7 octubre 2015 Gama / versiones, Superdeportivos

M4 GTS 1

Por fin ha llegado el momento. BMW ha hecho públicos todos los detalles de uno de esos modelos que incluso antes de lanzarse, ya son leyenda.

Hablamos del BMW M4 GTS, la variante más radical, deportiva, rápida y atrevida del M4, una bestia del asfalto que estará muy cotizado desde el primer momento.

Justo antes de la celebración del Salón de Tokio los chicos de BMW han decidido lanzar ya de forma oficial la variante GTS del M4, una versión que se construirá en edición limitada, con una producción total que no pasará de las 700 unidades. Estamos, por tanto, ante uno de los BMW más exclusivos de los últimos años.

M4 GTS 14

Exteriormente el M4 GTS ofrece una imagen rotunda y deportiva. El lenguaje de diseño de BMW queda fielmente plasmado en la silueta del M4 GTS, que añade al ya de por sí agresivo M4 aditamentos como un paragolpes delantero con un pequeño splitter inferior que, además, es regulable a voluntad. Las llantas de aleación también son nuevas, cuentan con un diseño diamantado y detalles en naranja, ofreciendo un contraste muy llamativo.

En la parte trasera, lo más llamativo es, por supuesto, el tremendo alerón sobre el portón del maletero, también regulable a voluntad. La fibra de carbono toma un papel aún más protagonista, ya que ahora elementos como el capó, el portón de maletero, el techo o el difusor trasero están construidos en este material. Ojo también al sistema de iluminación, que puede ser láser en la parte delantera, y que cuenta con tecnología OLED para los pilotos traseros.

M4 GTS 13

En el interior los cambios son obvios. Para empezar, los asientos delanteros han sido sustituidos por una pareja de auténticos backets de competición, con un sistema de anclaje mediante arneses. La alcántara es ahora el material utilizado tanto para parte de los asientos como para la consola central, el volante y parte del salpicadero, así como los paneles de las puertas. Éstos últimos además se han aligerado, ya que ahora cuentan con una estructura de material plástico reforzado con fibra de carbono, más conocido como “composite”.

M4 GTS 3

La parte trasera también sufre significativos cambios, ya que las dos plazas posteriores desaparecen en pos de una superficie de composite forrada de alcántara, que además aloja una jaula antivuelco de seguridad, así como anclajes para los arneses y extintores.

Mecánicamente el M4 GTS es todo un prodigio. Tomando como base el propulsor de 3 litros y seis cilindros del M4 “normal”, el GTS es capaz de pasar de 435 a 500 CV, con un par máximo de 600 NM. Esta cifra se consigue gracias a diversos ajustes mecánicos, entre los que se encuentra la adición de un sistema de inyección de agua con la que se consigue una gran refrigeración en la admisión, haciendo que la combustión sea más eficiente y energética.

M4 GTS 9

Está asociado a una transmisión semiautomática de 7 velocidades y doble embrague (M DCT) con, por supuesto, levas en el volante. Gracias a todos estos sistemas, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3.9 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 305 km/h que, atención, está electrónicamente limitada. ¡Una locura!

No faltan, por supuesto, aditamentos como los frenos carbonocerámicos -en opción- así como una suspensión firmada por M con posibilidad de ajuste tanto de altura como de dureza, también con carácter opcional.

Además, y como no podía ser de otra forma, en BMW están muy orgullosos de lo bien que el GTS se mueve en Nürburgring Nordschleife, donde ha conseguido un tiempo por vuelta de 7:28 minutos. Esto supone una mejora de 24 segundos respecto al M4 normal. Además, respecto a su antecesor espiritual -el M3 CSL- la mejora alcanza los 22 segundos respecto a los 7:50 de la vuelta del gran mito alemán.

Fuente | BMW


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *