12 agosto 2013 Historia, Tecnología

diesel

Corría el año 1893 y el automóvil o vehículo a motor ya contaba con siete años de vida de manera “oficial”, desde la patente de invención que le fuera garantizada a Karl Benz. Sin embargo, un ingeniero francés llamado Rudolf Diesel entraba en la historia con la creación de un motor que llevaría su nombre.

Durante años Diesel trabajó para poder utilizar otros combustibles diferentes a la gasolina, basados en los principios de los motores de compresión sin ignición por chispa, cuyos orígenes se remontan a la máquina de vapor y que poseen una mayor prestación. Un 10 de agosto de 1893, Diésel puso en marcha por primera vez su motor experimental, que constaba de un solo cilindro de unos tres metros de altura, cuyo pistón era movido por una rueda que hacía las veces de cigüeñal.

A través de la última década del siglo 19, Diésel fue perfeccionando su invento. En 1896 Diésel lograba mejorar su motor, que ya tenía a su favor un 75% de eficiencia energética teórica, contra solo un 10% del antiguo motor de vapor. El principio sobre el que patentó su motor fue el de que el aire al ser tan comprimido alcanzaba una temperatura superior a la temperatura de ignición del propio combustible.

En el año 1897, MAN produjo en serie el primer motor conforme los estudios de Rudolf Diesel, encontrando para su funcionamiento un combustible poco volátil (fuel-oil), que por aquellos años era muy utilizado para alumbrar las lámparas de la calle. Al año siguiente, Rudolf Diesel ya era un millonario, cuyos motores eran usados en multitud de actividades; desde plantas hidráulicas y eléctricas, hasta automóviles, camiones y buques.

Su muerte se produjo en circunstancias misteriosas, pues desapareció del buque que cubría el trayecto de Amberes a Inglaterra en el que viajaba. Algunos hablaron de suicidio, otros de asesinato. Su muerte dió lugar a una de las primeras teorías conspirativas en base a intereses creados del todavía incipiente mundo del automóvil.

El motor diésel cumple así 120 años de vida, siendo uno de los preferidos por el público por su rendimiento en combustible, duración y fortaleza. Las tecnologías modernas y el paso de los años lo han mejorado al punto de que hoy es tan eficiente con sus niveles de emisiones y consumos, como cualquier otro motor de combustión.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 12 agosto 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *