El SEAT Ibiza más burgués que nunca: ahora con motor de 150 CV y cambio DSG

El SEAT Ibiza más burgués que nunca: ahora con motor de 150 CV y cambio DSG

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    1 septiembre 2020     2 minutos

El SEAT Ibiza recurre al motor 1.5 TSI pero esta vez asociado al cambio DSG, maridaje que pretende acentuar esa polivalencia tan característica del urbanita.

El mundo ha sido testigo de la clara evolución del segmento de los compactos, segmento que ha crecido a paso de gigante llegando a pisar terreno de otros escalafones. Esto nos lo demuestran marcas como SEAT junto a su Ibiza, modelo que en su última generación ha mostrado un talante propio de vehículos de mayor calibre. Sin embargo, la firma local ha querido dejar patente dicha actitud tras rizar aún más el rizo de su niño mimado, a quien le han añadido una nueva variante de 150 CV asociada al archiconocido cambio DSG.

Y es que el SEAT Ibiza ya dejó atrás hace mucho tiempo esa filosofía de coche urbano; ahora quiere más. Para saciar la sed del utilitario, la casa española se ha cerciorado de ofrecer un abanico de opciones capaz de cubrir las necesidades de cualquier tipo de cliente que muestre interés en el Ibiza, un vehículo del que podemos decir que sirve para casi cualquier circunstancia.

Como principal argumento, SEAT recurre al más que conocido motor 1.5 TSI, un propulsor que da vida a infinidad de vehículos del Grupo Volkswagen y que es conocido por su fiabilidad y por su buena respuesta. En condiciones normales, dicho corazón se encuentra en la tesitura de desarrollar 150 CV y 250 Nm de par, cifras que, asociadas al bajo peso de nuestro protagonista, garantizan la diversión al volante.

Pero SEAT ha querido mejorar la receta un ingrediente de lo más suculento: el DSG. Dichas siglas corresponden al cambio automático de doble embrague empleado por Volkswagen y sus filiales, y que aporta al Ibiza un mayor grado de polivalencia de la la mano de un mayor confort de marcha y de unas mejores prestaciones, prometiendo un 0 a 100 en 8,2 segundos y una velocidad máxima de 219 km/h.

Además, la firma autóctona aprovecha este nuevo maridaje entre motor y transmisión para lanzar los acabados FR y FR GO. En caso de decantarnos por este último, SEAT añade elementos como sistema de navegación de 8 pulgadas, SEAT Connect durante un año, Full Link, sensores de parking delanteros y traseros, cámara de visión trasera y cristales traseros oscurecidos.

De esta forma, SEAT aburguesa a su Ibiza en busca de ofrecer un producto equilibrado, polifacético y dispuesto a cumplir con las demandas del conductor en prácticamente cualquier terreno. En caso de que esta nueva fórmula nos interese, tendremos que estar dispuestos a afrontar un desembolso de 24.930 euros, cifra que aumenta hasta los 25.340 euros en caso de que nos decantemos por el acabado FR GO.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.