BMW X5 xDrive40d con 306 CV, prueba (Equipamiento, precios y valoración general)

BMW X5 xDrive40d con 306 CV, prueba (Equipamiento, precios y valoración general)

Escrito por: Diego G. Moreira    25 abril 2012     4 Comentarios     4 minutos

Tercera parte de la prueba del BMW X5 xDrive40d con 306 CV, en este apartado analizamos la seguridad, equipamiento y precios. Además finalizamos la prueba con nuestra valoración general sobre el modelo probado.

Como de costumbre cerramos la prueba del BMW X5 con esta última parte, pero hasta el momento ya os hemos comentado cómo se comporta su potente motor diesel de 306 CV o revisamos todos los detalles del diseño, interior, así como la amplitud y calidad interior.

Ahora en la tercera parte nos toca el repaso al equipamiento (seguridad incluido), así como hablar de los precios y finalizar con nuestra valoración general del BMW X5. En equipamiento nuestra unidad venía completita con prácticamente todo, algo que claro está, abultaba la factura final.

Equipamiento

De serie en materia de seguridad tenemos elementos como: airbags frontales, laterales y de cabeza, control dinámico de estabilidad (que integra sistemas como el ABS, ESP y asistente a la frenada de emergencia, entre otros), control de descenso de pendientes, luz de freno dinámica que destella cuando hacemos una frenada de emergencia para avisar a los vehículos que nos preceden.

Con todo este equipamiento de seguridad, en las pruebas de seguridad EuroNCAP no extraña que haya conseguido las cinco estrellas en las pruebas realizadas en 2003, es decir, del modelo antes del restyling.

Entre la nutrida lista de extras de nuestra unidad de pruebas, vamos a destacar algunos que nos parecieron interesantes o que destacaban por su practicidad o funcionamiento. Entre ellos teníamos el Head-Up display, que proyectaba la información en el parabrisas del coche y que destacaban por la cantidad de información que teníamos disponible sin sacar la vista de la carretera. Puesto que proyectaba todo lo relativo a velocidad, señales, información de navegación y cruise control.

También encontrábamos como extra las luces bi-xenon, que ofrecían una iluminación muy buena, así como, la función de faros direccionables y con largas automáticas que se conectaban y desconectaban sólas al detectar un vehículo o zonas bien iluminadas.

No podemos olvidar el completo sistema de navegación que hasta reproducía vídeos y nos permitía conectarnos a internet usando nuestro smartphone como modem, pero claro era un elemento opcional, junto con las tomas AUX y USB que también equipaba. Finalmente, ya repasamos en la segunda parte, el paquete de cinco cámaras exteriores que nos ha parecido un elemento muy práctico.

Precios

  • X5 M50d 381 CV 92.500 euros
  • X5 xDrive30d 245 CV 61.600 euros
  • X5 xDrive35i 306 CV 62.500 euros
  • X5 xDrive40d 306 CV 65.200 euros
  • X5 xDrive50i 408 CV 85.700 euros

El precio final de nuestra unidad de pruebas, tras sumar varios extras y el Paquete Deportivo M, rondaba los 98.000 euros (aprox.).

Valoración General

Deportividad con apariencia SUV, así es el BMW X5 y más cuando nuestra unidad de pruebas equipa el pack deportivo M, que no hace más que acentuar ese carácter deportivo del coche. El BMW X5 no destaca especialmente por sus aptitudes fuera del asfalto, se mueve con soltura pero no es su terreno ideal, puesto que lo suyo son carreteras, incluso con curvas, donde ha demostrado un aplomo y estabilidad impropia de un todoterreno.

Este motor diesel de 306 CV es muy prestacional a la vez que mantiene unos consumos razonables, además es bastante más moderno que otros diesel de similar potencia que equipan SUVs de otras marcas premium. Nos hubiera gustado tener un veredicto más conciso en lo referente a aptitudes 4×4 del BMW X5, pero nuestra unidad no estaba equipada con esa orientación.

Si buscas un todocamino que sea ágil, que sea prestacional e imponga tanto por presencia como por comportamiento y al mismo tiempo te permita disfrutar de una conducción deportiva sin que la parte SUV sea un inconveniente, este es tu coche.

Por dentro nos ha gustado la presentación, sobretodo por los típicos mandos e interiores BMW, ordenados y con todo a mano. La calidad interior es elevada y todo está bien terminado, pero quizás algunos elementos deberían ser de serie, como el salpicadero de cuero o los asientos, pero las extensas listas de extras son habituales en las marcas premium.

El espacio es otra baza del X5, sobretodo en las plazas traseras donde pueden viajar cómodos tres adultos. Pero la tercera fila de asientos no destaca precisamente por espaciosa, cumple su función para un uso ocasional, pero hay otras alternativas con más espacio dentro del segmento SUV (y con menos también, todo hay que decirlo).

Y en general nos ha parecido un vehículo comprometido con la deportividad, no sólo por los elementos opcionales del equipamiento o su diseño, sino por su buen comportamiento en carretera y agilidad. Mientras que finalmente, el precio a pagar, se sitúa dentro de lo normal del segmento. Como ejemplo tenemos un Mercedes ML 350 CDI de 265 CV arranca en los 65.525 euros (apenas 300 euros más caro que el X5) y el Audi Q7 3.0 V6 TDI de 245 CV arranca en los 65.210 euros (es decir, sigue siendo más potente y barato el BMW X5).

Fotos | David Taboada, Equipo de pruebas
Agradecimientos a los colaboradores en la sesión de fotos y pruebas off-road del modelo

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.