Sistemas de asistencia a la conducción de Audi

Sistemas de asistencia a la conducción de Audi

Escrito por: Christian    10 agosto 2009     4 minutos

Desde hace ya tiempo los diferentes fabricantes de automóviles han dedicado mucho esfuerzo a instalar diferentes sistemas de seguridad activa y pasiva lo que ha contribuido a que se reduzca considerablemente el número de accidentes, al tiempo que han minimizado sus consecuencias. En este sentido, Audi está elevando estos sistemas a nuevas cotas. Las innovadoras tecnologías de asistencia poseen la capacidad, al igual que un ser humano, de controlar el espacio que rodea al vehículo con el fin de tomar las decisiones más apropiadas y realizar las acciones necesarias de manera independiente.

    ACC (Control de crucero adaptativo):

Entre 30 y 200 km/h, conserva la velocidad fijada por el conductor, teniendo en cuenta la distancia con el vehículo precedente. El sistema reacciona ante vehículos que se encuentran hasta a 180 metros de distancia. El sensor del radar detecta si la distancia con el vehículo de delante está cambiando y también en qué medida lo hace.

En el caso de que el conductor desee adelantar a una velocidad superior, posee el recurso de accionar el acelerador, solapando la acción del ACC. En ese caso, el sistema continúa activo y mantiene la velocidad que había sido fijada o bien la distancia preestablecida. El sistema se desconecta siempre ante un leve toque al pedal del freno. Para volver a accionarlo, hay que actuar sobre su palanca de mando, que vuelve a restaurar la última velocidad fijada.

    Audi braking guard (Control del carril como aviso ante posible colisión):

Es una función de seguridad adicional del sensor del ACC. Ante el riesgo de una colisión con el vehículo precedente, el sistema avisa al conductor en dos fases. En primer lugar, a través de un tono de aviso y una señal luminosa que proyecta de manera simultánea en el tablero de instrumentos. Como medida de precaución adicional, el ESP genera un cierto grado de presión en el sistema hidráulico en esta fase, para facilitar que esté disponible toda la capacidad de frenado del vehículo, por si el conductor reacciona actuando sobre los frenos.

Si no se produce reacción alguna por parte del conductor, el propio sistema ejerce presión en el sistema de frenado, avisando a continuación a través de ostensibles vibraciones. Ello sólo hace aminorar la velocidad ligeramente, pero el piloto lo siente como una sacudida repentina y, por supuesto, tiene como objetivo ser un aviso de alerta.

    Audi side assist:

El sistema está diseñado para avisar a los conductores de situaciones peligrosas en las maniobras de cambio de carril. Dos sensores de radar ubicados en el paragolpes trasero, controlan el área paralela al vehículo y también la posterior hasta una distancia de 50 metros. En el caso de que otro vehículo que circula más o menos a la misma velocidad se sitúa en el ángulo muerto de visión o si un vehículo se aproxima por detrás a más velocidad, se encienden unos LEDs amarillos ubicados en la estructura del retrovisor izquierdo y derecho, permaneciendo encendidos. Esta señal de aviso está diseñada para no distraer la atención del conductor, de manera que no puede verse a menos que se dirija la mirada directamente al espejo.

    Audi lane assist:

Cuando se circula por encima de 65 km/h, avisa al conductor ante cambios de carril aparentemente involuntarios. Una pequeña cámara en blanco y negro ubicada en la parte superior del interior del retrovisor en el parabrisas delantero, controla la carretera en la parte delantera del vehículo. La lente de esta cámara está diseñada para cubrir una distancia de 60 metros. Un potente ordenador detecta la señalización de los carriles y define la posición del vehículo con respecto a los mismos. Cada vez que el conductor se acerca a una de esas líneas sin señalizar la maniobra, el Audi lane assist envía una señal de aviso al volante en forma de vibración.

    Sistemas APS (Audi parking system):

Es un dispositivo de ayuda para el aparcamiento que convierten esta maniobra en un verdadero juego de niños. El sistema emite una señal audible conforme la parte trasera del coche se aproxima a un obstáculo circulando marcha atrás. El APS plus cuenta con visión delantera y trasera desde el habitáculo y también con ocho sensores ultrasónicos en los paragolpes.

Fuente | Audi

un comentario

  1. Fran dice:

    Todo esta muy bien pero los puntos negros de las carreteras no lo arreglan ni le dan soluciones pero eso si radares los que quieras

Deja un comentario