El Tesla Model S demuestra su seguridad superando el crash test de la FIA

El Tesla Model S demuestra su seguridad superando el crash test de la FIA

Escrito por: Javier López    24 enero 2018     Sin comentarios     3 minutos

El Tesla Model S de competición se las ve cara cara con los crash test de la FIA. El deportivo eléctrico ha conseguido superar todas las pruebas con éxito.

Los vehículos eléctricos no solo están adentrándose en el mercado actual, sino también en el mundo de la competición. Varias son las empresas que están desarrollando modelos híbridos para correr, con la intención de complementar las prestaciones del motor de combustión, pero Tesla ha querido ir aún más lejos. De la mano de Electric GT Holdings, la firma americana ha creado una versión de carreras del Model S P100D, la cual pretende equipararse con la competencia y demostrar que los vehículos eléctricos también pueden dominar la pista.

Pese a que comparte diferentes elementos con la versión de calle del Model S, Tesla ha tenido que exponer a su vehículo de competición a una serie de pruebas. Concretamente, el P100D se ha enfrentado a los crash test oficiales de la FIA, con la intención de comprobar si el coche cumple con la normativa y ofrece unas medidas de seguridad imprescindibles. Afortunadamente, el Tesla no solo las ha pasado, sino que también ha sacado nota alta por lo que veremos muy pronto a este vehículo rodando por los circuitos.

Estas pruebas de seguridad han sido realizadas por IDIADA -Instituto de Investigación Automotriz Aplicada- en las instalaciones que se encuentran en Barcelona. Los test han sido necesarios para poder homologar al Tesla Model S, con el objetivo de introducirlo en la temporada 2018, algo que pasará gracias a los niveles de seguridad que ofrece la berlina eléctrica. Pero para poder introducirse en la competición, Electric GT Holdings ha llevado a cabo una serie de modificaciones en este Model S.

tesla-model-s-crash-test-02

Se ha instalado un equipo de seguridad OMP y una serie de elementos aerodinámicos que ayudarán en mejorar las prestaciones y paso por curva del P100D. Mecánicamente, nos encontramos con una batería de 100 kWh, que permite que la aceleración desde parado hasta 100 Km/h suceda en 2,6 segundos, una cifra que permitirá al Tesla obtener unas muy buenas posiciones durante esta temporada. También tenemos que tener en cuenta que el peso se ha reducido considerablemente, haciendo que las cifras en el Model S sean aún más impresionantes.

Para llevar a cabo el crash test, el P100D se ha enfrentado contra un muro de hormigón de 130 toneladas a una velocidad de 50,4 Km/h. Al tratarse de un vehículo eléctrico, se han analizado parámetros diferentes que en los modelos de combustión. Tras el impacto, se analizó el nivel de la protección contra fuga de electrolitos, descargas eléctricas y deformación estática en diferentes puntos del vehículo. Al mismo tiempo, El valor absoluto de la desaceleración promedio medida en el nivel del habitáculo -debajo del centro del asiento del conductor- fue de 17.83G, muy por debajo del límite de la FIA que es de 25G.

tesla-model-s-crash-test-03

Sin duda alguna, tenemos ante nosotros un vehículo que cumple con todos los requisitos para competir y que pretende desbancar a todo aquel que le plante cara. Hasta veinte pilotos se sentarán a bordo de un Model S P100D, con el objetivo de correr en la Electric Production Car Series, una competición innovadora y que se disputará muy pronto.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.