Škoda FUNstar, un pick-up basado en el Fabia para el 34º Encuentro GTI en Wörthersee

Škoda FUNstar, un pick-up basado en el Fabia para el 34º Encuentro GTI en Wörthersee

Escrito por: Francisco Javier    12 mayo 2015     2 minutos

El 34º Encuentro GTI en Wörthersee, que tendrá lugar del 13 al 16 de mayo de 2015, será el lugar donde Škoda presentará el prototipo FUNstar realizado por 23 aprendices de la Escuela de Formación Profesional de Škoda Auto. Para ello han contado con el apoyo del Jefe de Diseño de Škoda, Jozef Kabaň, y el Director de Producción de la marca, Michael Oeljeklaus.

Es el segundo año que aprendices de Škoda llevan a cabo un ejercicio así, ya que el proyecto anterior tuvo como resultado final el Škoda Citijet, un deportivo urbano descapotable diseñado sobre la base del Škoda Citigo. Es una gran oportunidad para dibujar, diseñar, desarrollar ideas, discutir sobre posibles soluciones, dando rienda suelta a la creatividad para fabricar un coche único y especial.

El Škoda FUNstar es un pick-up que parte de la base del Škoda Fabia. Su imagen actual, desenfadada y divertida hace del concepto un vehículo llamativo por lo característico de su carrocería. El frontal alberga grupos ópticos de doble lente con tecnología LED y franjas de luz LED verde como luces diurnas.

Škoda-FUNstar-3Škoda FUNstar

El capó tiene unas aberturas de refrigeración para el motor que le aportan un toque muy deportivo. En la parte trasera, la zona de carga, aunque parece pequeña, es lo suficientemente capaz para dar cabida a bultos de gran tamaño a la hora de transportarlos. Las luces para la zaga también son de LED. Monta unas llantas de aleación Gemini de 18″ procedentes del Octavia RS. Utiliza colores metalizados gris-acero y blanco-luna combinados con el color verde para darle una pincelada de distinción.

El interior se nutre de elementos como el sistema de sonido de de 1.400 vatios, volante deportivo y toques en los colores gris-acero y blanco-luna para los acabados. El ambiente deportivo también queda patente dentro del habitáculo. El motor elegido para el Škoda FUNstar es un 1.2 TSI de gasolina con 122 CV de potencia asociado a una caja de cambios de doble embrague de siete velocidades.

La Escuela Profesional de Škoda en Mladá Boleslav fue inaugurada en 1927, y desde entonces casi 22.000 estudiantes han completado su formación allí. El proyecto «Trainee Car» combina la educación teórica con la experiencia práctica. Ofrece programas de formación de tres o cuatro años para jóvenes, centrados en temas técnicos. Tras completar con éxito la formación, Škoda ofrece un puesto de trabajo permanente a todos los graduados.

Fuente | Škoda

Deja un comentario