Tesla instalará en sus modelos un nuevo conector de carga adaptable a cualquier enchufe

Tesla instalará en sus modelos un nuevo conector de carga adaptable a cualquier enchufe

Escrito por: Jaime Gomez    18 octubre 2017     Sin comentarios     2 minutos

Con la intención de adaptar el puerto de carga a diferentes países, Tesla fabricará sus próximos Model X y S con dos opciones de conexión.

Debido a la diferencia del diseño de los puertos de carga entre continentes, Tesla ha decidido crear un nuevo y actualizado sistema de recarga para el Model S y X que cuenta con dos entradas de conexión. Con los nuevos conectores, los usuarios podrán recargar su vehículo en cualquier país, ahorrando complicaciones a los usuarios y ahorrando costes en la cadena de montaje.

Además del conector propiamente dicho, el lugar donde se encuentra la tapa de recarga también se moverá. Hasta ahora se encontraba situado en la aleta posterior izquierda, por detrás del piloto, y a partir de ahora el doble conector de carga se ubicará en una posición más centrada con respecto al coche.

tesla-cargador-doble-3

En Europa los modelos de Tesla cuentan con un puerto de recarga similar y compatible con el diseño que utilizan la mayoría de los fabricantes eléctricos: el Mennekes Tipo 2. Sin embargo, los cargadores de la marca tienen una potencia de carga superior que alcanza los 145 kW. Con 30 minutos de carga en un supercargador de Tesla, el vehículo consigue una autonomía de 270 kilómetros. Por otro lado, en los puntos de carga de hasta 22 kW la batería se completaría en más o menos 4 horas y media y en los cargadores que se instalan en hogares se alcanzar los 60 kilómetros por hora con tan solo 11 kW.

El cable actual de Tesla también es compatible a través de un adaptador con los fabricantes japoneses que utilizan el estándar llamado CHAdeMO. La historia cambia en EEUU y Canadá donde Tesla utiliza un conector propio diseñado específicamente por la marca.

tesla-cargador-doble-1

Pero la decisión de renovar por completo el puerto de conexión ha sido por la dificultad de adaptar el cable de recarga a los enchufes chinos. Para Tesla, el mercado chino es uno de los más potentes ya que las autoridades del país han apostado por los vehículos eléctricos y quieren instalar más de 12.000 estaciones de recarga.

A medida que la industria de vehículos eléctricos crece, los fabricantes de automóviles y los operadores de redes de carga están trabajando juntos para conseguir estándares que se adapten a los conectores de diferentes áreas de todo el mundo. Desde Tesla se han publicado varias imágenes donde ya podemos ver cómo serán los nuevos conectores de carga.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.