29 diciembre 2011 Muscle cars, Vídeos

Aquellos que hayan conducido algún vehículo con un embrutecido motor V8, sabrán de esa sensación que recorre la espina dorsal cuando hundimos más y más el pie en el acelerador. El par motor empuja, el bramido de los 8 cilindros no cesa y uno se ve transportado por unos pocos segundos a un estado de nirvana automovilístico difícil de olvidar por horas y días enteros.

Agregaremos a la combinación un motor V8 contra un motor V10 y esto se pone más interesante aún; y si a cada uno le metemos dos turbos y sumamos 2700 caballos acelerando lado a lado (1500 para el Corvette, 1200 para el Viper).

Lo único que hubiera esperado de este vídeo, es que el Corvette tuviera más agarre al piso y que la zaga no anduviera haciendo extraños a 200 km/h. Y del Viper, que su conductor estuviera más despierto para reaccionar a tiempo a la aceleración del Corvette. Aunque el C6 es literalmente un avión, inalcanzable.

Sube el volumen y disfruta de poco más de minuto y medio de adrenalina.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 29 diciembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *