BMW M5 gana potencia en una nueva visita a G-Power y se viste con fibra de carbono

BMW M5 gana potencia en una nueva visita a G-Power y se viste con fibra de carbono

Escrito por: Victor Alós Yus    9 abril 2019     2 minutos

El sintonizador G-POWER ha trabajado sobre la última generación del BMW M5 y ha preparado una versión potente y lista para ser más potentes y elegante

Te voy a contar un secreto que quizá no sepas. Nos encantan las preparaciones personalizadas que realizan los talleres repartidos por todo el mundo, dedicados en cuerpo y alma a sacar lo mejor de los modelos sobre los que trabajan. Una de esas empresas se llama G-Power y tiene una especial querencia por los modelos de BMW. Por ejemplo, por el BMW M5, que es el modelo que nos ha presentado.

El sintonizador ha trabajado para quitar peso al modelo, sustituyendo partes de la carrocería por el material ligero de moda, la fibra de carbono. El principal elemento que se ha sustituido ha sido el capó, diseñado y fabricado por el propio sintonizador, así que está pensado para ayudar en la refrigeración del motor y obtener el máximo rendimiento del mismo.

Bmw M5 Tuning G Power (2)

Pero este no es el único elemento cambiado, ya que en la parte externa podemos encontrar otros que han sido sustituidos por fibra de carbono. La parrilla con forma de riñón también ha sido fabricada con fibra de carbono y el borde del alerón trasero. Un toque personalizado son las llantas de aleación de 21 pulgadas y con el logotipo de G-Power en lugar del de BMW.

G-Power quiere premiar a los cinco primeros compradores del modelo, así que ofrecerá el capó de fibra de carbono y sin limitador de velocidad. Además añadirá una actualización del software del motorpor 7.495 euros, lo que supondrá un ahorro de 800 euros sobre el precio original.

La actualización del motor que propone G-Power sobre el bloque V8 doble turbo de 4.4 litros tiene una potencia de 700 CV, lo que supone un incremento de 100 CV sobre la potencia que ofrece el modelo en que se basa. Pero hay clientes que no se conforman con estos 700 CV, así que el sintonizador ofrecerá una actualización que alcanzará los 800 CV.

Para conseguir esta potencia se ha trabajado sobre la ECU del motor, se han sustituido los turbocompresores, el escape con catalizadores adaptados y de acero inoxidable. Todo ello tiene un coste de 20.000 euros, un coste que no incluye la instalación en el coche. Un precio que parece elevado pero que si eres exigente con tu BMW M5, no te costará tanto desembolsar.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.