5 septiembre 2011 Fotos, Monovolúmenes, Pruebas

Después de varios días probando nuestro Chevrolet Orlando, hoy volvemos con una nueva entrega del recorrido pero esta vez algo más tranquila que el día anterior. Nos ponemos en situación: llegamos a La Toscana, una de las regiones más interesantes de Italia.

La ruta de hoy será corta, puesto que nos hemos parado a hacer un poco de turismo por Florencia, Siena y algún que otro pueblecito de La Toscana.

Día 4 – Toscana (Florencia y Siena)

Apenas 60 km separan Siena de Florencia, ambos pueblos situados en medio de la Toscana, y ambos con bastante interés cultural. Un detalle nos indica que estamos ya en el corazón de italia, puesto que ya empezamos a ver varios motocarros de tres ruedas por las calles de los pequeños pueblecitos cercanos a Florencia.

Florencia es una ciudad que en un día se puede visitar perfectamente, recomendamos no usar el coche para ir hasta la ciudad, hay bastantes líneas de autobús, y si aún así lo haceis cuidado con algunas zonas donde no se permite el aparcamiento a extranjeros, son sólo para residentes.

Florencia es arte por todas partes, no debemos olvidar que su centro histórico es Patrimonio de la Humanidad desde 1982. Entre los lugares a destacar tenemos el mítico Ponte Vecchio, la Basílica de Santa Cruz o la Galería de la Academia, donde podremos ver al famoso David de Miguel Ángel, que en su día fue considerado como todo un símbolo de Florencia y de su esplendor.

Otra ciudad recomendable es Siena, que cuenta con la Torre del Mangia en la popular plaza con forma de abanico que es todo un símbolo de la ciudad. Como curiosidad, según la leyenda Siena fue fundada por Asquio y Senio, hijos de Remo. Una parada recomendable al igual que pasear por las calles de ambas ciudad, comer alguna pizza que además nos vendrá muy bien para el bolsillo (son económicos los trozos de pizza), al igual que los helados, es impensable irse de Italia sin probarlos.

De regreso ya de noche, nos paramos en un pueblecito a tomar un cappuccino y disfrutamos de ese colorido de las plantas y flores que adornan las casas típicas de los pueblos de La Toscana, sin duda tiene un encanto especial a media tarde mientras va desapareciendo el sol poco a poco.

Mañana nos queda aún Pisa, y parte del recorrido por la Toscana de camino a Venecia.

Impresiones de conducción

Hemos recorrido pocos kilómetros en la etapa de hoy, pero como curiosidades nos quedan algunos detalles por comentar, como que las ventanillas son automáticas para bajar pero no para subir, un detalle mejorable y poco práctico.

También nos vamos dando cuenta de que es un coche con unas medidas considerables, sobretodo cuando callejeamos entre los pueblecitos, (de nuevo nos faltan los sensores delanteros) donde por cierto, la gente se queda bastantes veces viendo para el coche, sin duda rompe con el monopolio de Fiat Panda existente en ellos.

Hoy también hemos tenido algo más de tiempo para ver el espacio del Orlando, no olvidemos que es siete plazas, las dos de la tercera fila se montan de manera muy rápida y sencilla, al mismo tiempo que el espacio es justo pero habitable para un adulto de estatura media.

En la etapa de mañana seguimos en ruta, esta vez bastantes más kilómetros dirección Venecia, pero pasando por los últimos pueblos de La Toscana.

Fotos | Equipo de Pruebas


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • Fredy

    Que envidia dais!Primero la Provenza ahora la toscana y encima con gastos pagados. Seguir narrandonos las aventuras y paisajes de vuestro viaje,es un auténtico placer leer las crónicas.

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 6 septiembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *