Viaja seguro: ajusta bien el reposacabezas y evitarás lesiones

Viaja seguro: ajusta bien el reposacabezas y evitarás lesiones

Escrito por: Victor Alós Yus    27 marzo 2016     Sin comentarios     2 minutos

Antes de poner en marcha el motor del coche, siempre tenemos que estar seguros de que hemos efectuado los ajustes necesarios para tener el asiento bien reglado y ajustado a nuestras condiciones. Es importante haber calculado bien la distancia entre el asiento y los mandos del coche, que varían según las condiciones de cada conductor. La altura es un factor determinante en este caso, ya que esto determina las distancias para ir más cómodo y minimizar los riesgos.

En cuanto al reposacabezas, es otro de los elementos de seguridad que se ha de tener siempre listo y preparado, adecuando su posición a la altura y la posición del conductor. Su función, más allá de aportar algo más de comodidad, es la de evitar el temido latigazo cervical, que puede resultar muy dañino y causar lesiones serias para el conductor o el acompañante.

Su funcionamiento permite que la fuerza del impacto se traslade hasta el asiento, evitando que se produzca una lesión en el cuello o en la cabeza. También previene la lesión en la columna vertebral, ya que absorbe todo la tensión del golpe. Resulta muy útil en golpes a baja velocidad, en alcances por detrás y en pequeños accidentes que podrían ser bastante más graves si o existiera este elemento de seguridad.
reposacabezas-trasero-coche

También es importante en las plazas traseras

El reposacabezas no es un elemento decorativo, así que no se debe retirar. La altura correcta debe hacer coincidir la parte superior del mismo con la parte superior de la cabeza, para que cubra toda la superficie de la misma. Además, la distancia de la cabeza y el reposacabezas, en condiciones normales, debe de ser como máximo de 4 centímetros. Esto permite que sea totalmente efectivo y pueda cumplir con su función de seguridad.

En los modelos más actuales, el reposacabezas suele contar con un sistema de ajuste automático, que se activa durante el impacto. De esta manera, al notar este, se inclina ligeramente hacia adelante, evitando que el cuello se mueva demasiado y pueda causar alguna lesión. La mayoría de vehículos que circulan por nuestras carreteras todavía son bastante antiguos, así que no cuentan con este dispositivo. Hay que asegurarse de que el reposacabezas está bien ajustado y que cumplirá con su función llegado el caso.

Imágenes | Flickr Creative Commons

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.