Un Tesla Model S utilizado como coche de policía se queda sin batería en mitad de una persecución

Un Tesla Model S utilizado como coche de policía se queda sin batería en mitad de una persecución

Escrito por: Victor Alós Yus    26 septiembre 2019     2 minutos

En mitad de una persecución en California, el Tesla Model S 85 de la policía de Fremont tuvo que dejar escapar al perseguido y parar por falta de energía

Parece un chiste, pero es totalmente cierto. Ocurrió el pasado viernes, cuando el Tesla S 85 que presta servicio como coche patrulla en Fremont, California se quedó sin batería mientras estaba persiguiendo a un infractor. Por supuesto, el malo consiguió escapar y los agentes se quedaron tirados y con un problema a resolver: establecer un protocolo de recarga de la batería del Tesla Model S para que esto no vuela a suceder.

El asunto tiene su origen cuando la policía de esta población de California incluyó varios modelos híbridos en la flota, destinados a labores de apoyo y para mandos. A estos coches híbridos se unió este Tesla Model S 85, que forma parte de un programa de prueba de 6 meses, en el que se está evaluando el comportamiento del modelo en el trabajo diario. El pasado viernes comenzó una persecución a alta velocidad, con velocidades de hasta 190 km/h, pero el agente al volante se dio cuenta de que la carga de la batería solo le permitiría continuar durante unos 10 kilómetros más, así que tuvo que soltar el acelerador y permitir que el coche perseguido escapara.

Tesla Policia Fremont Bateria

Los compañeros retomaron la persecución, pero ya era tarde y no pudieron atraparlo. El problema que representa esto es la falta de previsión ante la recarga de los coches eléctricos, ya que aunque no hay reportes sobre situaciones similares, en las que el Tesla Model S haya tenido que abandonar el servicio por falta de carga de la batería. No obstante, según la oficina de la Policía de Fremont, el coche suele cargarse tras cada servicio, aunque por algún motivo en esta ocasión volvió a la calle sin recibir la correspondiente recarga.

Al parecer, no hay un protocolo de recarga del coche eléctrico, sino que simplemente, el agente que vuelve de servicio lo deja cargando. En teoría, la carga permite que el Tesla Clase S 85 esté en servicio unas 11 horas, y aún así aún tenga un 40% de batería. El problema llega cuando no se recarga de manera habitual para que siempre esté operativo. O, como es el caso, cuando se requiere circular a velocidades muy altas durante mucho tiempo y no se tiene en cuenta. Un coche alimentado por gasolina o diésel se controla mejor, pero la falta de experiencia con este tipo de vehículos puede llegar a provocar estos problemas.

El Tesla Model S enviado a Nürburgring podría haberle arrebatado ya el récord al Porsche Taycan

El Tesla Model S enviado a Nürburgring podría haberle arrebatado ya el récord al Porsche Taycan

Elon Musk ya ha enviado un Tesla Model S a Nürburgring para arrebatarle el título al Porsche Taycan, y todo apunta a que así ha sido.

LEER MÁS

Eso sí, aunque ha sido un duro golpe para la imagen de la Policía de Fremont, el departamento sigue confiando en el Tesla Model S 85 como coche de patrulla y establecerá ese protocolo de recarga que necesita. Algo que va a ser necesario establecer en todas las empresas e instituciones para tener operativos estos coches que pueden ser el futuro, pero que aún presentan problemas que hay que solucionar.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.