Qué mirar antes de comprar un coche eléctrico usado: las principales claves

Qué mirar antes de comprar un coche eléctrico usado: las principales claves

Escrito por: Victor Alós Yus   @sepelaci    24 noviembre 2020     4 minutos

Ya hay un mercado de coches eléctricos de segunda mano bastante amplio y se pueden encontrar varios modelos usados a un precio reducido muy interesante.

Los coches eléctricos llevan poco tiempo en el mercado, pero ya es fácil encontrar varios modelos de los mismos que han sido usados y por algún motivo entran en el mercado de los coches de ocasión o de segunda mano. Esto puede ser algo interesante para quien quiera comenzar en el mundo de la movilidad eléctrica pero no quiera gastar el dinero que cuesta un coche eléctrico nuevo. Por ese motivo vamos a repasar los puntos clave a revisar en el caso de querer comprar un coche eléctrico de segunda mano.

Qué mirar antes de comprar

Antes de decidirse a comprar un coche eléctrico de segunda mano hay revisar varios puntos importantes del coche. Es importante que todo ello esté en condiciones para que el vehículo elegido esté en perfecto estado.

Tesla Model 3

La batería

La batería de un coche eléctrico es uno de los principales elementos a comprobar cuando se quiere comprar un coche de segunda mano. Una batería tiene un número de cargas máximo a partir del cual comienza a perder eficiencia. Esto quiere decir que puede ser que la batería del coche de segunda mano puede no cargar de forma completa y su autonomía se verá mermada considerablemente.

Esto puede ser no ser un problema, ya que la disminución de kilómetros puede no ser excesivamente alarmante y puede ser igual de útil según lo que se espera de ella. Pero aunque así sea, hay que saber en qué condiciones está. Es importante probar el coche y saber qué autonomía tiene y lo que puede ofrecer.

Para ello se tendría que concertar una cita con el vendedor, bien sea un particular o un concesionario profesional y saber en qué condiciones se encuentra la batería. Un recorrido similar al que se debe hacer con el coche de manera habitual, con la batería cargada, puede ser muy útil para detectar problemas y saber qué se puede esperar del coche.

Plan Moves Cataluña

Además, hay algo importante que saber sobre la batería. Esta puede estar en alquiler o ser de propiedad. En el primer caso se paga una cantidad fija mensual, pero a cambio la empresa propietaria de la batería se encarga de todo el mantenimiento de la misma y de sustituirla ante cualquier problema surgido por el uso, por pérdida de capacidad de almacenaje o por una avería fortuita. Si se trata de una batería en propiedad, eso encarecerá bastante el precio del coche eléctrico de segunda mano y además se tendrá que sustituir la batería cuando deje de ser eficiente.

En cuanto a la garantía de un coche eléctrico, los fabricantes suelen ofrecer 8 años, aunque si se trata de los primeros modelos, esta se reduce a los 5 años. Esto quiere decir que en el segundo caso seguramente el fabricante ya no asegure su correcto funcionamiento, así que hay que tenerlo en cuenta. Esto podría afectar al precio final del coche eléctrico de segunda mano, así que es importante conocer datos como la fecha de fabricación y matriculación.

Gastos de la compra

Los gastos derivados de la compra de un coche eléctrico de segunda mano son los mismos que son iguales que en el caso de los coches de motor de combustión. Lo que sí es importante es conocer el uso que se va a hacer y si las ventajas que se tienen por disfrutar de un coche eléctrico van a resultar útiles, como la posibilidad de circular por el centro de las ciudades con restricciones o aparcamiento gratuito en zonas de aparcamiento regulado.

Estos son los factores que afectan a la autonomía de un coche electrico. ¡Cuidado con ellos!

Estos son los factores que afectan a la autonomía de un coche electrico. ¡Cuidado con ellos!

La autonomía de un coche eléctrico viene marcada por la capacidad de la batería, la potencia del motor y otros factores, que hay que tener en cuenta al conducir

LEER MÁS

Precios de coches eléctricos de segunda mano

Los coches eléctricos de segunda mano tienen un precio bastante inferior que los coches eléctricos nuevos. La diferencia puede ir de unos escasos 1.000 euros en el caso de los coches retirados con poco uso a varios miles en otros más usados y con más antigüedad. En noviembre de 2020 hemos visto un Citroën C-Zero Seduction por 5.490 euros, frente a los 12.900 euros que cuesta nuevo.

También se puede encontrar un TESLA Model S P100D 4WD 5p con un precio de 90.990 euros, frente a los 96.990 euros que cuesta nuevo. Obviamente, los precios varían según el estado del vehículo, su autonomía y el modelo. Recomendamos que antes de comprar un coche eléctrico de segunda mano se compruebe bien y se obtengan todos los datos referentes al mismo por escrito y con la garantía correspondiente. ¡Hay que evitar sorpresas!

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.