Toyota GR Yaris: conducimos el utilitario más deportivo del momento

Toyota GR Yaris: conducimos el utilitario más deportivo del momento

Escrito por: Rafa Guitart    16 noviembre 2020     8 minutos

Desde la competición llega el GR Yaris, promete diversión y eficacia en pista y carretera gracias a sus especificaciones, a su tracción 4WD y a sus 261 CV

No es fácil asimilar un modelo tan prestacional y deportivo en un momento como éste, en el que la mayoría de los fabricantes apuestan decididamente por los vehículos eléctricos o electrificados. Hay que remontarse dos o tres décadas atrás para poder entender el significado real del GR Yaris, una época en la que se fabricaban modelos con tremendo carácter racing como el Lancia Delta Integrale, el Mitsubishi EVO, el Subaru Impreza WRX…, pero ahora con la tecnología, los componentes y los requisitos medioambientales que exige el mercado.

En realidad algo de eso hay, pues el presidente de Toyota, Akio Toyoda, amante de los coches y entusiasta de los modelos de competición, tenía el objetivo de fabricar un deportivo de pura raza –el primero en 20 años- que fuera un auténtico Toyota sin necesidad de contar con participación externa como BMW o Subaru, con los que ha mantenido una estrecha colaboración para el desarrollo del Supra o el GT-86. Así, desde Gazoo Racing, nace un deportivo para la carretera desarrollado directamente a partir de la experiencia de Toyota en el Campeonato del Mundo de Rallyes WRC, con la implicación de ingenieros expertos en competición y la participación de experimentados pilotos profesionales.

Toyota GR Yaris: un modelo único

Toyota Yaris Gr Prueba Highmotor 62

Era necesaria una producción mínima de 25.000 unidades para lograr la homologación FIA y cumplir con algunas exigencias en su desarrollo. De ahí que el GR no sea exactamente igual que un Yaris “de calle”. Para empezar, se trata de un modelo de tres puertas, pues el GR Yaris se ha fabricado sobre una plataforma única, que combina la GA-B en la parte delantera, estrenada en el nuevo Yaris, y la parte trasera adaptada de la plataforma GA-C del Corolla y C-HR. Además, cuenta con portón trasero de aluminio ligero, puertas sin marco fabricadas también en aluminio, techo de polímero con fibra de carbono para reducir el peso de la carrocería en la parte superior y una estructura reforzada con aceros de alta resistencia, 259 puntos más de soldadura y 14,5 m más de adhesivo en las uniones del bastidor que un Yaris. Con todo ello, el peso final se sitúa en 1.280 kg, 24 kg menos que el utilitario convencional.

Las dimensiones no varían mucho respecto a las de un Yaris, si bien mide 4 m de largo, 55 mm más, con la misma distancia entre ejes (2.560 mm), mientras que los voladizos delantero y trasero se incrementan 40 y 15 mm, respectivamente. La anchura total es de 1,8 m (60 mm más) y la altura total es de 1,45m (45 mm menos). Cuenta con unas vías ensanchadas 5 cm y una aerodinámica mejorada con la aplicación de faldones, alerones, canalizaciones de aire y nervaduras de carrocería. En realidad, sólo los grupos ópticos delanteros, los retrovisores exteriores, la antena y los pilotos traseros son comunes en los dos modelos, pues a pesar de su estética potenciada, todos los elementos de la carrocería tienen su cometido para mejorar el rendimiento mecánico y el comportamiento dinámico.

Toyota Yaris Gr Prueba Highmotor 43

El frontal cuenta con una gran parrilla que no limita la entrada de aire al radiador y al intercooler de grandes dimensiones, y dispone también de canalizaciones para la refrigeración de los frenos, mientras que la trasera integra un gran alerón que aumenta la carga aerodinámica.

El interior presenta una cuidada terminación, muy similar a la del nuevo Yaris, aunque con mejoras en pro de la conducción deportiva, como el pedalier específico con placa de acelerador de mayor superficie o pestaña lateral en el pedal del acelerador. El cuadro de instrumentos añade funciones adicionales como el indicador de distribución de par y modo de tracción seleccionado, monitor de presión del turbo, e indicadores de presión y temperatura de aceite. Por su parte, el maletero, que pierde 112 litros respecto al Yaris, anuncia una capacidad de 174 litros y puede ampliar su capacidad abatiendo los respaldos posteriores.

