetros en la Transporter pero se nota mucho la falta del reposabrazos. La visibilidad es muy buena, salvo la trasera que está completamente entorpecida por los asientos de la última fila.

Transporter Rockton 4motion 00150

Los asientos de nuestra unidad de pruebas eran otro opcional, con una tapicería y forma específica y situados en configuración 2+2+3. Lo bueno es que este tipo de asiento se puede mover dentro del vehículo según como queramos, usando para ello las guías que recorren todo el interior de la Transporter dejando el suelo completamente plano.

Aunque mejor equiparla con unos asientos más cómodos en la segunda y tercera fila, que no sean tan estrechos y no lleven el reposacabezas integrado, puesto que los equipados por nuestra unidad de pruebas no se podía ni regular los respaldos. Eso sí, las plazas traseras, tanto de la 2ª como 3ª fila, disponen de mucho espacio entre cada asiento tanto para pies como para cabeza.

Transporter Rockton 4motion 00175

El enorme espacio interior provoca un problema en el maletero, puesto que todo el suelo de la Transporter es plano, siendo la misma superficie en las plazas traseras que en el maletero. Si transportamos algo pequeño se moverá por todo el habitáculo, debería incorporar algún gancho o solución que permita retener objetos en el amplio maletero o zona de carga.

Motor y prestaciones

Transporter Rockton 4motion 0014

Bajo el capó la Transporter Rockton esconde un conocido bloque de dos litros TDI con 150 CV, no es la versión más potente de este propulsor pero son más que suficientes para mover esta furgoneta con soltura. Este 2.0 TDI es bastante voluntarioso en la entrega de potencia, responde desde poco más de 1.500 r.p.m. y estira su entrega de par hasta casi las 4.000 revoluciones.

Entre su motor con 340 Nm de par, y su caja de cambios manual de seis relaciones, es muy fácil sacarle partido a cada uno de los 150 CV disponibles. El tacto de la palanca es correcto, con recorridos cortos y bastante precisa, además dispone de una primera marcha específica para el uso off-road. Mejorable es la rumorosidad del motor y la vibración, pero se encuentra dentro de valores normales en el segmento.

Comportamiento: furgoneta 4×4 de verdad

Transporter Rockton 4motion 0032

Lo primero que nos ha sorprendido de su comportamiento es a nivel dinámico, nada más ponernos al volante los primeros kilómetros -como de costumbre- son por autopista desde Madrid hasta Vigo. En ese primer recorrido, pese a sus medidas y altura, se comporta de forma noble y predecible. Por otra parte, no nos podemos olvidar que es más alta que una furgoneta convencional y bastante larga, pero dinámicamente mantiene el tipo. Eso sí, es ruidosa en su interior puesto que no es nada aerodinamica y altas velocidades se nota, eso sí, en adelantamientos o incorporaciones se defiende noblemente.

La previsión inicial era que fuese más torpe en carretera y sin embargo sorprende, por su aplomo, siendo bastante rígida y con una suspensión que controla en todo momento las inercias. Cuando es inevitable que aparezcan, la Transporter se comporta de forma predecible.

Transporter Rockton 4motion 0074

En carretera es muy cómoda la conducción, sólo a la hora de afrontar un puerto de montaña sufriremos -sobretodo por su tamaño-, auqnue no le falta fuerza y los frenos cumplen de forma sublime su función. La tracción total 4Motion de gestión automática también ayuda a que no haya pérdidas de potencia en ningún momento y a que tenga una muy buena salida de las curvas.

Aunque lo más destacable de su comportamiento aparece cuando salimos fuera del asfalto, es decir, su capacidad off-road que iguala la de cualquier 4×4 puro. Su tracción 4Motion funciona de forma automática, gracias al diferencial distribuidor, que entra en funcionamiento enviando fuerza al eje trasero cuando es necesario para apoyar al delantero, eso sí, gestionado de forma totalmente automática.

