1 febrero 2011 Fotos, Superdeportivos

A pesar de que hace apenas un mes, entramos en un nuevo año, los conductores, sobretodo los de grandes deportivos, siguen demostrando su inconsciencia a la hora de disfrutar de la conducción de sus coches. En la foto podéis ver un BMW M3, o lo que queda de él, después de colisionar a muy alta velocidad.

En el accidente, que ocurrió en Palm Beach, Florida, el conductor perdió el control de su deportivo y lo golpeó contra dos árboles, con una fuerza tal, que el M3 acabó partido por la mitad y su parte delantera incendiada, desafortunadamente, ni los airbags ni los sistemas de seguridad fueron suficientes para salvar la vida al conductor.

Vía | Wrecked Exotics


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 1 febrero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *