Aston Martin presentará un retrovisor digital con tres cámaras en el CES 2020

Aston Martin presentará un retrovisor digital con tres cámaras en el CES 2020

Escrito por: Victor Alós Yus    5 enero 2020     2 minutos

Tres cámaras integradas en el techo y en cada uno de los retrovisores externos permitirá tener una imagen completa y sin puntos ciegos de la parte trasera

El CES es una de las ferias de tecnología de consumo más importante del mundo, si no la más importante. En esta cita los fabricantes de automóviles también aprovechan para mostrar esa parte de la tecnología que se aplica a los coches y que ayudan a mejorar la seguridad en la conducción. Una de esas novedades que veremos en el CES de este año será el retrovisor digital de Aston Martin, que ofrece la novedad de que mostrará las imágenes de tres cámaras instaladas en el coche.

Estas tres cámaras enfocarán la parte posterior del coche y mostrará todo lo que hay detrás, evitando los puntos ciegos y permitiendo que el conductor sea totalmente consciente de todo lo que ocurre detrás de él. Este sistema está instalado sobre un Aston Martin DBS Superleggera.

Retrovisor Digital Aston Martin (3)

Para conseguir esta imagen total de la parte posterior del coche, el DBS Superleggera cuenta con una cámara ubicada en el techo del modelo, además de contar con dos cámaras colocadas de manera discreta en cada uno de los dos retrovisores exteriores. La imagen captada por las tres cámaras aparece en el espejo del retrovisor, de manera que permite una visión muy completa y segura durante la conducción.

Aunque algunos fabricantes han optado por sustituir los retrovisores externos por cámaras, Aston Martin utiliza este sistema híbrido, que aunque utiliza espejos en su posición normal, estos incluyen una cámara que recoge la imagen posterior y mejora la visibilidad. Algo muy práctico, ya que aunque coches como el Audi e-tron cuenta con cámaras en lugar de retrovisores tradicionales, en Estados Unidos no puede utilizar esta tecnología todavía.

El problema que representa esto es el diseño de dos versiones, una con espejos tradicionales y otra con cámaras digitales. Con la aplicación de esta solución híbrida, desaparece el problema y se puede utilizar ambas tecnologías sin problemas de homologación. Aunque fallen las cámaras, siguen siendo útiles los espejos retrovisores, así que simplemente se utiliza la tecnología para mejorar la visibilidad y no se depende completamente de ellas. Una ventaja que podría convertirse en un estándar en los modelos de la marca británica, si convence a los compradores.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.