AMG GLC 63 S VS Porsche Macan Turbo: drag race entre SUV extremos

AMG GLC 63 S VS Porsche Macan Turbo: drag race entre SUV extremos

Escrito por: Yago González Mato    26 noviembre 2018     2 minutos

El AMG GLC 63 S y el Porsche Macan Turbo, son 2 auténticos pesos pesados dentro del codiciado mercado de los SUV. Hoy comprobaremos, dentro el extremo rendimiento que ofrecen ambos, cual es superior.

Por ahora, el Mercedes AMG GLC 63 S ha demostrado ser el SUV más rápido en Nürburgring dentro de su categoría, con un tiempo de 7 minutos y 49.3 segundos, números absolutamente increíbles tratándose de un coche tan grande y pesado.

Su aceleración es capaz de vencer al AMG GT R nada menos desde parado, por lo menos en lo que aceleración de 0 a 100 km/h se refiere.

Mercedes AMG GLC 63 S vs Porsche Macan

Y sí, la verdad es que es de locos pensar que vivimos en un mundo donde los SUV se han convertido en una tendencia tan importante que ya los podemos encontrar con motores de 500 CV o incluso más, mucho más

Para demostrar cuán rápido es el Mercedes AMG GLC 63 S, Top Gear lo puso frente a un Porsche Macan Turbo, el cual tenía el pack Performance instalado, en un drag race épico.

Echamos en falta haber visto al Alfa Romeo Selvio Quadrifoglio compitiendo en el drag, al ser este, sinceramente, el mayor rival del GLC en rango de precios/prestaciones.

Mercedes AMG GLC 63 S vs Porsche Macan

Comparado al GLC, el más antiguo Macan sufre en varios departamentos. Cuenta con un motor twinturbo de 3.6 litros V8 que genera un total de 424 CV y 600 Nm de par motor, todo esto claro está incluido sólo con el pack Performance opcional. Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 4.4 segundos.

Mercedes AMG GLC 63 S vs Porsche Macan

Por otro lado, el nuevo GLC 63 S, cuenta con un motor twinturbo 4.0 V8 que produce un total de 503 CV y 700 Nm de par motor. En base a los números, podemos ver que el AMG cuenta con 71 CV de potencia y 100 Nm de par motor extras respecto al Macan con el pack Performance, lo que evidentemente, deja pensar que será una victoria fácil para el GLC, especialmente gracias a ese extra en el par motor, que en bajas revoluciones le dará un empujón extra, pero ojo, nunca se sabe…

Para salir de dudas, disfrutemos de la carrera:

 

Efectivamente, como habréis podido observar, el Mercedes AMG GLC 63 S ha sido el claro ganador. Solo gracias a esos 100 Nm extra de par motor el ganador era evidente. La única posibilidad del Macan residía en su peso, algo que tampoco tenía. Para el próximo, esperemos busquen a un mejor rival para el poderoso SUV de AMG.


Comentarios cerrados