El Alpine A110 vuelve a Nürburgring de incógnito pero, ¿por qué?

El Alpine A110 vuelve a Nürburgring de incógnito pero, ¿por qué?

Escrito por: Javier López   @jlopezbryan96    17 mayo 2019     2 minutos

El Alpine A110 ha sido avistado rodando de nuevo por Nürburgring y repleto de cables y ordenadores, síntoma de que podría llegar una versión más potente.

Cuando un vehículo ya es presentado no resulta necesario que la propia marca siga realizando pruebas con él pero, si eso sucede, solo hay una explicación lógica: se avecinan versiones más potentes. En esta misma tesitura se encuentra el Alpine A110, ese famoso deportivo francés que recupera un mito de la automoción de una forma magnífica pero que ha vuelto al lugar donde fue concebido, Nürburgring. Es cierto que el habitual camuflaje no se posa sobre las carnes del A110, pero sí que podemos apreciar como los técnicos que lo manejan están haciendo uso de ordenadores y un aparatoso cableado que llega hasta las ruedas, ¿los motivos? Puede que estemos a punto de conocer a un Alpine más radical.

Recordemos que el deportivo francés comparte corazón con su primo hermano el Renault Megane R.S, un modelo con el que se ha demostrado parte del potencial que oculta su motor. Con esta premisa y teniendo en cuenta la existencia de una variante Trophy del R.S, no sería descabellado considerar que el Alpine A110 experimente las mismas mejoras a nivel mecánico junto a una revisión y ajuste del chasis.

De momento es aventurado hablar de modificaciones tanto aerodinámicas como estéticas, puesto que la mula de pruebas no presenta variaciones respecto al modelo estándar. Sin embargo, es muy posible que cuando los prototipos estén más próximos al vehículo de producción apreciemos diferentes componentes que se encarguen de enviar su nuevo rango de potencia al suelo con más eficacia y diligencia.

En la actualidad, el Alpine A110 se encuentra animado por un propulsor de cuatro cilindros y 1.8 litros capaz de generar 252 CV de potencia y 320 Nm de par. Pero teniendo en cuenta la capacidad que de las marcas a la hora de gestionar la electrónica para generar más potencia, podemos esperar que dichas cifras aumenten sustancialmente, hasta el punto de encontrarnos con un A110 capaz de superar la barrera de los 300 CV.

De ser así, podríamos estar ante una importante ampliación de la gama de Alpine, puesto que no solo cabe la posibilidad de que se ofrezcan variantes más potentes del A110, sino también más comedidas. Estas últimas podrían incluir también una transmisión manual y así acercarse aún más al concepto original que tan bien ha recogido la casa francesa.

De momento Alpine no ha hecho ninguna declaración al respecto, por lo que estas suposiciones podrían desvanecerse en un futuro. Sin embargo, todo apunta a que la firma está tramando algo importante con su deportivo predilecto, un vehículo que está dispuesto a seguir marcando historia tal y como hizo su antepasado.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.