1 julio 2015 Gama / versiones, Pruebas, Todoterrenos / SUV


DSC_0087 copia copia

Una semana más os traemos un nuevo acompañante para nuestra sección de pruebas de Highmotor. Ni más ni menos que el recién renovado Audi Q3.

Se trata, además, de una versión poco convencional, propulsada por un motor 2.0 TFSI que transmite su fuerza a través de la tracción total quattro y una caja de doble embrague S-Tronic.

Diseño exterior

El diseño exterior del Audi Q3 ha sufrido diversas modificaciones con el restyling al que ha sido sometido hace apenas unos meses. El frontal adopta una nueva parrilla con un perímetro tridimensional más pronunciado que en este modelo sirve de puente para enlazar con los faros. La sensación visual es de absoluta rotundidad y robustez. Nuestra unidad de pruebas equipaba el paquete exterior S-Line, que incluye, entre otros, unos paragolpes más deportivos con molduras en negro piano, lo que realza la deportividad y agresividad del conjunto.

DSC_0111 copia copia

La imagen lateral no ha sufrido modificaciones, por lo que seguimos encontrando un pequeño SUV de formas compactas con mucha chapa y poco cristal, una tendencia bastante común en los tiempos que corren. En nuestra unidad descataban los pasos de rueda y las taloneras deportivas pintadas en el color de la carrocería, así como unas monstruosas llantas pintadas en antracita, de 20″, procedentes del RS Q3.

En la parte trasera encontramos unos grupos ópticos rediseñados que, en combinación con los faros delanteros LED, montan también tecnología LED, incluyendo los novedosos intermitentes secuencia, extremadamente llamativos. El paragolpes trasero monta un pequeño difusor, así como otros pequeños grupos ópticos que doblan las funciones de los principales cuando el portón del maletero está abierto.

DSC_0116 copia copia

Paradójicamente, esta versión equipa un sistema de escape con dos salidas redondeadas de gran tamaño, una a cada lado, siendo de hecho el único propulsor de la gama en montar este escape. Sin embargo, el RS Q3 se mantiene fiel a la salida de escape única, de forma ovalada, y eso sí, de gran tamaño.

Diseño interior y habitabilidad

El interior del Q3 ha sufrido también diversas modificaciones, aunque más sutiles que las de la carrocería. Los materiales utilizados en el interior -algunos- son ahora de mejor calidad, lo que hace que la experiencia a bordo sea más agradable. Las líneas básicas siguen siendo las mismas que en el Q3 anterior, aunque ahora encontramos un módulo del climatizador más moderno y mayor cantidad de iluminación ambiental.

file_4608x3072_000102 copia copia

Los asientos siguen contando con un agarre y un confort excepcionales, algo que se hace aún más patente cuando montamos los asientos deportivos, como es nuestro caso. Además, en combinación con la tapicería de cuero y alcántara perforada, la sensación de calidad es realmente buena, situándose a la cabeza del segmento.

La visibilidad hacia delante es buena, y hacia atrás es suficiente, sobre todo gracias a unos retrovisores exteriores con un tamaño generoso, algo que se agradece, teniendo en cuenta sobre todo que la visibilidad trasera a través del retrovisor central no es buena debido a una luna trasera demasiado pequeña.

La habitabilidad interior no es excepcional, aunque sí suficiente. Hay que tener en cuenta que el Q3 deriva, en su construcción, de la anterior generación del A3, un compacto. Tanto conductor como copiloto disfrutarán de unos niveles de habitabilidad más que notables en cualquier medida, mientras que en la segunda fila encontraremos alguna que otra estrechez.

file_4608x3072_000138 copia copia

La cota de altura es suficiente incluso si contamos con el techo panorámico, que rebaja un par de cm la altura interior. En anchura, es mejor pensar en dos ocupantes más un tercero ocasional, ya que además de una anchura algo justa tenemos que contar con un túnel de transmisión muy voluminoso.

El maletero del Q3 cuenta con una capacidad de 460 litros -ampliables a 1365-, lo que supone una capacidad algo inferior a la media del segmento, sin ser de todas formas de los peores. El portón del maletero puede contar de forma opcional con apertura y cierre eléctricos, mientras que en el espacio de carga tendremos a nuestra disposición varios compartimentos y enchufes de 12V. Los respaldos de los asientos traseros se abaten de forma cómoda, aunque no cuentan con abatimiento fácil mediante tirador, algo que comienza a ser popular.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. El Audi Q3 cambia de vestido y se hace más atractivo para este otoño 15 septiembre 2016

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *