Arrancar el coche tras una nevada: te contamos cómo hacerlo

Arrancar el coche tras una nevada: te contamos cómo hacerlo

Escrito por: Victor Alós Yus   @sepelaci    11 enero 2021     4 minutos

Durante una gran nevada y bajada de temperatura puede haber algún problema para arrancar el coche, así que hay que tomar alguna precaución para evitar sustos.

El invierno trae frío y en muchas ocasiones, importantes nevadas. Si vives en una zona que tiene muchas posibilidades de sufrir grandes nevadas, probablemente ya sepas cómo cuidar tu coche y todas las cosas que debes hacer para moverte bien con él. Y sobre todo, cómo debes mantenerlo para poder arrancar sin problemas. Si no vives allí, tendrás que aprender bien qué cosas puedes y debes hacer para que el momento de arrancar el coche no se convierta en una pesadilla.

El hielo

Lo primero que puedes encontrarte es que haya helado por la noche y el parabrisas esté cubierto por una capa de hielo. Si este lo está, probablemente las cerraduras también. Y es probable que otros elementos hayan sufrido la bajada de temperaturas y esta situación pueda conllevar serios problemas a la hora de arrancar.

Conducir Con Nieve
Si ha caído nieve durante bastante rato y ha cuajado sobre el coche, hay que esperar a que deje de nevar de manera continua (retirar la nieve mientas sigue nevando no conduce a nada) y retirarla en cuanto se pueda. Si no se retira, la nieve puede congelarse y es mucho más difícil de retirar. La presencia de un montón de nieve congelada puede ser difícil de limpiar, pero una capa de hielo de varios centímetros de espesor es mucho peor de retirar.

Ya hemos hablado de la mejor manera de retirar el hielo del parabrisas, así que te recomiendo que leas este artículo anterior y podrás hacerlo con seguridad. Un consejo, deja el coche en marcha antes de ponerte con el parabrisas. De esta manera, los distintos elementos del coche irán tomando temperatura y será más seguro iniciar la marcha.

Arrancar el coche

Uno de los momentos más delicados es el de arrancar el coche con frío excesivo. Hay que distinguir los coches de gasolina de los que se mueven con diésel. El coche con motor de gasolina requiere menos energía de la batería para comenzar a funcionar que un coche diésel. Con esta premisa, hay que actuar de manera diferente si se trata de uno u otro.

También hay que recordar que es fundamental realizar un mantenimiento correcto. El anticongelante ha de estar presente en el coche, ya que es precisamente el elemento que protege los líquidos del coche. El lubricante también puede espesarse por el frío y según el que se utilice aguantará una temperatura u otra. Por ejemplo, el aceite SAE 25W resiste bien hasta temperaturas hasta 10º bajo cero. Si es un aceite SAE 20W, la temperatura puede bajar hasta los 15ªC. Cuanto menor sea el SAE, menos temperatura puede aguantar el aceite en condiciones óptimas. Pero ojo, cada motor necesita un tipo diferente de lubricante y no sirve de nada poner otro. Además, puede traer serias complicaciones en el motor.

En cuanto a las condiciones del combustible, el nivel de congelación de la gasolina está marcado en 100ºC bajo cero, así que no hay problema. Si hablamos de diésel, la temperatura en la que comienza a perder eficiencia es de -10ºC, aunque el combustible comercial está tratado para funcionar con temperaturas más bajas.

Entonces, ¿cómo debemos arrancar el coche en condiciones de frío extremo? La batería es un elemento fundamental. Si el frío le ha afectado, se habrá descargado y no funcionará con normalidad. A la hora de arrancar un coche de gasolina hay que girar la llave y esperar. Si no arranca en los primeros 5 segundos, hay que parar y dejar que pasen unos 20 segundos para volverlo a intentar. Si se prueba cuatro veces y no arranca, hay que cerrar el contacto y esperar 2 minutos.

Cómo conducir sobre nieve: consejos y recomendaciones

Cómo conducir sobre nieve: consejos y recomendaciones

Conducir sobre nieve con seguridad requiere de una serie de conocimientos que todo conductor debe conocer. Analizamos los más importantes para situación extrema

LEER MÁS

Al necesitar poca energía para mover, es posible que haya suficiente batería para arrancar. Si no lo hay, se tendrá que recurrir a las pinzas o al servicio de asistencia en carretera para arrancar y sustituir la batería cuanto antes. Si hablamos de un diésel, estos activan un calentador que existe en cada cilindro y que permiten que el combustible alcance la temperatura adecuada para funcionar. Para que actúen correctamente, es conveniente activarlos sin arrancar. Una vez se hayan calentando, hay que realizar la misma acción tres o cuatro veces para que todo esté en condiciones.

Es el momento de arrancar y dejar que el motor alcance la temperatura óptima de trabajo y se pueda funcionar sin problemas. Mientras el coche se pone a punto, es el momento de eliminar el hielo del parabrisas y dejar que la temperatura permita alcanzar los grados necesarios para mover con seguridad. No hay que olvidar retirar la nieve que hay sobre el vehículo, alrededor de las ruedas y de la luneta trasera, para tener toda la visibilidad y capacidad de maniobra.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.