Australia intenta vetar otro anuncio del Toyota GR Yaris

Australia intenta vetar otro anuncio del Toyota GR Yaris

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    5 marzo 2021     2 minutos

Australia contra Toyota una vez más en busca de intentar vetar un anuncio del Toyota GR Yaris alegando que incita a la conducción temeraria.

El Toyota GR Yaris lleva desde hace tiempo en boca de todos gracias a su condición de coche de rallye con matrícula. Y es que no es para menos, ya que el mercado llevaba demasiado tiempo sin poder disfrutar de un homolgation special como lo es el utilitario nipón. Con todo esto, el GR Yaris ha conseguido conquistar el corazón de casi todos. Y decimos casi todos porque seguro que hay a gente a la que no le gusta como al Gobierno de Australia, quien ha intentado vetar de nuevo un anuncio del que es para muchos el utilitario del momento.

Y es que no es la primera vez que Australia consigue derrocar un anuncio de la marca japonesa, a quien le eliminaron uno hace relativamente poco. De momento, este segundo intento no ha salido adelante, pero está claro que no pararán hasta conseguir su objetivo y evitar que los anuncio en los que se incita a la conducción temeraria salgan adelante.

Así ha interpretado Australia el último anuncio de Toyota sobre el GR Yaris tras recibir varias quejas sobre el contenido del mismo. En él, se puede observar al último bombazo japonés derrapando sobre pistas de tierra con el piloto australiano, Harry Bates, a los mandos para después entrar en una zona asfaltada y despedirse con un mensaje: el coche de rallyes para la carretera.

Toyota Yaris Gr Prueba Highmotor 57

Esto ha generado diversas quejas y denuncias al Ad Standars Community Panel, un organismo que vela por la comunicación evitando publicidad engañosa o que pueda causar daños y perjuicios. Con esta premisa, se generaron diferentes quejas alegando que “este tipo de conducción no crea leyendas, sino gente muerta”. Toyota, ante la situación, decidió responder con inmediatez.

La marca japonesa ha recurrido diciendo que su anuncio no infringe ningún código de la industria, ya que “el anuncio muestra que los coches Toyota normales se conducen de manera segura y en cumplimiento de todas las regulaciones viales aplicables.” Al mismo tiempo, Toyota ha indicado que durante el rodaje en ningún momento se superó la velocidad legal de la vía y que fueron controlados de cerca los coches en todo momento.

Pese a la querella presentada, El organismo independiente de regulación publicitaria de Australia dictaminó que las escenas grabadas fuera de carretera no eran inseguras. De esta forma, Toyota sale airosa de una situación que ya se le complicó recientemente tras publicar un anuncio en el que se podía apreciar a un GR Yaris derrapando en la salida de un garaje.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.