13 noviembre 2017 Coupés

mazda-mx-5-nb-coupé-01

Los motores turbo se están apoderando de casi todos los deportivos del mercado, proporcionando un rendimiento mayor y un menor consumo. Pero aún quedan muchos amantes del motor que se decantan por los propulsores atmosféricos, pero a día de hoy son pocos los vehículos que siguen ofreciendo un motor de este tipo en su gama. Si tenemos que destacar uno es, sin duda alguna, el Mazda MX-5, también conocido como Miata.

El pequeño deportivo japonés se mantiene fiel a su filosofía y la tracción trasera junto con el motor atmosférico son dos elementos claves que siguen presentes en el MX-5 actual. Pero hoy no os vamos a hablar del último Miata, el cual probamos hace poco. Hoy nos remontamos unos cuantos años atrás, concretamente hasta finales de los 90, años en los que se produjo el MX-5 de segunda generación, coloquialmente nombrado NB.

El MX-5 NB se presentó como el sustituto del amado NA. La principal diferencia la encontramos en el diseño de su frontal, lugar donde perdía los característicos faros del primer MX-5 y recurría a unas ópticas alargadas y redondeadas. El interior también presentaba ligeras mejoras, tanto en calidad como en tecnología. Sus motorizaciones se mantenían fieles a la aspiración natural y la firma nipona ofrecía una gama de propulsores con potencias comprendidas entre los 110 y 146 CV.

mazda-mx-5-coupe-02

Pero Japón, país de origen del Miata, quiso darse un obsequio a si mismo. De esta manera vio la luz una versión del MX-5 NB muy poco conocida, la cual renunciaba a su característica capota de lona para darle lugar a una carrocería tipo fastback. De esta forma nació el MX-5 Coupé.

La comercialización de este Miata estuvo exclusivamente dirigida al mercado japonés, por lo que ver una unidad de este vehículo por nuestras calles va a resultar bastante complicado. Podemos considerar que el MX-5 RF actual nace a partir de la idea de este NB Coupé.

mazda-mx-5-coupe-03

La estética era muy rompedora y dotaba al pequeño Miata de una esencia más deportiva y elegante. El frontal se mantuvo intacto, al igual que la trasera, pero la caída del techo en forma de portón recuerda al diseño de algunos deportivos británicos. Las motorizaciones de este MX-5 tan especial también cambiaban respecto al NB normal. En Japón ofrecían un propulsor 1.6 que desarrollaba una potencia de 125 CV y un 1.8 que entregaba 160 CV y 154 CV, estando este último asociado a una caja automática.

Mazda creó una versión del MX-5 muy especial, que adquiría una estética única. Por suerte, la firma asiática decidió crear una versión similar y el Mazda MX-5 RF habita en nuestro mercado ofreciendo un techo duro retráctil que recuerda mucho al diseño del NB Coupé.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *