10 claves para que no te roben el coche

10 claves para que no te roben el coche

Escrito por: Antonio Roncero   @roncero_antonio    25 enero 2021     7 minutos

Siguiendo estos trucos y consejos no te garantizamos que vayas a evitar que te roben el coche, pero sí que se lo pondrás más difícil a los “cacos”.

Ya sabemos que los amigos de lo ajeno no respetan nada. Y hemos visto cómo han aumentado los robos de coches durante el confinamiento, debido a la pandemia del coronavirus. Pero con o sin confinamiento, lo mejor que podemos hacer para evitar que nos roben el coche es ponerles las cosas más difíciles a los ladrones.

Ningún truco infalible te asegurará que tu coche queda a salvo de un robo. Está claro que como se quieran llevar tu coche en concreto, por los motivos que sean (un “encargo”, porque lo necesiten para desguazarlo y coger piezas, para llevarlo al mercado negro…), las medidas que tomes no les van a echar para atrás. Pero cuantas más precauciones tomemos, mejor. Puede que incluso acaben haciendo la vista gorda, y busquen un objetivo más fácil.

Estos son algunos de los trucos y consejos que deberías tener en cuenta, siempre que sea posible, para que no te roben el coche.

1. Aparcar en sitios transitados y bien iluminados.

Es una regla muy básica, pero fundamental sobre todo ahora que con los confinamientos puede ocurrir que no utilices el coche durante un tiempo. Aunque suelen ser rápidos, los ladrones buscan la tranquilidad para “trabajar”: sitios aislados, con poca luz y poco tránsito de personas. Siempre que puedas, aparca cerca de una zona iluminada y transitada. Aunque sea rizar el rizo, si tiene cerca zonas con cámaras o vigilantes de seguridad, mucho mejor.

Robos Coches Ladrones 5

2. Es más seguro aparcar en línea que en batería

Cuando un ladrón va a maniobrar en un coche busca ser visto lo menos posible. Por este motivo está algo más protegido frente a los robos un coche estacionado en línea que en batería. Les obliga a manipular el vehículo quedando más expuestos a miradas de otros usuarios de la vía, o incluso a vecinos que puedan verlos desde una ventana y alertar a la policía. Entre coches aparcados en batería pueden esconderse más fácilmente.

3. ¿Tienes plaza de garaje? Utilízala siempre

Muchas veces nuestra plaza de garaje no tiene acceso directo al domicilio, y nos obliga dar un pequeño paseo desde que aparcamos el coche hasta llegar a casa. Y si vamos a utilizar el coche varias veces ese día, aparcamos en la calle para evitarnos el “engorro” de aparcar en el garaje. En estos casos, en los que perdemos el coche de vista poco tiempo aparcando en la calle, también se producen muchos robos, por lo que conviene recurrir a la plaza de garaje siempre.

4. Cuidado con el mando remoto

La gran mayoría de los coches tienen hoy en día cierre centralizado con mando remoto. Una vez que lo activas, aunque tengas el check de confirmación con el parpadeo de las luces del vehículo o con el “pitido” correspondiente, no está de más cerciorarte de que el coche se ha cerrado correctamente, pues los “cacos” pueden utilizar inhibidores para que el cierre remoto no actúe. En muchos casos el cierre va asociado al plegado de los espejos retrovisores, lo que puede ser un indicador. Una buena recomendación a tener en cuenta es utilizar la llave física para cerrar el coche en vez del mando, sobre todo al estacionar en parking públicos, puesto que los ladrones, además de inhibir el cierre, pueden copiar fácilmente la frecuencia del mando a distancia sin ser vistos, y acceder al interior del vehículo como si tuvieran la llave.

5. Si no tienes alarma, considera instalar una

Al comprar un coche nuevo, la alarma que ofrece la marca instalada en origen es una de las opciones más recomendables que puedes elegir, por delante de unas llantas más grandes o de un color de carrocería más llamativo. Si tu coche no tiene alarma, puedes recurrir al mercado de accesorios. Las hay de muchos tipos y precios, desde las más básicas que detectan cuándo se abre una puerta, hasta las volumétricas, que avisan incluso si el coche se mueve o si las ruedas empiezan a girar. Tienes kits de alarmas desde 30 euros (sin instalación).

6. Cortacorrientes: un antirrobo sencillo y efectivo

Siempre que puedas hacerlo sin que afecte a los sistemas eléctricos del vehículo que necesitan corriente para no quedarse “sin memoria”, instalar un cortacorrientes es una solución muy eficaz. Precisamente por este motivo, lo mejor es hacerlo de forma que impida poner el motor en marcha, pero que no desconecte del todo la batería, para que siga funcionado correctamente el cierre centralizado, por ejemplo. Consulta con el taller, porque en algunos vehículos actuales, con tantos sistemas multimedia, no es aconsejable esta medida, salvo que se realice únicamente en el circuito que lleva alimentación al motor de arranque.

7. Utiliza una barra antirrobo

Te sorprenderías si supieras con la facilidad que se puede forzar la mejor barra antirrobo. Pero se trata de una medida muy asequible, que puede utilizarse si no tenemos otra a nuestro alcance, o incluso como complemento a medidas adicionales, como podría ser una alarma. Al final, siempre se requiere de su manipulación para abrirla, por lo que los ladrones están más expuestos. Por eso, una barra antirrobo es una buena medida disuasoria.

Las hay de varios tipos, pero los que muestran más seguridad son los antirrobo que se instalan en el volante e impiden su giro, mediante un brazo que lo bloquea contra el salpicadero o que impide su giro.

Antirrobo coche para volante

Aquí tienes una selección con los mejores antirrobo de volante en amazon:

Otros antirrobos de barra son los que bloquean el volante mediante una barra con un gancho que se fija al pedal del freno o del embrague. Estos son algunos de los más valorados en Amazon:

8. Cuidado con las redes sociales

Nunca sabes quién puede estar vigilando tus movimientos, y las redes sociales son, hoy en día, el mejor “chivato” para los ladrones. Si utilizas con frecuencia las redes sociales para decir dónde estás o lo que estás haciendo, estarás dando pistas para que los cacos campen a sus anchas. Esta regla, que es de las primeras a tener en cuenta si quieres evitar robos en casa, también se aplica para los coches. Lo principal aquí es no publicar lo que vayas a hacer ni dar pistas sobre tus desplazamientos.

9. Graba la matrícula de tu coche en las lunas y las ventanillas

Por unos 50 euros puedes grabar la matrícula de tu coche en todas las ventanillas, en el parabrisas y en la luneta posterior. Esta medida, que no afecta a la estética del vehículo (los números grabados van en pequeño tamaño, en una esquina del cristal), puede ser muy disuasoria para los ladrones que buscan un coche para cambiarle la matrícula y revenderlo.

10.- Instalar un localizador GPS de seguimiento del vehículo

En realidad, esta medida, más que para evitar que te roben el coche, es para ayudarte a recuperarlo. O a reaccionar antes de que sea demasiado tarde. En la actualidad hay localizadores combinados con alarmas, también dispositivos GPS que se instalan en el vehículo para hacer un seguimiento vía app desde un móvil. O puedes contratar los servicios de una empresa que se dedique a la seguridad, que se encargan de la instalación y, pagando una cuota mensual, de realizar el seguimiento o las alertas necesarias. Puede ser una opción muy a tener en cuenta, sobre todo para coches de gama alta.

Información de interés relacionada:

Deja un comentario