9 agosto 2014 Pruebas, Todoterrenos / SUV

DSC_0245

Seguimos con la prueba del Ssangyong Korando, uno de los SUVs más competitivos del mercado en relación precio/prestaciones/equipamiento. En concreto hemos probado la unidad más equipada y con la tracción total y caja de cambios automática de seis relaciones.

Todo sobre el motor, comportamiento off-road, consumos y prestaciones te lo hemos contado en la primera parte de la prueba. Ahora en la segunda parte nos toca hablar del apartado estético, es decir, del diseño exterior, del nuevo interior y de los acabados y maletero del Korando. Ya adelantamos que el cambio ha sido muy positivo y por dentro gana en calidad.

Diseño exterior

CIMG9022

El diseño exterior tiene la base del diseñador italiano Giugiaro, aunque en la quinta generación (y actual) se han modificado las líneas del frontal y trasera para crear un modelo al gusto europeo. Adiós a las formas redondeadas y aparece un frontal mucho más marcado, con nuevos paragolpes, nueva parrilla y nuevos faros que incorporan la tecnología LED de serie. Lo curioso es que son luces de posición, que por cierto, siempre van encendidas (incluso las traseras).

Lateralmente poco cambia con respecto a la anterior generación, pero si que se han rediseñado las llantas de aleación, que son de 16 pulgadas de serie y en las versiones más equipadas (como la de nuestra prueba) son de 18 pulgadas con un diseño llamativo.

DSC_0170

Atrás los cambios son menores, hora los faros cuentan con tecnología LED (de serie) y un aspecto renovado. Lo más destacable es el nuevo frontal, más robusto e imponente que en la anterior generación. Nuestra unidad además contaba con el techo solar eléctrico, de serie en el acabado Limited.

Diseño interior

CIMG9002

Por dentro el cambio es radical, el anterior salpicadero abusaba de materiales con plásticos duros abundantes, pero ahora se ha rediseñado por completo con nuevos acabados. Aparecen nuevos cromados y materiales como la madera, además toda la parte superior del salpicadero es de plástico blando y la calidad se nota.

La instrumentación se ha renovado también, no es de serie en todos los acabados (sólo en los siguientes al Line), destacando los nuevos indicadores digitales y la iluminación LED, además por fin, se incorpora el ordenador de abordo con múltiple información sobre los parámetros del coche.

DSC_0137

La postura de conducción es elevada, con una excelente visibilidad y la típica postura alta que tanto gusta a los conductores de los todocamino. Nuestra unidad equipaba unos asientos de cuero microperforado (un buen detalle) aunque la sujeción lateral era mejorable.

En las plazas traseras abunda el espacio, incluso para tres ocupantes, siempre ha sido un punto fuerte del Korando y por suerte sigue intacto. Hay espacio suficiente para pies y para cabeza, y además los respaldos son ajustables y el tren central no es elevado, entonces no molesta al ocupante de la plaza central.

Huecos y maletero

DSC_0162

Empezando el repaso de los diferentes huecos presentes en el Korando, destacan las grandes guanteras en las puertas, aunque la principal es pequeña. Además también hay espacio en el cofre central que es amplio y varios huecos en el tren central para el móvil o unas llaves por ejemplo.

En cuanto al maletero, tiene una capacidad de 486 litros, no es una cifra muy grande, pero si suficiente y muy aprovechable gracias a sus formas regulares. Por comparar, el lider del segmento (y no lo digo yo, sino las ventas) el Nissan Qashqai tiene una capacidad de 439 litros.

En la tercera parte de la prueba del Ssangyong Korando analizaremos el equipamiento, los elementos de seguridad presentes de serie y nuestra valoración sobre el coche, así como los precios.

DSC_0029

Fotos | R. Rodríguez y Equipo de pruebas


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 9 agosto 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *