¿Te gustaría que existiera un Audi SQ2? ABT puede convertir tus deseos en realidad

¿Te gustaría que existiera un Audi SQ2? ABT puede convertir tus deseos en realidad

Escrito por: Javier López    20 septiembre 2018     Sin comentarios     2 minutos

Audi y ABT han vuelto a trabajar codo con codo para desarrollar una variante radical del Audi Q2, la cual es capaz de desarrollar hasta 228 CV de potencia.

El segmento SUV está siendo el elegido para llevar en su interior todo tipo de motorizaciones, desde eléctricas hasta las más radicales. Un claro ejemplo es Audi y su gama de modelos, la cual se ha visto ampliada por la llegada del nuevo e-tron, un modelo que compartirá filas con otros SUVs de altas prestaciones como el SQ7, SQ5 y los inminentes SQ8 y RSQ8. Sin embargo, la firma de los cuatro aros ha dejado en el olvido al todoterreno más pequeño, el Q2. El SUV más modesto de la firma no cuenta con una variante S, algo que ABT no ha podido permitir y por eso ha decidido darle rienda suelta a su imaginación y crear su propia versión de lo que podría un Audi SQ2.

Para ello, el preparador ha cogido al pequeño SUV para exaltar y acentuar su potencial oculto, permitiendo así que el Audi Q2 pase a rivalizar con modelos mucho más radicales. Como viene siendo costumbre, ABT no solo se ha limitado a ofrecer mejoras mecánicas, sino también estéticas, provocando que su nuevo espíritu más deportivo no desentone con el aspecto exterior.

Lo primero que nos llama la atención es la nueva suspensión del Audi Q2, la cual le permite rebajar su carrocería 40 mm, ofreciendo también un comportamiento más dinámico. Al mismo tiempo, ABT ha aprovechado para cambiar las llantas, las cuales han sido sustituidas por unas propias del preparador germano que se ofrecen en medidas de 18 y 20 pulgadas.

Sin embargo, el aspecto estético no es lo único que cambia en el SUV de los cuatro aros, ya que el preparador ha decidido modificar dos propulsores para ampliar el abanico de opciones. Para ser más exactos, ABT ha seleccionado un motor diésel y otro gasolina para experimentar con ellos y sacar su máximo rendimiento a relucir.

El propulsor diesel escogido por ABT ha sido el 2.0 TDI, el cual es capaz de generar 190 CV de potencia y 400 Nm de par, pero estas prestaciones no son suficientes para el preparador. Después de un ajuste de tuercas y una serie de modificaciones en la ECU, ABT ha conseguido extraer hasta 215 CV y 440 Nm de par. En el caso del motor gasolina, nos encontramos con la misma potencia que en el diésel y 320 Nm de par, unas cifras que ascienden hasta los 228 CV de potencia y 360 Nm de par.

De esta forma, ABT ha conseguido crear un reflejo de lo que sería ese hipotético Audi SQ2, un modelo que a muchos entusiastas de la marca les gustaría ver. De momento desconocemos los precios de estas modificaciones, pero estamos seguros de que serán muchos los que acudan a la expeliendo del preparador germano para exprimir hasta el último ápice de deportividad de Audi Q2.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.