Toyota GR Yaris: tecnología de competición

Toyota Yaris Gr Prueba Highmotor 35

Prácticamente todos los apartados mecánicos han sido desarrollados y fabricados con materiales avanzados, con la finalidad de ofrecer la mayor robustez y fiabilidad posible. En el caso del motor, monta un conjunto inédito en la marca: un tricilíndrico de doble sistema de inyección turboalimentado de 1.618 cm3 Euro 6d (especificación FIA), que pesa 109 kg. Desarrolla una potencia de 261 CV a 6.500 rpm y ofrece un par máximo de 360 Nm de 3.600 a 4.600 rpm. Su potencia específica es de 160 CV/litro y su relación peso/potencia es de 4,9 kg/CV. Así, las prestaciones que anuncia no dejan duda de su vocación deportiva: aceleración de 0 a 100 km/h en 5,5 segundos; velocidad máxima limitada electrónicamente a 230 km/h y un consumo de combustible homologado en ciclo combinado WLTP de 8,6 l/100 km.

Monta culata con doble cámara de refrigeración, pistones aligerados con cabezas esféricas que contribuyen a rebajar el consumo de aceite y reducir la fricción. Dispone de un doble sistema de inyección, directa e indirecta. A baja carga actúa la inyección indirecta, mientras que a alto régimen entra a funcionar la inyección directa. También cuenta con un turbocompresor con rodamientos de bolas integrado en el colector de escape.

Toyota Yaris Gr Prueba Highmotor 9

Pero hay más particularidades. La caja del filtro del aire es tan grande que obliga a montar la batería en la parte trasera y así mejorar el reparto entre ejes, la bomba de gasolina integrada en el depósito se encuentra en posición horizontal para impulsar el combustible en condiciones adversas.

Toyota GR Yaris: tracción total eficaz

En cuanto al apartado de transmisión, el GR Yaris merece un capítulo especial, ya que es el primer turismo de la marca que monta tracción integral mecánica después de 20 años. Incluye diferencial central situado en la carcasa del trasero. Es multidisco, compacto, y cuenta con sistema de control electrónico. En todas las circunstancias actúa como 4×4, con relación de transmisión diferente entre los dos ejes. Dispone de tres modos de conducción con reparto preestablecido: Normal, con un reparto inicial al 60:40; Sport con 30:70 y Track al 50:50, si bien el sistema puede variar el reparto en función de las necesidades de adherencia. La caja de cambios, manual de seis velocidades con relaciones cortas, es muy rápida y cuenta con una palanca más larga para facilitar las inserciones de marcha y cortos desplazamientos. De serie monta diferenciales abiertos, aunque la variante Circuit Pack monta autoblocantes Torsen en los dos ejes.

Toyota Yaris Gr Prueba Highmotor 60

Los frenos del GR Yaris tampoco se quedan atrás, con discos ventilados de 356 mm de diámetro y pinzas de cuatro pistones en el eje delantero, mientras que atrás monta discos ventilados de 297 mm con dos pistones. El freno de mano está integrado en el disco trasero y embraga el diferencial central cunado actúa. Ha sido diseñado para ofrecer poca resistencia y facilitar su uso en uso deportivo.

Dirección y suspensiones reciben una puesta a punto específica. La primera evoluciona la asistencia eléctrica y monta elementos de aluminio para rebajar el peso, mientras que amortiguadores y muelles reciben un tarado acorde a las prestaciones. Firme y robusta, sujeta la carrocería con contundencia en fuertes cambios de apoyo, transmitiendo siempre una confianza enorme que permite un paso por curva muy estable, preciso y seguro. Con el sistema de reparto de par variable se logra un mayor redondeo de trayectoria en curva que facilita la salida, siempre preciso.

Toyota Yaris Gr Prueba Highmotor 53

Permite una conducción muy rápida, pues siempre hay reserva de potencia por encima de medio régimen y ofrece una capacidad de tracción fantástica. El equipo de frenos es tan potente que permite apurar más de la cuenta, apoyado siempre en unos neumáticos 225/40 R18 Dunlop Spprt Maxx de serie o Michelin Pilot Sport 4s en el caso de la variante Circuit Pack, que añade unas llantas BBS de 18 pulgadas más ligeras, los citados diferenciales Torsen, suspensión GR más firme, pinzas de freno pintadas en rojo y sistema de canalización de aire para la refrigeración de los discos de frenos delanteros.

Toyota GR Yaris: deportivo económico

El precio de la versión de serie es de 32.900 euros, que en el caso de la variante Circuit Pack asciende a 37.900 euros. Toyota ha puesto en marcha un plan de financiación que permite adquirir el GR Yaris con una cuota de 250 euros al mes durante 4 años (aportando una entrada inicial de 11.000 euros) o de 295 euros al mes en el caso de optar por la variante Circuit Pack. No hay ninguna opción disponible y se puede elegir en colores blanco, rojo o negro sin coste adicional.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.