El BMW M5 y el Mercedes E63 AMG S: las dos berlinas más radicales se ven cara a cara

El BMW M5 y el Mercedes E63 AMG S: las dos berlinas más radicales se ven cara a cara

Escrito por: Javier López    26 marzo 2018     Sin comentarios     3 minutos

El BMW M5 y el Mercedes E63 AMG S son rivales por excelencia y hoy se han visto las caras en una carrera de drag. Ambos ofrecen unas prestaciones semejantes.

Las berlinas deportivas son un segmento que desprenden una combinación perfecta entre deportividad y comodidad, pero con el paso del tiempo sus atributos son más propios de un auténtico superdeportivo que de un vehículo tradicional. Dos grandes ejemplos y representantes de las berlinas con un claro carácter radical son el BMW M5 y el Mercedes E63 AMG S, dos vehículos que rivalizan directamente. Ambos modelos se han visto las caras gracias a los chicos de Carwow, quienes los han enfrentado en un carrera de aceleración.

Ambas firmas germanas han sido las encargadas de crear un largo legado de berlinas deportivas, las cuales han ido haciendo historia a medida que su vida avanzaba generación tras generación. Tanto BMW como Mercedes han puesto sus máximos esfuerzos para acoplar la última tecnología en sus vehículos estrellas, ofreciendo a sus clientes la posibilidad de realizar un cómodo viaje y, al mismo tiempo, desconectar todo y dar rienda suelta al lado más travieso y agresivo del M5 y del E63 AMG.

Esto es lo que ha pasado en este vídeo, en el cual ambos modelos se enfrentan sin tapujos con el objetivo de demostrar de una vez por todas cuál es el más rápido. Debemos recordar que tanto el Mercedes como el BMW cuentan con una puesta a punto muy similar, algo que hace aún más difícil definir a un claro ganador, sin embargo, este cortometraje nos ayudará a salir de dudas y ver las prestaciones de las berlinas germanas en acción.

Si levantamos el capó del Mercedes, nos encontraremos con un poderoso V8 biturbo de 4.0 litros más que conocido por darle vida a casi todos los modelos de la firma con apellido AMG. Este es capaz de erogar 612 CV de potencia y 850 Nm de par, cifras que en circunstancias normales se reparten entre ambos ejes pero, gracias al nuevo sistema 4Matic+, el E63 AMG es capaz de enviar toda la fuerza al tren trasero y convertirse en una auténtica máquina de derrapar.

BMW tampoco se ha quedado corto, puesto que su última creación también ofrece un sistema de tracción con el mismo funcionamiento denominado M xDrive, en el que la fuerza que emana su motor se desvía directamente para alimentar a las ruedas traseras. El corazón del M5 se caracteriza por ser un V8 biturbo de 4.4 litros capaz de desarrollar 600 CV y 750 Nm de par, cifras más que suficientes para poner en un aprieto a un superdeportivo tradicional.

En la carrera de drag llevada a cabo en el vídeo, podemos observar como el Mercedes E63 AMG S toma ligeramente la delantera sobre el BMW, algo que se debe a sus 12 CV más y a sus 100 Nm de par más. Sin embargo, la aceleración no ha sido lo único que se ha medido en esta prueba, puesto que la frenada también ha sido un factor fundamental para determinar un ganador absoluto.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.