Este Chevrolet Corvette de 1.000 CV ha querido convertirse en el rey del drifting subiendo un puerto de montaña derrapando

Este Chevrolet Corvette de 1.000 CV ha querido convertirse en el rey del drifting subiendo un puerto de montaña derrapando

Escrito por: Javier López    14 octubre 2018     Sin comentarios     3 minutos

Matt Field y su Chevrolet Corvette de 1.000 CV han decidido enfrentarse a este puerto de montaña, el cual han conseguido coronar derrapando de lado a lado.

El drift no solo se presenta como una modalidad dentro del mundo de la competición, sino también como un arte que muchos ansían dominar pero que muy pocos lo consiguen. El desplazamiento voluntario de la zaga de un coche no es sencillo, pero cuando pilotos profesionales como Matt Field se ponen al volante de auténticas máquinas de derrapar, hasta parece una tarea para todos los públicos. Esto es lo que ha sucedido con el piloto americano y su Chevrolet Corvette de 1.000 CV, los cuales se han enfrentado codo con codo a un puerto de montaña por el que han derrapado en todas y cada una de sus curvas.

Hace poco, fuimos testigos de cómo un Ford Mustang cubrió todo el trazado de Nürburgring meneando el eje posterior de lado a lado, pero ahora nos encontramos con esta otra proeza por cortesía de Matt Field. El piloto de nacionalidad estadounidense se presenta como todo un profesional en el mundo de la competición, pero en esta ocasión ha querido vérselas cara a cara con un terreno que dista mucho de un circuito al uso.

Este puerto de montaña -el cual ha sido cerrado- se ha presentado como el terreno idóneo para seguir sacando partido de las claras aptitudes para derrapar del fiel compañero de Matt, un Chevrolet Corvette muy especial. Este no solo cuenta con una clara preparación enfocada para realizar con éxito los derrapes, sino también con un propulsor capaz de generar hasta 1.000 CV de potencia. Mezclando esta base con la experiencia de Field al volante, podemos ser participes de un conjunto abrumador.

Gracias al propulsor V8 sobrealimentado que se esconde en el muscle car por excelencia y al envío de toda su potencia al eje posterior, Matt ha conseguido derrapar en todas y cada una de las curvas de este atractivo tramo. El piloto americano y su fiel Chevrolet Corvette consiguen devorar cada centímetro del puerto de montaña en cuestión de segundos, el cual se presenta como un escenario peligroso para el drift en caso de que no lo domines.

Esto lo podemos ver reflejado en los pocos quitamiedos que se encuentran en esta carretera, y los cuales son rozados por Field y la zaga de su Corvette. Al mismo tiempo, podemos observar como el equipo de boxes de Matt cambian las ruedas y llenan el tanque de combustible en apenas unos segundos, un tiempo que no impide al piloto americano salir quemando llanta y encauzar a su Chevrolet Corvette hacia la siguiente curva.

De esta forma, Matt Field nos ha demostrado su precisión propia de un cirujano a la hora de enlazar curvas con la zaga por delante, una tarea que requiere años para poder perfeccionarla. Al mismo tiempo, la dulce melodía del propulsor V8 de su Chevrolet Corvette llegando al corte es música para nuestros oídos, siendo un componente imprescindible en este espectacular vídeo.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.