Aston Martin Valhalla: 950 CV para el nuevo superdeportivo híbrido de Aston Martin

Aston Martin Valhalla: 950 CV para el nuevo superdeportivo híbrido de Aston Martin

Escrito por: Antonio Roncero   @roncero_antonio    15 julio 2021     4 minutos

Un motor V8 biturbo y dos motores eléctricos se encargan de rendir 950 CV, que colocan al nuevo Aston Martin Valhalla en el Olimpo de los supercoches.

Cuando uno habla de un superdeportivo no es solo una cuestión de potencia, se trata de la experiencia de conducción que es capaz de proporcionar ese coche. Y en Aston Martin han evolucionado su concepto Valhalla para convertirlo en un vehículo de producción que se gane por derecho propio la entrada en el Olimpo de los supercoches de altas prestaciones, capaces de transmitir una experiencia de conducción al alcance de muy pocos.

Sirva como dato el tiempo objetivo que se ha marcado Aston Martin para el Valhalla en una vuelta a Nürburgring: muy pocos coches en la actualidad, incluso de competición, pueden pensar en parar el crono en 6 minutos y 30 segundos en una vuelta al Nordschleife.

Aston Martin Valhalla: bebiendo en las fuentes de la Fórmula 1

La presentación del nuevo coche en la sede del equipo Aston Martin Cognizant Formula OneTM no es casual: Aston Martin regresa al GP de Gran Bretaña de F1 tras más de 60 años, y su nuevo supercoche tiene mucha tecnología heredada de los monoplazas de carreras.

Aston Martin Valhalla 4

Su sistema de propulsión híbrido enchufable rinde 950 CV, con un motor V8 biturbo en posición trasera y dos motores eléctricos y la estructura de fibra de carbono y el concepto aerodinámico están basados en los del Aston Martin Valkyrie. Si nos centramos en la parte mecánica, el V8 con doble turbocompresor de 4 litros de cilindrada rinde 750 CV a 7.200 rpm, que se transmiten a las ruedas posteriores. Los dos motores eléctricos del sistema híbrido aportan 204 CV adicionales, lo que permite llegar a la potencia combinada de casi 1.000 CV, y a los 1.000 Nm de par máximo.

El Valhalla puede desplazarse únicamente consumiendo electricidad y movido por el motor eléctrico delantero cuando se elige el modo de conducción “EV”, mientras que en el resto de modos los motores eléctricos delantero y trasero pueden repartir la potencia que generan a cada eje, de forma constantemente variable, según la situación de conducción.

Aston Martin Valhalla 5

La caja de cambios DCT de 8 marchas se ha diseñado específicamente para el Valhalla. Por primera vez en Aston Martin es de doble embrague y cuenta con una función “e-reverse” que utiliza los motores eléctricos del sistema híbrido enchufable. Esto permite eliminar la marcha atrás convencional, con el consiguiente ahorro de peso.

Las prestaciones oficiales anuncian una velocidad máxima de 330 km/h, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 2,5 segundos. En modo eléctrico la autonomía máxima estimada es de unos 15 km, pudiendo circular a una velocidad máxima de 130 km/h.

Diseñado para una experiencia de conducción superior

Más que nunca, en el Valhalla se puede aplicar el conocido tópico de que estamos ante un auténtico F1 carrozado para circular por la calle.

Las suspensiones del eje delantero son de tipo “push-rod”, como las de un Fórmula 1, mientras que en el eje trasero se utiliza un esquema multibrazo. La amortiguación es adaptativa, y cuenta con un modo “Track” en el que se reduce la altura y se optimiza al máximo la carga aerodinámica.

Aston Martin Valhalla 10

En el eje posterior se utiliza un diferencial electrónico de deslizamiento limitado, y la capacidad de frenada queda garantizada por los frenos Carbon Ceramic Matrix, con discos de carbono y tecnología “brake-by-wire”, que transmite impulsos eléctricos desde el pedal, sin conexión mecánica entre éste y el circuito de frenos. Para los neumáticos se confía en Michelin, con llantas de 20 pulgadas en el eje delantero y de 21 pulgadas en el eje trasero. El peso total en seco anunciado es de 1.550 kg.

La aerodinámica activa permite generar hasta 600 kg de carga (a una velocidad de 240 km/h) que “pegan” el coche al asfalto. Lo mejor es que los diseñadores han conseguido crear este efecto sin perjudicar el diseño y las líneas de la carrocería del Valhalla, fabricada en fibra de carbono.

El supercoche utiliza puertas de apertura en forma de diedro, articuladas hacia adelante, con recortes en el techo que facilitan la entrada y la salida al habitáculo. La toma del techo proporciona aire al motor V8. En el habitáculo, con un puesto de mandos centrado claramente en el conductor, hay cabida para un sistema multimedia con una pantalla táctil que incorpora conectividad con Apple CarPlay y Android Auto. Tanto los pedales como la columna de la dirección son ajustables, lo que permite que los asientos estén anclados a la estructura del chasis.

Aston Martin Valhalla 14

Entre el equipamiento “de calle” del Valhalla destacan los faros Matrix LED, o asistentes a la conducción como la frenada de emergencia automática, el control de crucero activo o la cámara de aparcamiento trasera.

Galería de imágenes Aston Martin Valhalla

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.