BMW Serie 4 Gran Coupé, presentación y prueba en Madrid

BMW Serie 4 Gran Coupé, presentación y prueba en Madrid

Escrito por: Daniel Valdivielso   @valdi92    20 junio 2014     2 Comentarios     4 minutos

Es el turno de ponerse a los mandos de uno de los BMW más llamativos de los últimos tiempos. Hablamos del Serie 4 Gran Coupé, la versión de 5 puertas de la Serie 4 Coupé.

En Highmotor ya hemos tenido la oportunidad de probarlo y conducirlo en una jornada en la que hemos podido comprobar que el ADN BMW sigue presente en este modelo.

Exterior y dimensiones

El diseño exterior del Gran Coupé es uno de los puntos más llamativos. A simple vista, y si nos encontramos con una unidad de pasada, es probable que tengamos que mirarlo dos veces para darnos cuenta que no estamos ante la versión coupé, ya que el diseño de la parte posterior está tan conseguido que las puertas traseras han quedado muy bien disimuladas.

Gran Coupé 13

El frontal es exactamente el mismo que el de las versiones Coupé y Cabrio, de forma que no encontraremos la más mínima diferencia. En la parte trasera ocurre algo similar, ya que obviando el hecho de que se trata de una versión de cinco puertas en la que el portón del maletero incluye la luneta, las diferencias son mínimas.

Gran Coupé 15

En términos de dimensiones, el Serie 4 Gran Coupé es ligeramente más largo que la versión de dos puertas, alcanzando una longitud total de 4.638 mm. La altura es otro de los parámetros que varía, aumentando en 5 mm respecto al coupé.
El maletero del Gran Coupé tiene exactamente las mismas dimensiones que las del Serie 3 berlina, cubicando un total de 480 litros, ampliables a 1.300 si abatimos los respaldos.

Interior

En cuanto al interior, el Gran Coupé comparte el salpicadero y las plazas delanteras de las versiones Coupé y Cabrio, de forma que tenemos a nuestra disposición una consola bien rematada, con materiales de calidad y ajustes estudiados. Es, en general, un lugar muy agradable en el que pasar tiempo. Los asientos básicos son algo justos, con pocos ajustes y una sujección lateral por debajo de la media, algo que se soluciona escogiendo los asientos deportivos opcionales.

Gran Coupé 11

La segunda fila de asientos es considerablemente más amplia que la de la versión Coupé, contando además con el aliciente de poder alojar a 3 pasajeros, en lugar de los dos que admiten las versiones Coupé y Cabrio. Tanto el espacio para las piernas como para la cabeza son suficientes.

Equipamiento

El equipamiento de este BMW destaca para bien, puesto que desde la marca han decidido dotar al Gran Coupé con apertura eléctrica del portón trasero, faros bixenón, llantas de 17 pulgadas, sensores de lluvia y luces o sistema de llamada de emergencia avanzada, además del equipamiento básico de cualquier modelo de su segmento. Además, es posible montar hasta 4 líneas de equipamiento diferentes, a saber: Sport (2.250€), Luxury (2.250€), Modern (2.250€) y M Sport (4.150€). Cada una de ellas otorga al Gran Coupé un estilo diferenciado y personal.

Gran Coupé 7

Durante su lanzamiento, el BMW dará la opción de escoger dos paquetes a precio reducido con los que ampliar el equipamiento de los Gran Coupé. Son los Premiere Edition y M Sport Edition, cada uno con un coste de 990€.
Las posibilidades de equipamiento del Serie 4 Gran Coupé son casi infinitas, con elementos como el control de crucero activo o los faros LED autoadaptables, ambos opcionales.

Conducción

El Serie 4 Gran Coupé es un auténtico BMW a la hora de sentarse tras el volante. Haciendo gala siempre de un comportamiento deportivo y dinámico, este modelo se mantiene siempre estable, ofreciendo grandes dosis de aplomo. Además, es realmente cómodo a la hora de realizar grandes kilometradas por autovía, aunque con la suspensión M se vuelve algo duro a la hora de gestionar las imperfecciones del asfalto.

Gran Coupé 4

Nuestra unidad de pruebas montaba el propulsor 2.0 diésel de 184 CV (420d) acompañado por una caja de cambios automática de 8 velocidades por convertidor de par. Si bien el propulsor puede resultar algo áspero a la hora de achucharlo, es realmente sorprendente la capacidad que tiene para mantener cruceros a alta velocidad con consumos muchas veces inferiores a los 5 litros, cifras propias de vehículos de menores prestaciones.
Pudimos probar también un 420d con caja manual, que mantiene como siempre un tacto preciso y duro, propio de las transmisiones BMW.

En circulación lenta los consumos de nuestro 420d marcaron cifras que rondaban los 7 litros, si bien en autovía a 120 km/h la media se quedó en 4.8 litros, una cifra realmente buena para un vehículo de 4,5 metros, 1.500 kg (aprox) y 184 CV.

Fuente | Highmotor y BMW

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.