Seat Alhambra 2.0 TDI 170 CV DSG, prueba (Equipamiento, precios y valoración)

Escrito por: Pablo David González    5 marzo 2012     Comentario     6 minutos

Llegamos a la tercera y última parte de la prueba del Seat Alhambra 2.0 TDI 170 CV DSG Style Ecomotive. Si quieres conocer las sensaciones que nos ha dejado este potente motor diésel, así como su relación con la caja de cambios automática DSG de doble embrague, echa un vistazo a la primera parte. Si por el contrario te interesa más descubrir la calidad de su interior, su enorme espacio y los aspectos prácticos, te recomiendo que te dirijas a la segunda parte.

En esta tercera parte nos centraremos en el equipamiento y los precios, y daremos el veredicto final de este monovolumen español.

Equipamiento


El Seat Alhambra se ofrece con dos niveles de acabado, Reference y Style, siendo éste último el más equipado. Por otro lado hay 5 motorizaciones disponibles, 2 de gasolina y tres de diésel. Las de gasolina son un 1,4 litros de 150 CV y un 2,0 litros de 200 CV (unido obligatoriamente al cambio DSG). Los de diésel son todos 2,0 litros, con tres niveles de potencia: 115, 140 y 170 CV. El motor diésel de 115 CV sólo puede combinarse con el acabado Reference. El motor diésel de 140 CV es el único que puede equipar tracción total 4WD.

En los casos en los que se puede optar por la línea Style en sustitución de la Reference hay que pagar unos 4.250 € sobre el precio base. ¿Compensa el desembolso? Yo creo que sí. La línea Style trae de serie elementos como los faros delanteros antiniebla con iluminación de esquinas, el sistema de sonido de 8 altavoces con entrada para USB y iPod, el climatizador de tres zonas, el sistema auto hold, el control de crucero, el sensor de luces y los sensores de aparcamiento delantero y trasero, las cortinillas parasol en las ventanillas de la segunda fila, el volante multifunción forrado en cuero, etc.


La lista de opciones es muy extensa, y hay que ser cautos a la hora de elegir porque algunas de ellas no son baratas. En cualquier caso, nuestra unidad de prueba traía numerosos extras. Algunos de los más interesantes son los siguientes:

Cámara multifuncional (550 €). Es una cámara instalada en la parte superior del parabrisas, capaz de reconocer señales de tráfico, así como de detectar la luz ambiental y determinar cuando activar/desactivar las luces de carretera (las largas). El reconocimiento de señales funciona muy bien tanto de día como de noche, y el asistente de luces de carretera cumple su cometido con notable precisión a la hora de juzgar cuando debe cambiar de luces cortas a largas y viceversa.

Puertas laterales corredizas y portón trasero con apertura/cierre eléctrico (1.001 €). Ya he comentado anteriormente que este es un sistema muy cómodo para acceder al habitáculo y/o el maletero. Los únicos inconvenientes que veo son el precio y la lentitud del automatismo. Es importante hacer notar que éstas no se moverán más rápido si las empujamos. Todo lo contrario. Se bloquearán y deberemos volver a pulsar el botón para reiniciar la marcha.

Tercera fila de asientos (753 €). Ineludible si vas a transportar a más de 5 personas. De cualquier modo, aunque no se utilice mucho, nunca está de más tener una fila adicional de asientos. Puede que si no la instalamos en alguna ocasión nos acordemos de ella.

Park Assist (369 €). Se trata de un asistente de aparcamiento (traducción literal) que es capaz de realizar autónomamente los movimientos del volante necesarios para estacionar el vehículo en una plaza de aparcamiento. El conductor debe limitarse a controlar el acelerador/freno y a insertar la marcha atrás. Es un sistema muy útil si no eres un hacha aparcando o si no ves claro que puedas hacerte con las dimensiones de semejante trasto. Es capaz de aparcar tanto en línea como en batería y funciona muy bien en ambos casos. A pesar de ello, no es perfecto, y si las referencias no son claras puede que no deje el coche tan “cuadrado” como fuera deseable.


La mayor conveniencia o no de cada uno de estos elementos depende de las preferencias personales de cada comprador y de su cartera. Esto último es muy importante porque en el caso de la unidad de pruebas el precio de partida era de 38.100 €, pero con todos los elementos opcionales de los que disponía estaba muy próximo a los 50.000 €. Lo que sí es cierto es que se disfruta de todos ellos y siempre hacen la vida a bordo más placentera.

En cuanto al nivel de seguridad de este coche, no hay queja posible. Todos los equipos de seguridad habituales en nuestros días forman parte del equipo de serie: ABS, ESP, 7 airbags e iSOFiX en las plazas traseras (para tres sillitas). En las pruebas de choque de Euro NCAP ha obtenido un resultado de 5 estrellas, lo que demuestra que el estupendo trabajo que ha hecho el grupo Volkswagen con este vehículo.

Precios


Los precios de partida son los siguientes:

Gasolina

  • Alhambra 1.4 150 CV Reference: 30.750 €
  • Alhambra 1.4 150 CV Style: 34.960 €
  • Alhambra 2.0 TSI 200 CV Style: 39.525 €

Diésel

  • Alhambra 2.0 TDI 115 CV Reference: 30.750 €
  • Alhambra 2.0 TDI 140 CV Reference: 32.270 €
  • Alhambra 2.0 TDI 140 CV Style: 36.520 €
  • Alhambra 2.0 TDI 140 CV DSG Style: 38.560 €
  • Alhambra 2.0 TDI 140 CV 4WD Style: 38.500 €
  • Alhambra 2.0 TDI 170 CV Style: 38.100 €
  • Alhambra 2.0 TDI 170 CV DSG Style: 40.135 €

Valoración General


Se me hace muy complicado criticar negativamente al Alhambra. Es un vehículo que cumple perfectamente con la función familiar a la que ha sido destinado. Por dentro es grande y puede alojar a un buen puñado de personas, sin importar su estatura o complexión física. Además, cada unos de los asientos se puede abatir individualmente, y así configurar un interior que se adapte a las necesidades puntuales. ¿Quieres hacer una mudanza, o irte de pesca, o con las bicicletas? Ningún problema.

El motor diésel de 170 CV combina unas buenas prestaciones con un consumo reducido. Quizá la opción de 140 CV sea más racional, y en la mayoría de los casos suficiente, pero si puedes optar por los 170 CV, hazlo (burro grande ande o no ande). No te arrepentirás de haber hecho ese gasto extra cuando lleves a todos tus pasajeros y a sus correspondientes bártulos y quieras adelantar de forma rápida segura. También es recomendable el cambio automático DSG, por finura y rapidez, aunque la elección de cambio automático/manual es una decisión que puede llegar a resultar muy personal.

El Seat Alhambra es un coche magnífico, del que me ha costado mucho desprenderme. Pero siendo esto cierto, no menos es que debes calibrar bien si serás capaz de utilizar todo su potencial como vehículo de transporte de personas y equipaje. En el mercado hay monovolúmenes más pequeños y baratos, como el Seat Altea por ejemplo, que pueden resolver las necesidades de una familia con la misma eficacia. Sería una pena comprar un Alhambra y desperdiciarlo.

Fotos | Pablo David González González

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.