Transporter Rockton 4motion 0057

Lo que sí podemos bloquear mediante un botón es el eje trasero, para salvar las situaciones más complejas. A diferencia de otros sistemas gestionados electrónicamente, en este caso la gestión va ligeramente por delante y en una situación complicada de muy baja adherencia sólo tenemos que pisar lentamente el acelerador y la gestión de la tracción hará lo demás (en otros sistemas similares muchas veces quedamos bloqueados en situaciones fáciles de resolver simplemente con un bloqueo de diferencial o enviado el par a otras ruedas). Es decir, pese a su gestión automática no le tiene miedo a ningún tipo de terreno y como apoyo cuenta con el bloqueo del eje trasero y el control de descensos (dos elementos que pocos 4×4 equipan).

Transporter Rockton 4motion 0043

Una vez que conocemos la teoría de cómo funciona el 4Motion, decidimos ponerlo a prueba en una carretera de alta montaña en la Serra do Caurel (Lugo) tras una intensa nevada. Empezamos circulando por una carretera que tiene una ligera capa de nieve hasta que desembocamos en otra con varios centímetros de nieve que no han sido despejados por ninguna máquina o vehículo, ahí es cuando nos sorprende su capacidad de tracción, incluso con una considerable pendiente. Pero esta Transporter Rockton parece no tener límites y abre paso por medio de la nieve sin casi inmutarse, su generosa altura libre de suelo y la sobresaliente protección de los bajos (un opcional muy recomendable si se va a hacer uso off-road) nos aportan mayor seguridad, con una altura de nieve que llega a un tercio de la rueda.

Consumo

Transporter Rockton 4motion 0070

Pese a sus dimensiones, el consumo medio durante la prueba se ha mantenido en cifras razonables. En autovía, pese a su altura y aerodinámicas totalmente desfavorables, la cifra en el recorrido habitual entre Madrid > Vigo > Madrid ha sido de 8,3 litros a los 100 km. En carretera la cifra baja hasta los 7 litros a los 100 km, aunque si somos cuidadosos con la forma de conducción puede bajar hasta los 6,5 litros a los 100 km. Finalmente en ciudad, la media en nuestro recorrido habitual fue de 8,9 litros a los 100 km.

Equipamiento: espartana con larga lista de opcionales

Transporter Rockton 4motion 00129

Dentro del equipamiento de serie, destaca en materia de seguridad: airbags frontales, control de estabilidad con asistencia la frenada, faros antiniebla delanteros con iluminación en curva, entre otros elementos. El equipamiento de serie se completa con los paragolpes y retrovisores en color negro, la radio táctil con pantalla de cinco pulgadas, cuatro altavoces (sólo en las plazas delanteras) y el climatizador con dos zonas diferenciadas -habitáculo delantero y trasero-, entre otros elementos.

Lo demás se completa con la lista de extras, echamos en falta una cámara trasera (disponía de sensores de aparcamiento) o un reposabrazos en el asiento del conductor, así como unos asientos en la segunda y tercera fila algo más confortables. Pero tanto los asientos de la 2ª y 3ª fila como la segunda puerta lateral, son opcionales según la distribución que queramos hasta llegar a las 9 plazas en total (nuestra unidad equipaba siete plazas).

Precio y opinión de la Volkswagen Transporter Rockton

Transporter Rockton 4motion 00185

El precio de partida para esta versión 4×4 tan especial es de 37.060 euros (2.000 más si se elige con la caja DSG), mientras que una vez sumados los extras es fácil sobrepasar los 40.000 euros o como en el caso de la unidad que hemos probado rondar los 50.000 euros de precio final, todo dependerá del nivel de extras y personalización.

Mi opinión sobre la Transporter Rockton es muy positiva, es una furgoneta de las que ya no quedan, es un vehículo de los que ya no quedan. Su sabio punto medio entre trabajo y capacidad off-road hace que sea un vehículo perfecto para los que necesitan por trabajo o por ocio salir fuera del asfalto o circular por zonas complicadas y un 4×4 se queda corto por tamaño, ahí es donde esta Transporter ofrece lo mejor de los dos mundos: es enorme, ideal para carga, con una configuración interior totalmente personalizable y sus aptitudes son de un verdadero 4×4.

Fotos | Equipo de pruebas

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.