9 junio 2016 Eléctrico, Urbanos

bmw-i3-lapd-7

Cuando hablamos de las nuevas incorporaciones a las flotas de los distintos cuerpos de seguridad, solemos referirnos a la adquisición de superdeportivos. O al menos, de coches que usaban capos de la droga y que finalmente acaban en manos de los agentes de la ley. Pero en este caso vamos a hablar de un coche mucho más modesto, aunque, eso sí, con la última tecnología a bordo. Se trata del BMW i3S, el pequeño urbano eléctrico de la marca bávara, que se incorpora a la flota de la policía de Los Angeles.

Estos vehículos no han sido fabricados para dar lo mejor de sí en una persecución, pero el departamente californiano no los ha comprado con fines de utilizarlos en alguna de esas carreras en pos de los criminales que vemos en las noticias y las películas. Los coches eléctricos resultan muy prácticos para labores rutinarias, como traslados, gestiones administrativas y otras funciones de bajo riesgo y exigencia.

bmw-i3-lapd-6

Vehículos eléctricos para gestiones sin riesgo

En total han sido 100 unidades las que se han incorporado a la flota y ya han comenzado a prestar servicio a los oficiales que han de moverse por una ciudad tan caótica como es Los Angeles. Según los responsables del cuerpo, a pesar de que estos pequeños utilitarios son más caros que los modelos de combustión ofrecerán un considerable ahorro a lo largo de su vida útil.

El mantenimiento de los BMW i3S correrá a cargo de los mecánicos de la policíaLa carga de la batería no resulta tan costosa como el llenado del depósito, así que podrán amortizar ese sobrecoste en muy poco tiempo, sin cargar el coste a los contribuyentes. No solo se trata del ahorro en combustible, sino que además los costes de mantenimiento son muy inferiores y permitirá que el ahorro se multiplique. Serán los propios mecánicos del LAPD los que realicen las labores de mantenimiento, tras recibir una formación específica por parte de la compañía.

Esto es importante, ya que el alquiler de estas unidades se ha firmado por un tiempo de tres años, durante los que se valorará su funcionabilidad y se podrá elegir este tipo de vehículos para más gestiones más adelante.

La carga de los 100 BMW i3S está garantizada con 104 estaciones de carga que se han instalado en diferentes comisarias y garajes policiales, para que los vehículos estén siempre listos para ser usados. La autonomía de cada uno de ellos es de 300 kilómetros, suficiente para las labores que tendrán que realizar.

Vía | Gizmag


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *