1 septiembre 2014 Deportivos, Industria

alpine-a110-50

El pasado mes de marzo, Caterham y Renault rompieron su acuerdo de colaboración para el desarrollo conjunto de un deportivo por motivos que afectaban a ambos fabricantes. Tanto para el británico como para el galo esto ha supuesto un retraso en el lanzamiento de sendas versiones del vehículo, que, en el caso de la que comercializará Alpine, saldrá en 2016 según las previsiones más optimistas.

A pesar de estos contratiempos, en Renault aún tienen puestas muchas esperanzas en el nuevo Alpine. En el marco del Salón de Moscú, el jefe de diseño de la marca francesa, Laurens van den Acker, reconoció en declaraciones a la revista británica Autocar que no descartan la posibilidad de ampliar la gama de Alpine si su nuevo deportivo tiene una buena acogida por parte del público.

El primer objetivo es que este modelo de calle no se convierta en un desastre económico para Renault y, si eso ocurre, podrá pensar en diseñar más productos para la marca que resucitó en 2012. Con respecto al deportivo, van den Acker comentó que su diseño se encuentra en un estado muy avanzado de desarrollo. “Carlos Ghosn ya ha visto el coche y le ha gustado”, afirmó van den Acker.

El responsable de la división Renault Sport, Patrice Ratti, añadió que el deportivo destacará más por su comportamiento que por su potencia y que su aspecto no se asemejará nada al del prototipo A110-50 presentado en 2012. Según ha sabido Autocar, las primeras mulas de prueba están a punto de salir a las carreteras, por lo que pronto veremos fotos espía del Alpine.

Vía | Autocar


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 1 septiembre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *