Serie “Petite Rosalie”, precursora del Citroën Traction Avant

Serie “Petite Rosalie”, precursora del Citroën Traction Avant

Escrito por: Francisco Javier    28 agosto 2015     Sin comentarios     2 minutos

En enero de 1932, el Salón de París fue testigo de la presentación, por parte de Citroën, de la serie “Rosalie”. Nombre que hace referencia a los tres modelos que la marca francesa puso en escena: 8CV, 10CV y 15CV.

El Citroën 8CV (1400 cc) y el 10CV (1800 cc), ambos con bloques de cuatro cilindros, reemplazaban al C4, mientras que el 15CV (2700 cc), con su motor de seis cilindros, sustituía al C6.

André Citroën concibió la innovación del motor flotante en estos modelos, existente ya en los modelos C4 G y C6 G. Consistía en la colocación de bloques elásticos de caucho, entre la mecánica y el chasis, para filtrar las vibraciones.

La fiabilidad y la durabilidad eran dos conceptos, que a principios del siglo XX, tenían un gran potencial de mejora dentro de la industria automovilística. Yacco fue una de las primeras marcas de lubricantes en ofrecer aceites con aditivos. Esta clase de productos eran grandes desconocidos para una amplia parte del público, por lo que la empresa organizaba distintos tipos de demostraciones en vivo.

Petite-Rosalie-1Citroën 8CV o “Petite Rosalie”

Aquellos coches de Citroën partícipes en esos eventos recibían el sobrenombre de “Rosalie” y un número para su identificación. Por ejemplo al Citroën 8CV se le conocía como “Rosalie IV” o “Petite Rosalie”, debido al tamaño de su motor.

El 15 de marzo de 1933, un equipo formado por seis pilotos tomaron la salida en el autódromo de Montlhéry conduciendo un Citroën 8CV muy similar al de serie, excepto por algunas modificaciones. Se turnaban en tandas de cinco horas.

El objetivo inicial era superar los 25.000 kilómetros, pero al observar el buen estado del vehículo, propició que el reto fuera más lejos. La gesta alcanzó la cifra de los 300.000 kilómetros, después de 133 días bajo todo tipo de condiciones meteorológicas. André Citroën consciente de la hazaña conseguida ofreció tres millones de francos a quien lograra superarlo. Nadie aceptó el reto.

A lo largo de su vida el “Petite Rosalie” logró 296 récords entre los que cabe destacar 133 internacionales de duración (de 2 a 133 días), 57 internacionales de distancia (desde 4.000 a 300.000 km), 78 mundiales (de 55 a 133 días) y 28 récords mundiales de distancia (desde 140.000 a 300.000 km).

El éxito cosechado por todos los vehículos integrantes de la serie “Rosalie” impulsó a André Citroën a contratar a André Lefebvre y a Flaminio Bertoni con el objetivo de crear un modelo innovador. El resultado de su trabajo sería el Citroën Traction Avant, uno de los grandes iconos de la marca.

Fuente | Citroën

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.